REPORTAJE: BATMAN. Las cinco caras de Bruce Wayne

2781
Adam West. Batman
Adam West con el traje vintage de Batman.

Desde los seriales de años cuarenta, hasta “El Caballero Oscuro: La leyenda renace” (2012), varios han sido los uniformes que ha utilizado Bruce Wayne/Batman, y un total de cinco los actores que lo han interpretado en una serie televisiva y en ocho películas.

En nuestro viaje por las distintas versiones del héroe de Gotham City, trataremos de indagar en su peculiar fondo de armario, y también sobre los actores que lo han encarnado con mayor o menor fortuna.

BATMAN: LA SERIE (1966-68) Y LA PELÍCULA (1966)

EL BATARMARIO

Los primeros en interpretarlo fueron los actores de seriales Lewis Wilson en Batman (1943), y Robert Lowery en Batman and Robin (1949). Sus arcaicos vestuarios y la escasa forma física de ambos, abrieron el camino que luego retomó Adam West en la exitosa serie televisiva Batman (1966-68) de tres temporadas.

El traje que lució este actor fue obra de Andrew Pallack y Jan Kemp, los cuales optaron por un diseño muy parecido al de los cómics originales de Bob Kane, compuesto por una estrecha malla gris, acompañada por una capucha de tela de color azul marino (y con cejas y el contorno de la nariz pintados de gris), a juego con la capa brillante, los guantes, el calzón y las botas. También respetaba el clásico símbolo con el murciélago negro sobre fondo amarillo, y el cinturón de este último color. Este look con apariencia de disfraz, resultó acorde con el tono desenfadado y pop de la serie, que aún era más palpable con las histriónicas interpretaciones de su protagonista y de su compañero de reparto Burt Ward (Dick Grayson/Robin). Este mismo vestuario fue utilizado en la versión cinematográfica de la serie estrenada en 1966.

Adam West. Batman
Adam West con el traje vintage de Batman.

EL HOMBRE TRAS LA MÁSCARA: ADAM WEST

Nació el 19 de septiembre de 1928 en Washington (USA). Desde finales de los 50 y hasta mediados de los 60, intervino en episodios de las series 77 Sunset Strip, Bonanza, Perry Mason o Embrujada. Una vez finalizada su participación como el justiciero de Gotham, prestó su voz al personaje en la series animadas Las nuevas aventuras de Batman (1977), Tarzan and the Super 7 (1978), Los Superamigos (1984) y Super Powers Team: Galactic Guardian. En 1979 también lo encarnó en el sonrojante especial televisivo de imagen real Legends of the Superheroes (1979).

En los siguientes años fue actor invitado en series como Vacaciones en el mar, Historias de la cripta o Lois y Clark. En 1986 intervino en la serie de corta vida The Last Precinct, y cual Troy McClure cualquiera, pocos lo recordarán en películas como Fuerza Omega (1990) o Robo inocente (1997). En 2003 se volvió a reunir con Burt Ward en Batman recuerda, un extraño telefilm en el que ambos se interpretan a sí mismos, y se embarcan en una aventura para encontrar el Batmobile de la serie.

En los últimos años ha encontrado todo un filón como actor de doblaje en producciones animadas, interpretándose a sí mismo en dos episodios de Los Simpson, y participando en Batman, Animanía, Los padrinos mágicosBob Esponja, así como en las películas de Disney Chicken Little (2005) y Descubriendo a los Robinsons (2007).

Probablemente Seth MacFarlane es fan suyo, ya que desde 2000, West se dobla a sí mismo en la serie Padre de familia, donde el actor es el Alcalde de Quahog.

BATMAN (1989) Y BATMAN VUELVE (1992) DE TIM BURTON

EL BATARMARIO

En Batman (1989), fue el propio Tim Burton el encargado de colaborar con los diseñadores de vestuario Bob Ringwood y Tony Dunsterville. Inspirándose en la versión dibujada por Neal Adams  el traje era de color negro, exceptuando el símbolo clásico y el cinturón amarillo (con abundantes gadgets como batarangs, cuerdas para trepar, bombas de humo, pistolas o comunicadores directos con el Batmobile). En esta ocasión adquirió un aspecto de armadura pesada con abdominales, que era capaz de resistir balas y puñaladas (para su creación se usó el foam como principal material), algo que también podía hacer con sus guantes.

