REPORTAJE: La saga “CRITTERS” (1986-1992)

0
972
Critters

Llegados desde el espacio exterior a la luz del éxito de Gremlins, New Line cinema fabricó una raza de bichos convertidos con el paso del tiempo en criaturas de verdadero culto por los aficionados al fantástico.

CRITTERS (1986)

Critters

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/12/tumbaabierta_critters_1_poster.jpg

Género: Terror |Ciencia-ficción |Comedia.
País: Estados Unidos.
Duración: 82 mins.
Fecha de estreno en Estados Unidos: 11 de abril de 1986.

Dirección –Stephen Herek| Guión – Domonic Muir, Stephen Herek y Don Opper| Producción –Rupert Harvey, Sara Risher, Robert Shaye y Barry Opper (New Line Cinema)| Montaje – Larry Bok| Fotografía – Tim Suhrstedt| Música – David Newman.

Reparto: Dee Wallace (Helen Brown), Scott Grimes (Brad Brown), M. Emmet Walsh (Harv), Billy Green Bush (Jay Brown), Nadine Van der Velde (April Brown), Don Opper (Charlie McFadden), Billy Zane (Steve Elliot), Ethan Phillips (Jeff Barnes), Terrence Mann (Johnny Steele /Ug), Jeremy Lawrence (Lee/Reverendo Miller) y Lin Shaye (Sally).

La saga Critters se inició con esta primera entrega dirigida y coescrita por Stephen Herek. A pesar de ser concebida como una explotation de bajo presupuesto de la exitosa Gremlins (1984) de Joe Dante, el film logró ganar cierta entidad propia gracias a los elementos de ciencia-ficción.

Estas criaturas son una peligrosa raza extraterrestre de pequeños seres redondos, peludos y carnívoros, que tras robar una nave, logran escapar de un asteroide-prisión y acaban llegando a la Tierra.
En un pueblo de Kansas llamado Grover’s Bend, Brad Brown (Scott Grimes) es un niño algo travieso que vive junto a sus padres Helen (Dee Wallace) y Jay (Billy Green Bush), y que tiene una hermana adolescente llamada April (Nadine Van der Velde).

Critters

Sin que nadie lo sospeche, los Critters acaban llegando hasta el granero de la familia Brown, y estos se verán envueltos en una dura lucha por la supervivencia, aunque por suerte serán ayudados por dos cazarrecompensas espaciales sin rostro llamados Ug y Lee (el primero adquiere la apariencia de la estrella del rock Johnny Steele (Terrence Mann), mientras que el segundo copia las facciones del Reverendo Miller (Jeremy Lawrence), entre otros). Entre los personajes secundarios encontramos a Charlie McFadden (Don Opper, también coguionista y hermano del productor Barry Opper), el borracho del pueblo que combatirá mano a mano con Charlie y los cazacritters; el Sheriff Harv (M. Emmett Walsh); y Steve Elliot (un joven Billy Zane), un novio de April que acaba siendo la primera víctima de esta oleada.

Este film fue el mejor de la saga, ya que la Herek supo sacar partido a sus limitados recursos con efectividad, y logró transmitir las dosis necesarias de suspense, gore (a destacar las escenas los ataques en el granero de los Brown) y humor negro, al tiempo que contó con una correcta labor de efectos especiales para recrear con acierto a las criaturas, los cuales resultan repulsivos y amenazantes a pesar de su escaso tamaño. Para el recuerdo, nos quedan secuencias icónicas como la de Brad lanzando la dinamita que acaba siendo ingerida por uno de estos particulares aliens.

El largometraje fue un éxito comercial, recaudando 12 millones de dólares en Estados Unidos, y pronto se convirtió en un pequeño clásico de vídeoclub.

CRITTERS 2 (1988)

Critters 2

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/12/tumbaabierta_critters_2_poster_cartel.jpg

Género: Terror |Ciencia-ficción |Comedia.
País: Estados Unidos.
Año: 1988.
Duración: 86 mins.
Fecha de estreno en Estados Unidos: 29 de abril de 1988.

