DÉJAME ENTRAR (LET ME IN)

0
666

http://tumbaabierta.com/beta/wp-content/uploads/2011/04/dejame_entrar_estreno1.jpg

Fecha de estreno es Reino Unido:
29 de octubre de 2010
Fecha de estreno es España:
22 de octubre de 2011
Género: Terror
País: Estados Unidos, Reino Unido
Año: 2010
Duración: 115 mins

Dirección – Matt Reeves, Guión – SMatt Reeves, Producción – Alexander Yves Brunner, Guy East, Donna Gigliotti, Carl Molinder, John Nordling, Simon Oakes, Nigel Sinclair, Fotografía – Greig Fraser,  Montaje – Stan Salfas, Música – Michael Giacchino

Reparto: Chloe Moretz (Eli), Kodi Smit-McPhee (Owen), Richard Jenkins(padre), Elias Koteas (policía), Sasha Barrese (Virginia), Cara Buono (madre), Chris Browning: Jack

Crítica

Intentar hablar de esta nueva versión de Let me in sin compararla con el clásico de culto Sueco de 2008 es realmente difícil, sobre todo si tenemos en cuenta el poco tiempo que ha pasado desde que la cinta de Tomas Alfredson pasó por nuestras pantallas. Sin embargo y pese a las voces que se alzaron en su contra desde que se dio a conocer el proyecto, el hecho de que Matt Reeves estuviera al mando de tan difícil tarea no ha hecho más que avivar mi interés y curiosidad por su visión de esta maravillosa historia de terror sobre el comienzo de a adolescencia. El director de la excepcional Monstruoso ha vuelto a dar en el clavo, quedándose con lo mejor de la idea original y potenciando aquellos elementos que deslucían el conjunto del film europeo. El resultado permitirá que esta historia llegue a más gente pero sin duda hará callar aquellos que por defecto hacen de menos las revisiones americanas.

Owen es un chico de once años confundido por la separación de sus padres y acosado en el colegio por un grupo de abusones que ha decidido convertirle el blanco de sus ataques. Una noche conoce a una recién llegada a su edificio de casi su misma edad. A pesar de la advertencia de Abby sobre su imposible amistad, los niños comenzarán una relación de complicidad que terminará sacando a la luz la naturaleza antinatural de la chica.

Uno de los primeros aciertos del proyecto, estando todavía en sus fases más tempranas, fue el casting de los dos pequeños protagonistas. Kodi Smit-McPhee en el papel de Owen aporta la vulnerabilidad y ambigüedad necesarias para construir un personaje quebradizo y necesitado de ayuda en muchos sentidos. Por su parte Chloe Moretz está a la altura de lo que se esperaba de alguien que para su corta edad ya nos ha dado más de una sorpresa en otros proyectos sin importar su género. Si a la pareja protagonista le sumamos a Elias Koteas o a Richard Jenkins, podemos deducir que el director ha contado para esta cinta con el reparto más adecuado de todo el panorama norteamericano actual.

A pesar de que el punto fuerte conocido hasta el momento del Matt Reeves es la dirección de actores, por la que la película brilla con luz propia, resulta sorprendente como mantiene el público al borde de la butaca durante todo el metraje, manejando la tensión y el suspense como pocos directores supuestamente más ligados al cine de género hoy en día. Hay escenas que cogen al espectador totalmente por sorpresa y ese trabajo de reimaginación del material original de la novela, hace que su trabajo sobresalga incluso más a pesar de la etiqueta de remake que lleva a cuestas. Giros en situaciones determinadas o pequeños momentos íntimos ajenos al film anterior hacen que sea obligatorio el visionado de esta versión para todos a los que en su día nos cautivó la historia.

Aquellos que no vieran en su día el film sueco van a sorprenderse con esta increíble y tierna historia de amistad más allá de la sangre, pero todos los que desconfían de esta nueva visión, no solo van a tener la oportunidad de volver a visitar a estos magníficos personajes, si no que van a quedar impresionados al verse atrapados de nuevo en la trama, a pesar creer que ya la conocen.