‘ALPHAS’ y ‘TIBURÓN’: Nuevo cine de escualos a la vista

0
287
La mítica Tiburón de Steven Spìelberg cumple este año su 45º aniversario.
La mítica Tiburón de Steven Spìelberg cumple este año su 45º aniversario.

Berlín acoge esta semana el European Film Market, que se celebra de forma paralela a la 70ª edición del prestigioso festival internacional de cine de la capital alemana. En este marco, uno de los mercados de proyectos audiovisuales más importantes del mundo, se presentan numerosas producciones que veremos próximamente en las pantallas de cine. Dos, centradas en criaturas marinas, han llamado la atención.

Ya se conocía que el director de Destino final 5 (2011) y Renegados (2017), Steven Quale, prepara un thriller llamado Alphas que pretende una batalla entre tiburones y una ballena. Lo último sobre este largometraje, cuyo rodaje está programado para este verano en Puerto Rico, es que estará protagonizado por Sam Worthington. El argumento se centrará en una comunidad costera que vive aterrorizada por los tiburones que campan en sus aguas. Worthington interpretará a un científico ambientalista que tendrá que convencer al dueño de un santuario de orcas de liberar a un ejemplar que acabó con la vida de su entrenador con el fin de que pueda ahuyentar a una población de tiburones blancos que responden a un feroz escualo. Se trata de una producción de Sentient and Endurance Media que busca en Berlín distribución a través de Voltage Pictures con la incorporación del protagonista de Avatar y Furia de Titanes como gran baza.

Por otro lado, se ha desvelado también el reparto de Tiburón, otro thriller de acción en el que los voraces y temidos peces causarán estragos. Dirigida por el realizador francés Alistair Legrand, estará protagonizada por el actor, escritor y guionista Zach Braff (popular por la serie Scrubs y pareja de la actriz nominada al Óscar Florence Pugh), Paula Patton (Misión imposible: Protocolo fantasma) y Rupert Friend (Peter Quinn en la serie Homeland). En este caso, la historia gira en torno a una joven familia que se verá atrapada en la parte superior de una caravana varada en una playa tras subir la marea. El dilema será decidir si se enfrentan a un fugitivo psicópata o huyen a través de aguas infestadas de tiburones. En preproducción, Tiburón tiene previsto filmarse esta primavera en Sudáfrica.

Desde el estreno el 20 de junio de 1975 de Jaws (titulada Tiburón en España) numerosas producciones han engrosado el subgénero de terror en el mar, con tres secuelas de la propia película basada en la novela de Peter Benchley y otras propuestas que captaron rápidamente el filón descubierto por Steven Spielberg.

El pasado verano se estrenaba a A 47 metros 2: El terror emerge, de Johannes Roberts, e Infierno bajo el agua, en la que Alexandre Aja cambiaba los tiburones por unos cocodrilos poco amigables.

Y echando la vista atrás, no son pocos los títulos que podemos citar: Orca, la ballena asesina (1977), Tentáculos (1977), Piraña (1978), Deep Blue Sea (1999), de Renny Harlin; Open Water (2003); The Host (2006), del director coreano Bong Joon-ho, recientemente ganador del premio Óscar al mejor director y también a la mejor película, película internacional y guion original ​por Parásitos; Marea letal (2012), con Halle Berry y Olivier Martínez; Infierno azul (2016), del director español Jaume Collet-Serra y protagonizada por Blake Lively; la franquicia Sharknado, que abarca un total de seis entregas; o Megalodón (2018), de Jon Turteltaub, en la que Jason Statham tuvo que enfrentarse a un tiburón gigante de 22 metros, supuestamente extinto hace millones de años.

Un extenso catálogo de terror acuático que ha contribuido a que los espectadores se lo piensen dos veces antes de darse el chapuzón veraniego y al que podría sumarse próximamente un remake de la original a cargo de Universal Pictures y con el apoyo del propio Spielberg, que ejercería de productor.