Dirección –Mick Garris | Guión – David Twohy y Mick Garris | Producción – Daryl Kass, Barry Opper y Robert Shaye (New Line Cinema) | Montaje – Charles Borstein | Fotografía – Russell Carpenter | Música – Nicholas Pike.

Reparto: Terrence Mann (Ug), Don Opper (Charlie McFadden), Scott Grimes (Brad Brown), Cynthia Garris (Zanti), Tom Hodges (Wesley), Douglas Rowe (Quigley), Liane Curtis (Megan Morgan), Lindsay Parker (Cindy), Herta Ware (Nana), Sam Anderson (Señor Morgan), Lin Shaye (Sally) Barry Corbin (Harv), David Ursin (Sheriff Corwin) y Roxanne Kernohan (Lee).

Esta segunda entrega está ambientada dos años después de la primera, y en ella Brad Brown (Scott Grimes) es ya un adolescente que regresa a Grover’s Bend para visitar a su abuela Nana (Herta Ware) durante las fiestas de Pascua. En pueblo se han estado gestando huevos de Critters, los cuales son confundidos con huevos de Pascua, y poco tiempo más se produce un segundo ataque.

Una vez más, Brad tendrá que hacer frente a esta segunda oleada con la ayuda de Megan Morgan (Liane Curtis), una joven por la que se siente atraído y que es la hija del señor Morgan (Sam Anderson), propietario del periódico local. Por suerte para ellos, volverán a recibir la ayuda de los cazacritters Ug (Terrence Mann), Lee (que adquiere el aspecto de un sexy chica Playboy (Roxanne Kernohann) y Charlie McFadden (Don Opper), que tras abandonar la Tierra al final de la primera parte, al fin ha logrado rehacer su vida con este nuevo oficio.

Critters 2

El film resultó peor a su primera entrega, tanto en su planteamiento como en su realización, ya que carece del suspense de su predecesora (tan sólo hay que fijarse en la escena en la que todos los Critters se unen formando una demoledora masa redonda o el clímax en la hamburguesería), y en ocasiones resulta demasiado autoparódica y poco original (limitándose a mostrar unas muertes muy similares).
Tan sólo recaudó 3 millones de dólares en su estreno norteamericano, pero funcionó mucho mejor en el mercado del vídeoclub.

CRITTERS 3

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/12/tumbaabierta_critters3_poster_cartel.jpg

Género: Terror |Ciencia-ficción |Comedia.
País: Estados Unidos.
Año: 1991.
Duración: 86 mins.
Fecha de estreno en Estados Unidos: Diciembre de 1991 (Distribuida directamente en vídeo).

Dirección –Kristine Peterson | Guión – Rupert Harvey, Barry Opper y David J. Schow | Producción – Rupert Harvey, Barry Opper y Mark Ordesky (New Line Cinema) | Montaje – Terry Stokes| Fotografía – Thomas L. Callaway | Música – David C. Williams.

Reparto: John Calvin (Clifford), Aimee Brooks (Annie), Katherine Cortez (Marcia), Leonardo DiCaprio (Josh), Christian y Joseph Cousins (Johnny), Geoffrey Blake (Frank Longo), Jose Luis Valenzuela (Mario), Diana Bellamy (Rosalie), William Dennis Hunt (Señor Briggs), Nina Axelrod (Betty Briggs), Frances Bay (Señora Menges), Bill Zuckert (Señor Menges), Don Opper (Charlie McFadden) y Terrence Mann (Ug).

Cuatro años después del estreno de la segunda entrega, se decidió prolongar la saga en dos secuelas ideadas para su distribución directa en el mercado del vídeoclub.

