Nació en 1940 en Manchester (G.B.). A los 16 años ganó una beca en la Regional College Art and Design de Manchester, donde estudió arte, diseño y escultura. Una vez finalizada su formación, viajó a Londres y presentó unos diseños a la casa Berns, algo que provocó que le ofrecieran un puesto como ayudante de la diseñadora de vestuario cinematográfico Cynthia Tingey.

Sus primeros trabajos como asistente los llevó a cabo en films como “Never Take Sweets from a Stranger” (1960), “El terror de los Tongs” (1961) o “My Fair Lady” (1964). En 1966 fue diseñadora de vestuario en del film “La venus de la ira” y del clásico de la ciencia-ficción “Farenheit 451” de François Truffaut. Luego colaboró en largometrajes británicos y norteamericanos como “Falso ídolo” (1966), “Regalo a los rusos” (1966), “Enviado especial K” (1966), “El desafío de las águilas” (1968), “La mejor casa de… Londres” (1969), “Talento por amor” (1969), “No todo amor es hermoso” (1970) y “El último valle” (1971). En 1971 logró el Oscar al Mejor diseño de vestuario por “Nicolás y Alejandra” de Franklin J. Schaffner.

A lo largo del resto de los 70 y principios de los 80 trabajó en “Jesucristo Superstar” (1973), “Los tres mosqueteros” (1973) y “Los cuatro mosqueteros” (estrenada en 1974 y por la que recibió su segunda nominación al Oscar) de Richard Lester, “El último recurso” (1976), “Robin y Marian” (1976) de Richard Lester, “Cuando los maridos iban a la guerra” (1976), “Ha llegado el águila” (1976), “Superman” (1978) de Richard Donner, “Evasión en Atenea” (1979), “Superman 2” (1980) de Richard Lester y “Hielo verde” (1981).

Aunque ya había colaborado en España durante el rodaje de la película británico-norteamericana “Duffy, el único“, a partir de los años 80 se afincó y empezó a trabajar en el cine español o participó en producciones extranjeras rodadas en el país. Durante esta prolífica etapa estuvo implicada en films como “Las aventuras de Enrique y Ana” (1981), “Bearn o la casa de muñecas” (1983) de Jaime Chávarri, “Escarabajos asesinos” (1983), “Los señores del acero” (1985) de Paul Verhoeven, “Remando al viento” (estrenada en 1988 y por la que obtuvo su primer Goya) de Gonzalo Suárez, “El regreso de los mosqueteros” (1989) de Richard Lester, “Don Juan en los infiernos” (1991) de Gonzalo Suárez, “La reina anónima” (1992), “Canción de cuna” (estrenada en 1994 y que le reportó su segundo Goya) de Jose Luis Garci, “El detective y la muerte” (1994) de Gonzalo Suárez, “El celo” (1999), “Tardes de Gaudí” (2001) de Susan Seidelman, “El misterio de Wells” (2002), “Carmen” (estrenada en 2003 y con la que ganó su tercer Goya) de Vicente Aranda, “El puente de San Luis Rey” (estrenada en 2004 y que le hizo obtener su cuarto y último Goya), “Tirante el blanco” (2006) de Vicente Aranda, “Los Fantasmas de Goya” (2006) de Milos Forman y “Encontrarás dragones” (2011). Su trabajo se completó en la pequeña pantalla con miniseries y telefilms como “Harén” (1986), “Casanova” (1987), “Onassis: el hombre más rico del mundo” (1988), “El crimen del siglo” (1996) y “James Dean” (2001). También llevó a cabo otros trabajos norteamericanos como “Espías sin fronteras” (1991), “Looking for Richard” (1996) de Al Pacino y “Más allá de los sueños” (1998).

Sus últimas colaboraciones las realizó a cargo del director Víctor Matellano en el cortometraje “La cabaña de los ingleses” (2014) y en la película “Wax” (2014). En 2016 se convirtió en Presidenta de la Academia de las Artes y la Ciencias Cinematográficas de España. En enero 2018 sufrió un ictus, algo que hizo que fuera sustituida en su puesto por Mariano Barroso, que se convirtió en Presidente en funciones. En lo personal, desde 1970 y hasta su fallecimiento, estuvo casada con el director, guionista y asistente de dirección Gil Carretero, con el que tuvo un hijo.

Yvonne Blake falleció el 17 de julio de 2018 en Madrid (España), a la edad de 78 y tras no poderse recuperar de su enfermedad.