Entrevista a Anthony Mackie, el Halcón en “CAPITÁN AMÉRICA, EL SOLDADO DE INVIERNO”

0
626
Anthony Mackye

En Capitán América: El Soldado de Invierno de Marvel, Anthony Mackie encarna al último personaje que pasa del cómic al Universo Cinematográfico de Marvel: Sam Wilson alias el Halcón. “Lo que me gustaba mucho del personaje es que Marvel nunca lo descartó; se dieron cuenta de la importancia de contar con un superhéroe afroamericano”, dice Mackie, al explicar los orígenes de su personaje. “Cuando apareció por primera vez, estaba un poco descentrado pero después en la encarnación de ‘Ultimates’, Marvel le buscó unos orígenes que resultaran realistas; le hicieron oficial de operaciones especiales y con capacidad de volar a través de un programa militar. Halcón era un nombre en clave distinto a su verdadero nombre”.

Mackie añade: “La idea de ser un superhéroe es un sueño hecho realidad. Cuando decidí dedicarme a esta profesión me planteé dos retos: hacer un western y ser un superhéroe . Nunca pensé que lo lograría pero aquí estoy”.

A Mackie le entusiasma la forma en que Marvel ha llevado el personaje del Halcón a la gran pantalla. “Han hecho un gran trabajo dotando a Halcón de su propia identidad“, dice Mackie. “Cuando ves a Sam Wilson y esta película, no hay nada cruel ni vulgar en él. Es un tipo de una pieza. Tiene fuertes convicciones y trabaja con el Capitán América. Le sigue en todo porque cree en él, en el sueño americano y lo que Estados Unidos representa. Y creo que eso dice mucho de él”.

Al describir la amistad y el vínculo que se establece entre Steve Rogers y Sam Wilson en la película, Mackie dice: “El Capitán y Sam Wilson comparten la experiencia de haber hecho la idea y de volver a casa. Ahora tienen que enfrentarse a las consecuencias de despertar cada mañana y saber que han perdido un camarada en la batalla. Sam trabaja en la VA (Veterans Administration). Aconseja y ayuda a los soldados que regresan de la guerra y trae al Capitán para que vea que no está solo. Sam empatiza con la situación que está viviendo y por eso se hacen amigos. Sam le admira; admira la leyenda; admira las historias del Capitán América. Y esa admiración es lo que propicia su amistad”.

Mackie reconoce que se transforma cada vez que se pone la armadura de Halcón. “Cada vez que me pongo el traje, me entran ganas de salir ahí fuera y darle una paliza a los malos”, dice riendo Mackie. “Así que es una sensación bastante extraña. Es como ser un Superhéroe de verdad. Pero no creo que pueda ser un Superhéroe en la vida real porque seguro que sería uno de los malos; Utilizaría mal mis poderes defendiendo el bien. Si pudiera volar en la vida real, causaría bastantes problemas”.

Aunque Mackie no siguió ningún entrenamiento especial para encarnar al Halcón volador, sí que siguió un curso que simulaba la sensación de volar. “Hice muchos saltos de trampolín en la piscina. Saltaba de trampolines de 3 y 6 metros para saber lo que se siente. A ciertas alturas el agua es inofensiva y a otras no. Así que tuve que averiguar dónde estaba el límite a la hora de lanzarme al agua. Y me ayudó muchísimo”.

Mackie también siguió un extenuante entrenamiento de pesas y por un buen motivo. “Tenía unos tres o cuatro meses para estar como quería”, explica Mackie. “Así que me fui al gimnasio y me centré en ponerme en forma. Sabía que no podía estar al lado de Chris si no estaba en buena forma”.

Para Mackie, trabajar con los directores Anthony y Joe Russo fue una experiencia positiva desde el punto de vista de un actor. “Ambos saben cómo hablar a los actores, algo que no ocurre con muchos directores”, cuenta Mackie. “Saben cómo tienen que hablarte y explicarte una escena. Te dicen las razones para hacer lo que haces y no hay muchos directores que se presten a eso.

“Además son tremendamente eficaces a la hora de conseguir lo que quieren”, añade Mackie. “Saben que tienen que darlo todo en el momento preciso porque después les costará más. Además aprovechan todos los planos por si pueden utilizarlos después. Es una forma de rodar muy inteligente”.