En esta tercera parte, Clifford (John Calvin) y sus hijos Annie (Aimee Brooks) y Johnny (interpretado por los gemelos Christian y Joseph Cousins), viven en un edificio de apartamentos cuyo casero (Geoffrey Blake) busca la manera de desahuciarlos. Sin embargo, al no lograrlo, Señor Briggs (William Dennis Hunt), propietario del edificio, se presenta en el lugar junto a su hijastro Josh (un joven Leonardo DiCaprio en su primera película tras diversos trabajos televisivos). Como en interior se han gestado huevos de Critters, éstos no tardan en atacar.

Entre los vecinos que tratarán de huir del lugar junto a la familia protagonista, encontramos a la intrépida Betty Briggs (Nina Axelrod), a la obesa Rosalie (Diana Bellamy), y a la pareja de ancianos integrada por los Menges (Frances Bay y Bill Zuckert).

El personaje de Charlie McFadden vuelve a aparecer como cazacritter, pero en esta ocasión su participación es más secundaria, limitándose al principio y al final del film.

La película fue realizada con escasos medios y talento, buscando como único fin la explotación comercial de una franquicia ya agonizante, y donde ni si quiera se le saca partido a la claustrofóbica amenaza que tiene lugar entre las paredes del inmueble.

En esta ocasión, el final queda abierto para la cuarta entrega, y muestra a Charlie recibiendo una extraña orden de parte del holograma de Ug (Terrence Mann, en un breve cameo).

CRITTERS 4 (1992)

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/12/tumbaabierta_critters_4_poster.jpg

Género: Terror |Ciencia-ficción |Comedia.
País: Estados Unidos.
Duración: 94 mins.
Fecha de estreno en Estados Unidos: Octubre de 1992 (Distribuida directamente en vídeo).

Dirección – Rupert Harvey| Guión – Rupert Harvey, Barry Opper, Joseph Lyle y David J. Schow | Producción – Rupert Harvey, Barry Opper y Mark Ordesky (New Line Cinema)| Montaje – Terry Stokes | Fotografía – Thomas L. Callaway | Música – Peter Manning Robinson.

Reparto: Don Opper (Charlie McFadden), Paul Whitthorne (Ethan), Anders Hove (Rick), Angela Bassett (Fran), Brad Dourif (Al Bert), Eric DaRe (Bernie), Martine Beswic (voz de Angela)MAnne Ramsay (Dra. McCormick) y Terrence Mann (Consejero Tetra / Ug).

Cuarta y última entrega de la saga, la cual enlaza directamente con la anterior. El ya entrañable Charlie McFadden (Don Opper) recibe la orden de evitar la extinción de la raza Critter, para ello debe depositar los últimos huevos supervivientes en el interior de una cápsula espacial.

Debido a un accidente, el cazarrecompensas queda atrapado en el artefacto y comienza a navegar por el espacio hasta aparecer en el Cuadrante de Saturno durante el año 2045.

Allí los tripulantes de una nave espacial integrada por el poco fiable y avaricioso Capitán Rick (Andres Hove), la dura Fran (Angela Bassett), el joven Ethan (Paul Whitthorne), el científico Al Bert (Brad Dourif) y el inestable Bernie (Eric DaRe), deciden recuperarlo para así obtener una recompensa por parte de la Organización Tetra. Ug (Terrence Mann), que es el máximo consejero de ésta, les da la orden de atracar la nave en una estación espacial abandonada.

En este lugar, Rick decide desobedecer las órdenes y abre el objeto extraviado, provocando que un grupo de Critters comiencen a atacar. Después de salir de cápsula, Charlie tendrá que unirse a Fran, Ethan y Al Bert, para volver combatir a los letales seres.

A pesar de que el planteamiento argumental fue más estimulante que el de la tercera parte, la idea de convertir esta entrega en una especie de sucedáneo de la saga Alien, no termina de funcionar debido a los problemas de ritmo y a la poco convincente labor de dirección, creando así un producto rutinario en el que sólo se salvan cierto aciertos en la escenografía, y donde se desaprovecha a actores eficientes como Angela Bassett o Brad Dourif.