El contorno de ojos y párpados de Michael Keaton fue maquillado de color negro para lograr el efecto adecuado de la máscara (en las siguientes entregas también se recurrió a este maquillaje), la cual encajaba perfectamente con la angulosa mandíbula del actor. Hay que señalar que en ocasiones, la larga capa era usada como planeador, y que fue la primera ocasión en que se utilizó la pistola-ancla, luego incorporada a los cómics. Buscando un aspecto más amenazante, Keaton fue enfundado en unas botas con plataformas que aumentaban su altura (1,75) considerablemente.

Michael Keaton en "Batman" de Tim Burton
Michael Keaton en "Batman" de Tim Burton

Esta recreación encajó muy bien dentro del universo gótico y nocturno de Burton, y tanto éste como Keaton repitieron en su secuela Batman Vuelve. En esta entrega, el traje fue diseñado por Bob Ringwood y Mary E. Vogt, y resultó ser similar al de la primera parte, manteniendo el color negro pero con un aspecto más flexible, con una armadura pectoral más ancha, una capa diferente, y un anagrama que era más cercano al de los cómics.

La evolución de la armadura en Batman Returns de Tim Burton
La evolución de la armadura en Batman Returns de Tim Burton

EL HOMBRE TRAS LA MÁSCARA MICHAEL KEATON

Nació el 5 de septiembre de 1951 en Pennsylvania (USA). Sus primeros trabajos televisivos los llevó a cabo en series que no superaron la primera temporada: The Mary Tyler Moore Hour (1979), Working Stiffs (1979) o Report to Murphy (1982). A lo largo de los 80 actuó en comedias como Las locas peripecias de un señor mamá (1983), Turno de noche (1983), Johnny Peligroso (1984) o Una pandilla de lunáticos (1989). Su golpe de suerte llegó al protagonizar con Bitelchus (1988) de Tim Burton.

Exceptuando el thriller De repente un extraño (1991) o su papel en la coral Mucho ruido y pocas nueces (1993) de Kenneth Brannagh, su filmografía ajena a las dos entregas de Batman, contó de una serie de films poco destacables integrada por Un buen policía (1990), Mi vida (1993), The Paper: Detrás de la noticia (1994) de Ron Howard, Mis dobles, mi mujer y yo (1996), Medidas desesperadas (1997) o Jack Frost (1998). Mejor suerte tuvo con su papel del policía Jack Nicollette en Jackie Brown (1997) de Quentin Tarantino, un rol que luego repitió con un cameo en Un romance muy peligroso (1998) de Steven Soderbergh.

Posteriormente realizó algunos trabajos televisivos de prestigio como el telefilm Fuego sobre Bagdad (2002) o la miniserie The Company (2006). En fechas recientes participó en películas de dudosa calidad: el thriller sobrenatural Más allá (2005), o las comedias Una hija diferente”(2004), Herbie: A tope (2005) y Recién graduada (2009). También prestó su voz en dos películas de Pixar, siendo Chick Hicks en Cars (2006) y Ken en Toy Story 3 (2010). En 2012 estrenará la película de bajo presupuesto Penthouse North.

BATMAN FOREVER (1995) DE JOEL SCHUMACHER

EL BATARMARIO

En esta tercera entrega, Tim Burton asumió únicamente la producción, mientras que el nuevo director elegido fue Joel Schumacher y Val Kilmer se encargó de protagonizarla. Buscando una estética nocturna pero más colorista y cercana a la serie televisiva de los 60, el nuevo traje fue creado por Ingrid Ferrin y Bob Ringwood.

Al principio de la película se utilizó un diseño similar al de la segunda entrega, pero más ligero, anatómico y cercano a las esculturas de la Grecia Clásica, razón por la que se evidenciaba la musculatura de la armadura y se incluyeron los siempre criticados pezones. El nuevo cinturón pasó a ser de color negro. En lo referente a las alas de la capa planeadora, éstas eran de mayor tamaño.

En el clímax del film, Batman utilizaba el traje “Sonar”, entre azul y negro brillante, y donde se cambió la clásica insignia por una en relieve. El cinturón era de mismo color y también llevaba el anagrama en el centro del mismo. Entre las novedades, se incorporaron cohetes propulsores en los talones.

