M. Night Shyamalan comparte en Sitges algunas claves de su nueva película ‘GLASS’

0
583

De 4 al 14 de octubre, el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges celebró una intensa 51ª edición en la que se disfrutó del Séptimo arte a lo grande. No en vano se proyectaron más de 250 películas y se vendieron cerca de 68.000 entradas, superando el récord del propio festival que consolida así su crecimiento y reputación. Entre los grandes invitados de este año, un elenco estelar con nombres como Nicolas Cage, John Carpenter, Tilda Swinton, Ron Perlman o Ed Harris, se encontraba el director y guionista M. Night Shyamalan, quien recibió en la Gala de Clausura el Gran Premio Honorífico del Festival.

M. Night Shyamalan en Sitges. | Foto: Daniel Fumero
M. Night Shyamalan en Sitges. | Foto: Daniel Fumero

Aprovechando su visita a Sitges, Disney organizó un encuentro abierto al público con el autor de El Sexto sentido y otro con prensa especializada, a quienes M. Night Shyamalan presentó los 22 minutos iniciales de su nueva película, Glass (Cristal), previa firma de un documento que nos prohibía a los asistentes desvelar cualquier elemento del argumento. Los aplausos y palabras de admiración dieron paso a una interesante charla con el artista moderada por el subdirector de Sitges, Mike Hostench.

El cineasta se hizo popular por el final sorpresa de El Sexto sentido, película de terror que en el año 2000 logró seis nominaciones a los Premios Oscar, incluidas mejor largometraje, mejor dirección y mejor guion. Esos giros argumentales considera que “son una evolución natural de los personajes, son como epifanías, que comparten en un momento dado y entonces todo alrededor cambia”.

En su obra anterior, Múltiple (2016), de nuevo sucedió algo similar: tras atravesar toda la película el final descubría que la historia estaba directamente vinculada a uno de sus trabajos más apreciados, El Protegido (2000). De este modo 16 años más tarde, el público (sin saberlo de antemano) asistía al visionado de la segunda parte de la historia, una producción que contó con un presupuesto de 9 millones de dólares y recaudó cerca de 280. Ahora, su nuevo largometraje recupera los personajes principales de ambos títulos de modo magistral, convirtiéndose en el cierre de una trilogía prevista por su autor desde el principio.

Según contó, Samuel L. Jackson y Bruce Willis, protagonistas de El Protegido en los papeles de Elijah Price, el “señor Cristal”, afectado por una rara enfermedad de los huesos, y David Dunn, “irrompible” por naturaleza, “siempre habían querido hacer una secuela y llevaban más de 15 años dándome la tabarra”. “A Sam le mostré ‘Múltiple’ terminada y cuando llegó el final le dije ‘vamos a hacer la secuela, por fin lo has conseguido’”, explicó y recordó que el actor se emocionó muchísimo, “algo que no es común en él”.

En el marco de su filmografía, M. Night Shyamalan considera precisamente ‘El Protegido’ su mejor obra. Una película que con el tiempo se ha convertido en un título de culto, considerada por Quentin Tarantino una obra maestra. En su narración, sigue los esquemas del cómic, presentando un superhéroe y un villano originales; Glass supondrá el reencuentro de los personajes con el protagonista de Múltiple, diagnosticado con un trastorno de identidad disociativo.

Todo en sus películas está milimétricamente estudiado. Las escenas están totalmente coreografiadas y el uso de la música y los colores tienen una intención muy precisa y amplifican siempre el sentido de la historia. En El Protegido, como es habitual en los cómics, los personajes principales están identificados por patrones determinados de color: verde para David y violeta para Elijah. Explicó cómo en Múltiple no pudo hacer este uso para no desvelar la trama antes de tiempo, pero ahora sí: en Glass, el personaje de la Bestia viene definido por “el ocre, un color monacal; es casi como un profeta”.

Cabe destacar también el diseño de vestuario de Glass, obra del canario Paco Delgado (nominado al Oscar por Los Miserables y La Chica danesa), con quien vuelve a trabajar tras Múltiple. “Lo conocí por las películas de Pedro Almodóvar y por otros cineastas que me lo nombraban. Es un artista genial. Tiene una gran sensibilidad que me aporta muchísimo”.

Realizador original y arriesgado, explicó que huye de los grandes presupuestos porque así consigue una mayor libertad. Le gusta que su obra tenga límites y forzar ese marco escogido: “me encantan los retos, lo oscuro, entrar en territorio desconocido, romper los géneros o combinarlos”, expuso, asegurando que al trabajar suele ver películas de David Lynch para inspirarse.

Glass tendrá su estreno mundial el 18 de enero de 2019, pero ya está disponible un segundo tráiler que permite vislumbrar por dónde discurrirá la película, aunque sus seguidores confiamos en que M. Night Shyamalan siempre se guarda ases en la manga.