Entrevista con el director de ¡Rompe Ralph!

0
401

Rich Moore presenta en Madrid la última película de animación por ordenador de los estudios Disney. Aunque su nombre no nos suene, su trabajo ha estado con nosotros desde hace muchos años. Entre su historial encontramos las cinco primeras temporadas de Los Simpson, las cuatro iniciales de Futurama y tres episodios de la más deliciosa serie jamás cancelada por Fox: El Crítico.

Cuando se le pregunta por su trabajo con la familia de Springfield, Moore lo tiene muy claro: “Son unos personajes que no olvidaré nunca y que ademas son un placer para el artista, porque es muy divertido dibujarlos. También echo de menos trabajar con algunas de las personas que siguen todavía en la serie, cómo es lógico, pero es un honor pensar que aún están creándola al otro lado de la ciudad.”

Tras haber trabajado tanto para televisión, el paso al largometraje no le resulta nada complicado: “Mi trabajo consiste en entretener y contar una historia interesante, así que no hay mucha diferencia. Lógicamente los medios son muy distintos en Disney, pero el objetivo es el mismo. Afortunadamente John Lasseter me pidió el primer día que no cambiara mi manera de hacer las cosas y que utilizara el mismo enfoque para este proyecto que para el resto de mis anteriores trabajos.”

Otra tarea nada sencilla fue la de conseguir un producto válido para varias generaciones, y el lo explica así: “Siempre he trabajado para varios tipos de audiencias a la vez, es lo que llevo haciendo toda la vida. Lo que hago es recordar como era ser un niño y mantengo siempre un pie en cada terreno. Era importante que el personaje de Ralph fuese entendido por todo el mundo. Los niños le entienden porque anda siempre como un elefante por una cacharrería rompiéndolo todo a su paso y los adultos lo ven como alguien en medio de la crisis de la mediana edad.”

La ayuda de Pixar fue esencial para llevar el proyecto a buen termino. “Hicimos hasta siete versiones de la película antes de tener el producto terminado y se la enseñábamos a ellos para nos fueran dando su opinión y nos aportaran ideas.” Además, el guión definitivo no se obtuvo a la primera. La relación entre Felix y Callhound fue fruto de mucho trabajo con la historia: “Al principio Felix acompañaba a Vanellope y a Ralph en su viaje, pero a nosotros nos hacía gracia que Felix y Callhound acabaran juntos. Para ello tuvimos que convencer a los artistas que nos ayudaban con la historia que a parte de algo gracioso podría ser plausible. De ahí que ambos realicen ahora el viaje juntos por su cuenta, corriendo sus propias aventuras, lo que nos ayudó a darle más peso a esa subtrama.”

!Rompe Ralph¡ está plagada de cameos de personajes clásicos de videojuegos, pero al Moore le quedó una espinita al no poder contar con Mario: “No es que Nintendo dijese que no, pero queríamos que todas apariciones de estos personajes fueran muy orgánicas y no parecieran forzadas. Aunque nos esforzamos por encontrar un hueco para el fontanero, no llegamos a encontrar el lugar exacto de la historia para el. Esperamos que si tenemos la oportunidad de hacer una secuela podamos contar con el, aunque en esta ocasión le hemos mencionado en la escena de la fiesta.”. Aunque si tenemos que hablar de un héroe de videojuego ligado a la animación por excelencia, ese es sin duda Dirk el Atrevido, obra del genial Don Bluth en los años 80 y del que Rich Moore tiene un bonito recuerdo: “Si hay un personaje que me marcó durante mi juventud fue el de Dirk, de la saga Dragon´s Lair, y me hubiera encantando tenerle en la película. Lamentablemente los derechos están muy repartidos, porque la imagen la tiene una compañía, los derechos del mueble del arcade otra, el logotipo… Así que la maraña legal era considerable y al final se desestimó.”

Sorprende encontrar en el casting original a la deslenguada cómico de Stand-Up Sarah Silverman. Sobre su trabajo para el personaje de Vanellope, el director no tiene más que halagos: “Hubo mucha improvisación, pero Sarah es fantástica. Ella misma es guionista, así que tiene mucho respeto por el texto original que siempre se grababa tal y como aparecía en la página. Luego yo siempre le pedía que le diera una vuelta, y en la última sesión de grabación, ella sabía más del personaje que yo mismo. Creo que es una gran actriz a la que se ha encasillado, y mi instinto me decía que podría hacer sin ningún problema un personaje infantil. Vanellope se escribió con ella en mente y si no nos hubiera dado el si, no habríamos incluido al personaje en la película.”