Val Kilmer y Chris con el trajer "Sonar" en "Batman Forever"
Val Kilmer y Chris O’Donnell con el traje “sonar” en “Batman Forever”

EL HOMBRE TRAS LA MÁSCARA: VAL KILMER

Nació el 31 de diciembre de 1959 en California (USA). Tras su debut como protagonista en la divertida Top Secret (1985), protagonizó Escuela de genios (1986) y fue el piloto “Iceman” en Top Gun (1986) de Tony Scott. En 1988 encarnó al aventurero Madmartigan en Willow de Ron Howard, y en 1991 fue un convincente Jim Morrison en The Doors de Oliver Stone. Entre sus siguientes films figuraron Extremadamente peligrosa (1993), Amor a quemarropa (1993) y Tombstone (1993).

Después de colgar el traje del hombre murciélago, llevó a cabo un papel secundario como uno de los ladrones en Heat de Michael Mann. Su siguiente película fue la decepcionante nueva versión de La isla del Dr. Moreau de John Frankenheimer, a la que siguieron Los demonios de la noche (1996) y El Santo (1997). Aunque parecía que su carrera iba a despegar definitivamente, en la nueva década protagonizó películas tan poco destacables como Planeta Rojo (2000). También probó suerte en el cine independiente, tanto con papeles secundarios en Pollock (2000), como con roles protagonistas en The Salton Sea (2002) o Sueños rotos (2003). En 2004 fue el padre de Alejandro Magno de Oliver Stone, y en 2005 coprotagonizó la comedia de acción Kiss, Kiss, Bang, Bang. Con bastantes kilos de más, compaginó trabajos de carácter en títulos como Desapariciones” (2003) de Ron Howard, Déj’a vu (2006) de Tony Scott o Teniente corrupto (2009) de Werner Herzog, con producciones de serie B como Cazadores de mentes (2004) de Renny Harlin, Moscow Zero” (2006), Jugando sucio (2006), La conspiración del silencio (2008), Enchufado en la red (2009), Lazos de sangre (2010), Matar al irlandés (2011) o Wyatt Earp’s Revenge (2012).

En la pequeña pantalla actuó en la miniserie “XIII: la conspiración” (2008), y prestó su voz a K.I.T.T. en la penosa nueva versión de “El coche fantástico”. En 2011 protagonizó Twixt, una rareza a las órdenes de Francis Ford Coppola. En 2012 estrenó otras películas de bajo presupuesto como Breathless, Seven Bellow, The Fourth DimensionRiddle. Próximamente estrenará otro film similar titulado Goat Island.

BATMAN Y ROBIN: DE JOEL SCHUMACHER

EL BATARMARIO

La cuarta película de la saga volvió ser dirigida por Joel Schumacher, y tras la negativa de Kilmer, el encargado de reemplazarlo fue George Clooney. Manteniendo la estética de la anterior, el traje fue obra de Ingrid Ferrin y Robert Turturice, los cuales optaron por un diseño cercano al de la tercera entrega, pero más azul metalizado que negro, y con el símbolo tradicional en el pecho. El cinturón era de mismo color y también llevó la insignia en el centro. En cuanto a las botas, las dotaron de extraños complementos como patines sobre hielo, ideales para las escenas que se enfrentaba a Mr. Freeze (Arnold Schwarzenegger).

Para el desenlace de la historia se utilizó un segundo y espectacular traje de color plateado y con el símbolo en relieve, siendo lo más destacado de tan decepcionante producción.

EL HOMBRE TRAS LA MÁSCARA: GEORGE CLOONEY

Nació el 6 de mayo de 1961 en Kentucky (USA). En sus primeros años como actor hizo apariciones en series como El Halcón Callejero, Hotel, Las chicas de oro y Roseanne, actuando también en fallidos episodios piloto, series de corta vida, o películas de serie Z como El regreso de los tomates asesinos (1985).

Su gran oportunidad no llegó hasta dar vida al Dr. Doug Ross en la exitosa serie Urgencias, interviniendo en la misma desde 1993 hasta 1999. Durante la emisión de esta producción, tuvo la oportunidad de protagonizar films como Abierto hasta el amanecer (1996) de Robert Rodríguez o Un romance muy peligroso (1998) de Steven Soderbergh, aunque tuvo menos suerte con la insulsa comedia romántica Un día inolvidable, y con su intento de convertirse en héroe de acción en El pacificador (1997) o en la propia Batman y Robin. En 1998 apareció brevemente en La delgada línea roja de Terrence Mallick, y luego se le pudo ver en films como Tres reyes (1999) de David O. Russel, y en el éxito veraniego La tormenta perfecta (2000) de Wolfgang Petersen.