“Para mí, más que una película de superhéroes es una película de acción con personajes muy potentes”, sigue diciendo Mackie. “Los personajes están tan comprometidos con el mundo que les rodea que te sientes tan implicado como ellos. Estoy convencido que la gente va a sentir que forma parte de ese mundo, en vez de sentarse a ver lo que hacen los superhéroes sin más”.

Preséntanos a tu personaje, Sam Wilson, el Halcón.

Lo que me gustaba mucho del personaje es que Marvel nunca lo descartó; se dieron cuenta de la importancia de contar con un superhéroe afroamericano. Cuando apareció por primera vez, estaba un poco descentrado pero después en la encarnación de ‘Ultimates’, Marvel le buscó unos orígenes que resultaran realistas; le hicieron oficial de operaciones especiales y con capacidad de volar a través de un programa militar. Halcón era un nombre en clave distinto a su verdadero nombre. Me gustó que me dieran la posibilidad de volar, aunque lo que más esperaba es que me dejaran llevar Spandex.

¿Es el Spandex rojo y blanco que solía llevar el personaje del Halcón en el cómic?

Sí, y voy a contar una cosa. Cuando me llamaron para interpretar el papel, llamé inmediatamente Nate Moore, al ejecutivo creativo de Marvel para esta película. Le dije: “Voy a llegar a los 97 Kg., 6% de grasa corporal y necesito Spandex”. Él me contestó: “Pero, ¿de qué estás hablando?” Y yo le dije: “Pantalones de ciclista, sin camisas y con zapatillas de correr”. Me dijo: “No hagas eso”. Así que me quité la idea de la cabeza. Pero la idea de ser un Superhéroe es un sueño hecho realidad. Cuando decidí dedicarme a esta profesión me planteé dos retos: hacer un Western y ser un Superhéroe. Nunca pensé que lo lograría pero aquí estoy.

¿Qué es lo que te gusta de Sam Wilson/ Halcón?

Han hecho un gran trabajo dotando a Halcón de su propia identidad. Cuando ves a Sam Wilson y esta película, no hay nada cruel ni vulgar en él. Es un tipo de una pieza. Tiene fuertes convicciones y trabaja con el Capitán América. Le sigue en todo porque cree en él, en el sueño americano y lo que Estados Unidos representa. Y creo que eso dice mucho de él.

Cuéntame cómo es tu relación con el Capitán América. ¿Qué tienen en común en esta historia moderna?

El Capitán y Sam Wilson comparten la experiencia de haber hecho la idea y de volver a casa. Ahora tienen que enfrentarse a las consecuencias de despertar cada mañana y saber que han perdido un camarada en la batalla. Sam trabaja en la VA (Veterans Administration). Aconseja y ayuda a los soldados que regresan de la guerra y trae al Capitán para que vea que no está solo. Sam empatiza con la situación que está viviendo y por eso se hacen amigos. Sam le admira; admira la leyenda; admira las historias del Capitán América. Y esa admiración es lo que propicia su amistad.

¿Te acostumbraste al peso del traje? ¿Te ayuda en tu interpretación o es una distracción?

Cada vez que me pongo el traje, me entran ganas de salir ahí fuera y darle una paliza a los malos. Así que es una sensación bastante extraña. Es como ser un superhéroe de verdad. Pero no creo que pueda ser un superhéroe en la vida real porque seguro que sería uno de los malos; utilizaría mal mis poderes defendiendo el bien. Si pudiera volar en la vida real, causaría bastantes problemas.

¿Por qué crees que estas películas de Marvel atraen a actores de primera fila?

