SITGES camina hacia su 50 aniversario

0
638
Sitges 2016 poster

Cerró las puertas la 49ª edición del Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, y ya sus fieles seguidores piensan en la próxima, la que conmemorará su cincuentenario.

Aún no se conocen las fechas exactas, pero su director, Ángel Sala, ha prometido que será “una gran fiesta del cine, de la cultura popular y del fantástico”, que para esta celebración ya cuentan con un célebre invitado (que habla español) y que se rendirá homenaje a un importante mito del terror, “el más adaptado de la historia del género” (léase Drácula).

Pero antes, toca hacer balance de lo que dio de sí este gran escaparate de cine especializado. En 10 días el programa proponía 375 proyecciones, distribuidas en 10 pantallas, 22.563 minutos correspondientes a largometrajes, 1.131 de cortometrajes y 870 de series. Escoger qué ver siempre es el primer dilema, pero la selección de esta edición 2016 ha logrado cautivar al público tanto como los invitados, con cinco presencias estelares: Max von Sydow, Christopher Walken, Bruce Campbell, Barbara Crampton y Dolph Lundgren.

El jurado de la sección oficial a concurso premió el cine más arriesgado, otorgando el galardón a la Mejor Película a Swiss Army Man, una comedia dramática inclasificable, de humor absurdo y a ratos escatológico, protagonizada por Daniel Radcliffe (suyo fue el galardón a la mejor interpretación masculina) y firmada por el tándem de directores que se hace llamar los “Daniels” y que antes había logrado el reconocimiento del Festival de Sundance.

El Premio Especial del Jurado fue para The Autopsy of Jane Doe, que ya llegaba con la etiqueta de Mejor Película de Terror del último Fantastic Fest de Austin, un film con Brian Cox en el papel de un forense que llegará a los cines españoles el próximo 13 de enero.

El apocalipsis zombi Train to Busan (5 de enero de 2017 en cines), con más de 11 millones de espectadores en su país Corea del Sur, entusiasmó también en el festival y logró los galardones a mejor director y mejores efectos visuales, mientras otras producciones coreanas, la perturbadora El Extraño (de estreno el 18 de noviembre) y la exquisita The Handmaiden de Park Chan-wook, salieron airosas con el galardón a la mejor fotografía y Gran Premio del Público, respectivamente.

La película polémica de esta edición (porque siempre tiene que haber una) fue el drama caníbal Grave (Crudo), que logró el premio a la mejor dirección novel para Julia Ducournau, y el reconocimiento del Jurado Carnet Joven a la Mejor Película; mientras que la estética y extrema reflexión sobre el competitivo mundo de la moda realizada por Nicolas Winding-Refn (quien finalmente no asistió al festival pero mandó un par de vídeos de saludo y agradecimiento) en The Neon Demon encandiló al Jurado de la Crítica y a TUMBAABIERTA.COM, que participaba entre los 600 periodistas acreditados llegados de todo el mundo.

Sitges 2016