Entre sus directores predilectos se encuentran colegas como Steven Soderbergh, que lo ha dirigido en la trilogía de Ocean’s Eleven (2001, 2004 y 2007), en el remake norteamericano de Solaris (2002), y en El buen alemán (2006); o Los Hermanos Cohen, con los que ha coincidido en Oh, Brother! (2000), Crueldad intolerable (2003) o Quemar después de leer”(2008).

Tras conseguir el Oscar y el Globo de oro al Mejor actor secundario por Syriana, logró demostrar con creces que era un estupendo actor en films como Michael Clayton (2007), Up in the Air (2009) de Jason Reitman o Los descendientes (2011) de Alexander Payne. Estos trabajos los ha alternó con rarezas como Los hombres que miran fijamente a las cabras (2009), la película animada El fantástico Sr. Fox (2009) de Wes Anderson, o el thriller romántico El americano (2010).

Convertido en un reputado director, guionista y actor estuvo al frente de su obra maestra Buenas noches, y buena suerte (2005), en la que llevó a cabo un papel secundario; y de Los idus de marzo (2011), que protagonizó. Su filmografía como realizador incluyó otros dos films: la poco conocida Confesiones de una mente peligrosa (2002), y la comedia romántica Ella es el partido (2008), donde compartió reparto con Rennée Zellweger. Hoy en día es una de las estrellas más sólidas del Hollywood actual, capaz incluso de dejar aparcada su etiqueta de galán. En 2013 estrenará Gravity, film de ciencia-ficción dirigido por Alfonso Cuarón, y donde comparte reparto con Sandra Bullock.

TRILOGÍA DE CHRISTOPHER NOLAN: BATMAN BEGINS (2005), EL CABALLERO OSCURO (2008) Y EL CABALLERO OSCURO: LA LEYENDA RENACE (2012).

EL BATARMARIO

Con la llegada del nuevo milenio y tras el mal sabor de boca dejado por “Batman y Robin”, Christopher Nolan al fin logró devolver al personaje a donde merecía con su trilogía protagonizada por Christian Bale.

El diseño de vestuario en la trilogía fue obra de Lindy Hemins.

Dado a que en el argumento de esta saga Lucius Fox (Morgan Freeman) era el hombre de confianza a la hora de crear los trajes, vehículos y gadgets de Bruce Wayne, en Batman Begins el traje adquirió un aspecto más sofisticado y dotado de avanzada tecnología militar. Buscando un diseño que convirtiese al hombre murciélago en una figura más enigmática, inquietante y fantasmal, una vez más se utilizó el color negro de manera casi integral, se volvió a utilizar una armadura pectoral con el símbolo en relieve, y el cinturón cambió el amarillo por el dorado. Su mayor resistencia, comodidad y flexibilidad permitió mejorar las escenas de acción. Entre las notables incorporaciones del mismo, encontramos una minicámara, un periscopio, control remoto para el Batmobile, equipo médico, bombas de humo, miniexplosivos, sonar, grandes alas con forma de ala-delta para planear mejor, o batarangs con aspecto de estrellas ninja (en referencia a la experiencia de Bruce Wayne en la Liga de las Sombras de Rha’s al Ghul).

En El Caballero OscuroEl Caballero Oscuro: La leyenda renace: La armadura mantuvo su color negro y su cinturón dorado, pero dejó de ser enteriza, y pasó a estar dividida en diversas piezas más flexibles y ligeras. Aunque la capucha era similar, se logró mejorar la movilidad del cuello, y su estructura pasó a ser parecida a la de un casco, especialmente recomendable para conducir el Batcycle. También se incorporaron otros artilugios como el sistema de sonar-visión, capaz de emitir señales de teléfono móvil.