Marvel ha hecho algo que no hace nadie. Ofrece a los actores la posibilidad de actuar en un escenario surrealista en vez de situarlos en un escenario surrealista y obligarles a que se adapten a él. No les dicen ‘da tres pasos, levanta el brazo y salta del edificio’. Sino que les motiva para que sepan por qué quieren saltar del edificio. Es el único estudio que da al actor libertad para explorar un personaje y desarrollarlo.
No sabíamos muy bien qué íbamos a hacer con Sam Wilson, así que cuando me llegó el guión tuve varias conversaciones con los hermanos Russo; También hablé e intercambié e-mails con Kevin Feige y la gente de Marvel para convertir al personaje en algo que resultara real.
Me fijo en cómo trabaja Chris en el plató con el Capitán América y en cómo han ido evolucionando los personajes de Los Vengadores de Marvel y de Iron Man 3. Es algo más que ver un superhéroe; es ver un superhéroe y tener la impresión de que puedes ser esa persona. Muchas franquicias de superhéroes de otros estudios no han conseguido transmitir esa sensación. Marvel ha logrado crear una realidad en la que hay personajes que tienen superpoderes en vez de forzar una realidad falsa. Es una gran motivación para los actores. Los actores siempre buscamos grandes proyectos con buenos guiones y Marvel no sólo consigue atraer a los mejores actores, sino también a excelentes guionistas.

¿Crees que tiene mucho de thriller?

Desde luego. Creo que “Los Vengadores de Marvel” tuvo mucho que ver en eso. Tuvo tanto éxito porque a pesar de ser una fantasía tenía un enfoque tremendamente realista. Si te fijas bien, en esta película cada personaje tiene una etapa inicial, otra intermedia y una final. Los personajes que están bien construidos tienen un arco dramático perfectamente desarrollado. Y eso es lo que ha hecho Marvel con todos los actores, ya sea Redford, Sam, Chris, Scarlett o yo mismo. Eso es lo que busca un actor en un personaje, un enfoque tridimensional en el que poder desarrollar el personaje.

¿El guión era de esos que no puedes dejar de leer hasta acabarlos?

Sí, te engancha y además es muy divertido. Es genial leer un guión y ver cómo sus autores perciben la realidad. Cómo logran darle forma, hacerlo creíble y engancharte. Creo que el Capitán América, a diferencia de otros superhéroes, es igual que cualquiera de nosotros. Lo único es que corre más deprisa y pega más fuerte. Pero es como nosotros; piensa como nosotros.
En esta película mi escena favorita es cuando el Capitán explica a Sam que está leyendo en Internet y viendo la televisión para ponerse al día, y Sam le dice: “¿Pero qué lees en Internet?” y el Capitán le contesta: “Todo”. Son esas pequeñas escenas las que dan el tono realista porque la gente se siente al mismo nivel que los superhéroes. Por el contrato en otras películas los sólo los superhéroes están al mismo nivel así que el público no puede identificarse con ellos.

Cuéntanos como te preparaste para esta película. ¿Ensayaste muchos saltos?

Yo quería, pero me dijeron que no lo hiciera. Así que hice muchos saltos de trampolín en la piscina. Saltaba de trampolines de 3 y 6 metros para saber lo que se siente. A ciertas alturas el agua es inofensiva y a otras no. Así que tuve que averiguar dónde estaba el límite a la hora de lanzarme al agua. Eso me ayudó muchísimo. El entrenamiento con pesas fue extenuante. Tenía tres o cuatro meses para estar como quería. Venía de interpretar cuatro polis seguidos, así que estaba un poco pasado de kilos. Muchos filetes con patatas y donuts. “Así que me fui al gimnasio y me centré en ponerme en forma. Sabía que no podía estar al lado de Chris si no estaba en buena forma.

¿Qué tal se trabaja con Scarlett?

Es muy divertida. Lo pasamos genial trabajando juntos. Scarlett retomó su personaje donde lo había dejado, y lo hizo con una soltura increíble. Es difícil dejar un personaje, rodar un par de películas y retomarlo después sin que parezca que ha pasado el tiempo. Pero ella lo ha hecho muy bien y eso beneficia a la historia y a todos nosotros a la hora de construir la película.

¿Te ha gustado volar?

Hay muchos efectos por ordenador y también está el trabajo del especialista Aaron Toney que me doblaba. Yo sólo volaba atado con cables. Creo que sabían que no quería hacer ese tipo de cosas. Yo no soy de esos que dicen: “No hace falta que contratéis a un especialista. Yo haré esas escenas”. Soy más del estilo: “Contratad a dos o tres especialistas; así si uno se accidenta tenéis repuesto”. Así que es Aaron el que hacía ese tipo de trabajo. Después me decían: “Bueno, ahora lo único que te vamos a enseñar es cómo aterrizar”. Así que me colgaban a nueve metros de altura y me balanceaba hacia una cabina. Así que nunca sabes dónde vas a acabar.

