EL DIARIO DE JULIÁN LARA EN L.A. #14: Una mañana con el tío Matt (Groening)

998

Desde que nos conociéramos el año pasado en el Comic-Con de San Diego, Matt Groening y yo ya nos hemos visto varias veces. Recientemente tuve la ocasión de asistir a un “table read” de Los Simpson al que Matt me invitó. Un table read consiste en que todos los actores que ponen las voces a los personajes se reúnen en una sala de conferencias y leen el guión. Hay un público selecto alrededor de dicha mesa que sirven a modo de test para ver cómo funciona el guión. Conmigo no hay lugar a dudas porque yo me río con ganas cuando algo me hace gracia. Los que me conocen dan fe de ello, je je.

Es genial el recibimiento que ofrecen a los asistentes al table read: desayuno completo, vamos, como el buffet de un hotel: café de Starbucks, bagels, pastelitos y frutas. Luego, cuando ya llevas lo que te apetece, pasas a la sala donde va a tener lugar la lectura del guión y sobre cada silla hay un guión con un post-it y el nombre de cada uno, y efectivamente allí estaban los guiones con los nombre de Javi y mío… qué emoción.

Fue alucinante ver a Los Simpson, allí mismo, delante tuya, después de más de 20 años. Fue una experiencia única estar allí frente a todos esos actores que ponen las voces de Homer, Marge, Bart, Lisa, Milhouse, etc, etc… yo a veces no podía fijar la vista en el guión porque no podía evitar ver a los actores interpretando sus personajes.

En esta ocasión me llevé a mi amigo Javi Recio, quien tenía ganas de conocerlo, pero quién no querría conocer a Matt por dios, ¡con lo buena gente que es el hombre!. Como Javi me invita a tantos eventos suyos en la Academia de Cine, pues joder, qué menos que invitarlo yo a conocer a uno de los grandes de la animación, que es lo suyo. Como siempre Matt fue un encanto.

Yo me permití un pequeño capricho y le pedí que me firmara un muñeco de sí mismo, je je, pero ¡cómo mola!. El muñeco es, por supuesto, merchandising oficial y ya forma parte de mi museo particular. Javi le regaló su corto nominado al Oscar La Dama y la Muerte, y por cierto Matt ya lo conocía, tuvimos que inmortalizar la ocasión, porque no sólo Javi y yo estábamos satisfechos de la impagable compañía de Matt, si no que también podíamos mandarle una foto reconfortante a los colegas de Javi en la productora Kandor.

Hacia última hora de la mañana ocurrieron más cosas y Matt como siempre atento y encantador, pero son cosas que como ya decía Subotai al final de Conan el Bárbaro, esa historia ya será contada, pero lo que sí puedo decir es que Javi y yo salimos asquerosamente contentos de los estudios FOX.