EL HOMBRE TRAS LA MÁSCARA: CHRISTIAN BALE

Nació el 30 de enero de 1974 Gales (G.B.). A los 12 años hizo su debut en la pequeña pantalla con la miniserie Anastasia. Su primera gran oportunidad le llegó un año más tarde al protagonizar El imperio del sol”(1987) de Steven Spielberg, donde ya demostró sus dotes para la actuación. Tras su papel secundario en Enrique V (1989) de Kenneth Brannagh, y protagonizar un telefilm basado en La isla del tesoro (1990), no tuvo demasiada suerte con sus siguientes papeles juveniles en “La pandilla” (1992) y “Rebeldes del Swing (1993). A mediados y finales de los 90 fue actor de reparto en Mujercitas (1994), Retrato de una dama (1997) de Jane Campion y Sueño de una noche de verano(1999). En 1998 fue el rey del glam Arthur Stuart en Velvet Goldmine de Todd Haynes. A principios del siglo XXI reactivó su carrera con su papel del asesino psicópata Patrick Batmenan en American Psycho (2000), adaptación de la novela de Bret Easton Ellis. Después de otros trabajos de reparto en Shatf, the Return (2000) de John Singleton y La mandolina del Capitán Corelli (2001) de John Madden, en 2002 y 2003 protagonizó dos films de corte fantástico: Equilibrium, y la fallida El imperio del fuego. En 2004 destacó con su inquietante interpretación en El maquinista de Brad Anderson.

El éxito de su convincente Bruce Wayne en la saga de “Batman” de Christopher Nolan, lo llevó a protagonizar El truco final, también dirigida por este realizador. Su carrera también incluyó El nuevo mundo (2005) de Terrence Mallick, el western El tren de las 3 y 10 (2007) de James Mangold, o esa rareza en torno a la figura de Bob Dylan titulada I’m Not There (2007) de Todd Haynes. En 2009 fue un John Connor adulto en Terminator Salvation, y secundó a Johnny Depp en Enemigos públicos de Michael Mann.

En 2010 fue reconocido como Mejor actor secundario en los Oscar y los Globos de oro gracias a su excelente interpretación como el exboxeador y adicto a las drogas Dicky Ecklund en The Fighter de David O. Russell. En 2011 actuó en la superproducción China The Flowers of War de Zhang Yimou. Finalizada su participación en El Caballero Oscuro: La leyenda renace, su carrera parece imparable, y en 2013 estrenará la película “Out of the Furnace”.

Actualmente rueda dos nuevos films a las órdenes de Terrence Mallick, uno aún sin título y otro llamado Knight of Cups.

4 COMENTARIOS

  1. que bien que esta hecho el articulo. Con respecto a las ultimas tres peliculas solo tengo algo que decir: los americanos prefirieron a Britanicos para sus peliculas y creo que ahi se pierde la autenticidad del personaje y el orgullo americano. Val Kilmer y George Clooney habrian hecho buenos papeles si hubieran sido bien dirigidos y los productores se hubieran centrado en lo oscuro del personaje y no hacerlo lucir como una exageracion de efectos y maquillaje. Y con respecto a la nueva pelicula de Superman (el heroe estadounidense por excelencia), tambien otro Britanico de protagonista, por que no hacen sus propias peliculas?

    • No creo que se trate de las nacionalidades. Cavill no fue un mal Superman. además, Hollywood es un poco internacional. roba todo, de todo el mundo.
      en cuanto a la era Schumacher, coincido con el exceso de efectos y ese tono jocoso que tan mal le hizo a las películas. al margen de eso, al margen de la dirección actoral, Val no es un gran actor. y Clooney solo sirve para dramas y comedias, y hasta por ahí nomás. sigo pensando que Keaton (actor que en sí mismo me desagrada mucho) fue el mejor Batman.
      … al menos no hablaba con ese cáncer en la garganta como Bale. ok, no fue idea de Bale?
      quiero a Nolan fuera de la industria cinematográfica. ya mismo.

      por cierto: Peter Weller en THE DARK KINGTH RETURNS (sólo la voz, sí…pero hablando de voces) ahí sí que se pasa, eh. ahí sí que escuchamos a Batman.

      Y ahora, Affleck. esta gente de Warner sí que tiene sentido del humor, eh… eso sí, Benny no me da tanto miedo como la película en sí. ¿Saben quién escribió el guión? (Ya dije que lo quiero a Nolan fuera del cien). Snyder me gusta como director. hizo un buen trabajo con Watchemn y también con Man of Steel (aunque la premisa de la película no esté muy buena). al menos tiene un ojo pictórico. (no como el infame Nolan…)
      He dicho.

Comments are closed.