‘ROMAN RITUAL’ y otros proyectos: Rec al fantástico nacional

443
Portada de Roman Ritual, el cómic de culto de El Torres.
Portada de Roman Ritual, el cómic de culto de El Torres.

Es tiempo de confinamiento físico, pero las mentes creativas siguen dando vueltas a nuevas historias que podrían dar lugar a un boom de argumentos originales en los más diversos formatos.

Llegaba esta noticia, en primicia de la mano de Variety, de que el valenciano Paco Plaza, codirector de [REC] (2007) junto a Jaume Balagueró, y responsable en solitario de títulos como Verónica (2017) o el thriller Quien a hierro mata (2019), adapta para televisión la novela gráfica de culto Roman Ritual, del premiado historietista malagueño El Torres. Le respalda en la producción un peso pesado de la industria en España, Enrique López Lavigne (Lo imposible, 28 semanas después, Lucía y el sexo).

Paco Plaza, quien había escrito el prólogo para el volumen editado por Dibbuks, escribe y dirigirá la serie sobre el terrorífico cómic -con dibujo de Jaime Martínez y color de Sandra Molina– que plantea una historia de exorcismos ambientada en el Vaticano, con el mismísimo Papa poseído por una entidad demoníaca.

López Lavigne produce Roman Ritual con El Estudio, compañía que presentó junto a Pablo Cruz (Canana Films) y Diego Suárez Chialvo (Sony Pictures International Productions) el pasado Festival de Cine de Berlín. La película pretende acercarse fielmente a las viñetas originales y contar la historia del “exorcismo definitivo: el decisivo desafío a los fundamentos de la Iglesia, desde las fuerzas del mal al más alto representante de Dios en la Tierra”.

En la serie, el Papa sufrirá una posesión y el Vaticano se verá obligado a llamar al exiliado Padre Trinidad para tratar de salvarlo, mientras se pone en marcha la elección de un nuevo Pontífice. El Torres, quien quedó impresionado de niño con la novela El exorcista de William Peter Blatty y la adaptación al cine de William Friedkin, asegura que nunca imaginó que vería su trabajo en la pequeña o gran pantalla, mientras que en declaraciones de Paco Plaza a Variety: “No es muy habitual en estos días descubrir nuevas lecturas de clásicos del género tan frescos, impactantes y al mismo tan aterradores” como este trabajo.

Mientras tanto, el tándem Plaza-López Lavigne trabaja en la fábula de horror La abuela, un nuevo largometraje “muy crudo y naturalista” con guion de Carlos Vermut (Quién te cantará) que inició rodaje el pasado mes de febrero. Entre el reparto, la actriz Almudena Amor.

Además, esta semana también se conocía que Jaume Balagueró adaptará a televisión su ópera prima, Los sin nombre, basada en la novela de Ramsey Campbell. La producción corre a cargo de Filmax, a través de Arca Audiovisual, y Pau Freixas, responsable de las series Sé quién eres y Pulseras rojas. Premio a la mejor actriz para Emma Vilarasau y a la mejor fotografía para Xavi Giménez, y Méliès de Plata a la mejor película europea en Sitges 1999, Los sin nombre contaba la búsqueda desesperada de una niña, supuestamente fallecida hace cinco años, cuando su madre recibe una llamada de la pequeña pidiendo auxilio.

Mientras tanto, Balagueró tiene en el horizonte el estreno el próximo otoño de su nueva película, Way Down, una de las superproducciones nacionales más esperadas de este año. Rodada en inglés y en español, con un reparto internacional encabezado por Freddie Highmore, Astrid Bergès-Frisbey, Jose Coronado, Liam Cunningham, Sam Riley, Luis Tosar, Emilio Gutiérrez Caba, Axel Stein, Daniel Holguín y Famke Janssen. En clave de thriller de acción, el guion ha sido escrito por el canario Andrés Koppel, Borja González Santaolalla, Rafael Martínez, Michel Gaztambide y Rowan Athale. El filme, basado en el minucioso plan de un brillante ingeniero para atracar el Banco de España aprovechando la atención acaparada por la celebración de la final España-Holanda del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010, se rodó en emblemáticas localizaciones de Madrid capital como la plaza y el Palacio de Cibeles (sede del Ayuntamiento), los edificios Zúrich, Metrópolis, Círculo de Bellas Artes y CentroCentro, el Instituto Cervantes, el Palacio de Buenavista (Cuartel General del Ejército de Tierra de España) o la Biblioteca Nacional, así como en Madrid provincia y zonas de costa del país.

Estas producciones confirman, una vez más, que el cine el fantástico en hecho en España goza de una salud de hierro.