¿Qué puede esperar el público que vaya a ver esta película?

Cuando se estrene la película en los cines, al público le va a encantar la historia y la forma en la que están retratados los personajes. Para mí, más que una película de superhéroes es una película de acción con personajes muy potentes. Los personajes están tan comprometidos con el mundo que les rodea que te sientes tan implicado como ellos. Estoy convencido que la gente va a sentir que forma parte de ese mundo, en vez de sentarse a ver lo que hacen los superhéroes sin más.

¿Qué aportan los hermanos Russo a esta película?

Si te fijas en las películas que han hecho los Russo, verás que aportan un toque fresco y desenfadado a la película. Con un guión tan intenso es fácil que la película adquiera enseguida un tono oscuro. Pero no hay que olvidar que estamos haciendo una película para toda la familia así que debe tener un tono amable. Son muy buenos. Son tremendamente inteligentes y creo que cuatro ojos ven mucho más que dos.

Además, los hermanos Russo son muy rápidos. Da la impresión de que todo el mundo se divierte y que controlan muy bien la situación. ¿Es así?

Creo que sí. Marvel sabe poner un excelente equipo producción al servicio de los directores. Los productores creativos están en el plató y les ayudan muchísimo. Apagan muchos fuegos y eso les permite concentrarse en la película. Ambos saben cómo hablar a los actores, algo que no ocurre con muchos directores. Saben cómo tienen que hablarte y explicarte una escena. Te dicen las razones para hacer lo que haces y no hay muchos directores que se presten a eso.
Además son tremendamente eficaces a la hora de conseguir lo que quieren. Saben que tienen que darlo todo en el momento preciso porque después les costará más. Además aprovechan todos los planos por si pueden utilizarlos después. Es una forma de rodar muy inteligente.

¿Cómo se dividen el trabajo en el plató?

A veces está Joe, otras está Anthony, pero siempre hablan los dos. En muchas ocasiones, es Joe el que explica a los actores la interpretación mientras que Anthony se centra más en lo técnico, como la forma de mirar a la cámara, de actuar ante la cámara. Son como un dragón con dos cabezas y funciona muy bien.

Anthony Mackye

SOBRE LA PELÍCULA:

Tras los devastadores acontecimientos acaecidos en Nueva York con Los Vengadores, Capitán América. El Soldado de Invierno de Marvel nos cuenta cómo Steve Rogers, alias Capitán América, vive tranquilamente en Washington, D.C. intentando adaptarse al mundo moderno. Pero cuando atacan a un colega de S.H.I.E.L.D., Steve se ve envuelto en una compleja trama de intriga y misterio que amenaza con poner en peligro al mundo. El Capitán América se une a Natasha Romanoff, alias la Viuda Negra, y lucha para sacar a la luz una conspiración cada vez mayor mientras hace frente a asesinos profesionales enviados para silenciarle. Cuando por fin se revela la magnitud de la malvada trama, el Capitán América y la Viuda Negra van a contar con la ayuda de Halcón, un nuevo aliado. Pero deberán enfrentarse a un enemigo inesperado y extraordinario: El Soldado de Invierno.

Capitán América: El soldado de invierno de Marvel, basada en la popular colección de cómics que se publicaron por primera vez en 1941, está dirigida por Kevin Feige, dirigida por Anthony y Joe Russo a partir de un guión de Christopher Markus & Stephen McFeely, y está protagonizada por Chris Evans, Scarlett Johansson, Sebastian Stan, Anthony Mackie, Cobie Smulders, Frank Grillo, Emily VanCamp y Hayley Atwell, con Robert Redford como Alexander Pierce y Samuel L. Jackson como Nick Furia.

La película ya está disponible en plataformas digitales (iTunes, Google Play, Nubeox y Wuaki TV) y se encuentra en alquiler y a la venta en DVD, Blu-Ray 3D Combo y edición de caja metálica desde el 20 de agosto.