ENTREVISTA: DAVID M. SANTANA, ACTOR ESPAÑOL DE LA SAGA DE “STAR WARS”

0
174
David M. Santana

El 21 de diciembre de 2016 la tienda de cómics Comicsería (Santa Cruz de Tenerife) llevó a cabo un evento de firmas en el que pudimos entrevistar a David M. Santana, el primer actor canario (nacido de Gran Canaria pero residente en Londres) que participó como figurante en Star Wars: El despertar de la fuerza (2015) de J.J. Abrams y en “Rogue One: Una historia de Star Wars (2016) de Gareth Edwards.

¿Cómo accediste a participar en Star Wars: El despertar de la fuerza (2015)?:

Accedí por una casualidad, gracias a una chica de Tenerife que conocí en Londres que me dio una tarjeta. A ella la había parado por la calle una agente encargada de buscar extras, dobles y stand-in para una película. Después de entregar el curriculum me seleccionaron para la película Everest (2015), y a raíz de esta experiencia contaron conmigo para una película que resultó ser El despertar de la fuerza. Cuando llamé a mi madre por teléfono a Gran Canaria y le conté que me habían seleccionado para la nueva película de Star Wars, ella se puso a llorar al saber que yo siempre he sido muy fan.

¿Qué personajes has encarnado en este film y en Rogue One: Una historia de Star Wars (2016)?:

En El despertar de la fuerza encarné a un Core-Storm Trooper (uno de los 10 Storm Troopers principales y aparezco en la escena en la que Kylo Ren (Adam Driver) entra en cólera y otro Storm Trooper y yo nos damos la vuelta), un Heavy Gunner (artillería pesada con los cargadores en el pecho) y Snow Trooper Officer con la hombrera roja.

Gracias al buen trabajo que realizamos en esta, a otros figurantes y a mi nos llamaron para Rogue One, donde hice de un Scarif Trooper líder de escuadrón, Scarif Trooper normal, Storm Trooper clásico y un soldado rebelde.

¿Cuáles fueron tus inicios profesionales en Londres?:

Empecé a estudiar Arte Dramático en Londres en varias academias como The Actors Center o Identity School of Acting, que me la recomendó el actor John Boyega. Llevo cuatro años trabajando y mi papel más importante fue en un spot publicitario que en realidad es un cortometraje que traslada al mundo del cine el concepto de spot turístico. Su título es The Soul of the Bohemia (2016), en el que promociono al Hotel Bohemia and Spa de Gran Canaria. Yo interpreto a Mark Shepard, que es un youtuber con una gran memoria fotográfica, y por esta razón me contrata un escritor ciego llamado Mr. Crombie (Mark Flynn Rutter).

¿Qué opinas de los actores o figurantes que se ganan la vida participando en eventos relacionados con Star Wars?:

Como fan de Star Wars desde pequeño, disfruto mucho con este tipo de eventos porque entras en contacto con otros seguidores para hablar de lo que más te gusta. Sin embargo, lo que no quisiera es estancarme en ello, porque al ser joven, tengo hambre por participar en otros proyectos. Y aunque ya me han visto interpretando con un casco, quiero que lo hagan viéndome interpretar a diferentes personajes, para así no sólo quedarme en ser el Storm Trooper canario. A mi ser doble no me supone un gran beneficio, pero es un trabajo más que hago para ganar dinero, aunque no me da papeles, y la agencia que me representa no lo va a utilizar como muestra.

¿Cómo ha sido conocer a actores emblemáticos de la saga como Mark Hamill?:

Una gran experiencia, yo lo pude conocer junto a otros figurantes en un evento de Star Wars en el que me contrataron, y Mark se acercó para saludarnos. Es alguien muy amable y accesible.

David M. Santana

Cómo fan de la trilogía clásica de Star Wars, qué opinas de la segunda trilogía y de El despertar de la fuerza y Rogue One?:

Para mi la segunda trilogía nunca llegará a la altura de La guerra de las galaxias (1977), El imperio contraataca (1980) y El retorno del Jedi (1983). El despertar de la fuerza me gustó porque mantiene la magia de la trilogía clásica, pero en muchas cosas no deja de ser una especie de remake-homenaje de La guerra de las galaxias, es una fórmula de repetir lo que que ya ha funcionado, y quizá lo que hizo George Lucas con la segunda trilogía fue más arriesgado por contar algo diferente. De todas formas, lo que hicieron J.J. Abrams y Lawrence Kasdan en El despertar de la fuerza fue plantar una semilla para un macguffin que se responderá en los “Episodios 8 y 9”.

Respecto a Rogue One, me ha encantado. Los últimos 20 minutos son de lo mejor que tiene la saga en estos últimos años. Quizá en los primeros minutos le cuesta arrancar, pero como fan me voy con un muy buen sabor de boca, y espero que se siga manteniendo ese mismo nivel.

Como actor, ¿qué opinas de estos años gloriosos que está viviendo la televisión norteamericana y británica?:

Como actor, eso es una auténtica maravilla. Yo me considero más un actor de pantalla que de teatro, aunque también lo he hecho. Antes los actores sólo pensábamos en el cine, pero ahora una serie de televisión te puede encumbrar en lo más alto. Y además, con la diversidad de personajes y de razas, como actor español me considero afortunado, ya que estamos en una buena época. Hace poco estuve trabajando en la serie Sense8 de Netflix, a las órdenes de Lana Wachowski. Yo hago de doble de cuerpo de Lito Rodriguez, el personaje que encarna Miguel Ángel Silvestre, y aunque yo no tengo el cuerpo suyo, me seleccionaron porque tenemos la misma altura, color de pelo y de piel y la anchura de la espalda es muy parecida.

¿Cómo fue trabajar con Lana Wachowski?:

Fue muy bien, al igual que J.J. Abrams y Gareth Edwards, Lana es muy educada y profesional.

¿Qué otras actividades profesionales has desarrollado al margen de la actuación?:

También tengo la carrera de traductor y la he desarrollado compaginándola con la de actor, que es mi vocación y mi pasión, lo que realmente me gusta.

Desde tu punto de vista como traductor, ¿qué opinas de los doblajes manipulados que se han hecho en España con películas y series norteamericanas para adaptar los chistes y gags a nuestra cultura cuando el referente aquí no es conocido?:

Como traductor he dado clases de doblaje y los dobladores españoles son los segundos mejores del mundo después de Japón, porque a los japoneses se les considera actores por la relevancia que tiene el doblaje del anime. Yo siento mucho respeto por los actores de doblaje españoles y tengo buenos amigos en el sector, como Fernando Cabrera, doblador de Kylo Ren en El despertar de la fuerza. Yo considero que en España no todos somos angloparlantes y el doblaje no debe morir nunca. En lo referente al tema de la alteración del original, en países Suecia o Portugal, esto no ocurre. Hay casos concretos como en Los Simpson, donde no se produce esta modificación, ya que se nombra el personaje de la versión original, aunque aquí no lo conozcamos, pero hay que hacerlo, porque incluso en ocasiones, ese personaje aparece en pantalla. Yo cuando veía a Will Smith en El príncipe de Bel Air imitando a Chiquito de la Calzada o nombrando a Carmen Sevilla, me reía y entendía la referencia cultural, y no tengo ningún problema con ello. Como traductor lo más difícil es traducir esas referencias culturales, y para mi los dobladores han salido al paso de una manera muy digna.

15902537_10211411226186657_1740574349_o