CRÍTICA: “MISION IMPOSIBLE. PROTOCOLO FANTASMA”

0
59

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2011/12/tumbaabierta_mision-imposible-protocolo-fantasma-cartel.jpg

Fecha de estreno en España: 16 de diciembre de 2011
Género: Acción – Aventura
País: USA
Año: 2011
Duración: 132 mins
Web: www.misionimposible.es

Dirección -Brad Bird, Guión – Josh Appelbaum, André Nemec Producción – J.J. Abrams, Tom Cruise Fotografía – Robert Elswit, Montaje -Paul Hirsch, Música – Michael Giacchino

Reparto: Tom Cruise (Ethan Hunt), Paula Patton (Jane Carter), Jeremy Renner (Brandt)
Misión Imposible es una franquicia tocada desde que en su segunda entrega se cometieran “errores geográficos y culturales imperdonables” y se cediera la batuta al gran, por aquel entonces, John Woo, que la llevó a su terreno y no hizo nada que no se esperara de él. Aún así, muchos fueron los que se acercaron con recelo a la tercera parte, el mejor bautismo en el largometraje que J.J. Abrams podría haber imaginado. En esta ocasión se le ha dado la oportunidad a Brad Bird, un genio de la animación que ya nos ha regalado perlas como El Gigante de Hierro, Los Increíbles o Ratatouille . Una vez más, el talento de los productores de la saga ha sabido encontrar en este primerizo de la acción real, un valor en alza que solo nos puede hacer esperar grandes obras en el futuro.

Esta nueva entrega vuelve a poner en dificultades al equipo de Ethan Hunt cuando siguiendo la pista a un lunático promotor del apocalipsis como cura de los males del mundo, se ven una vez más rechazados por su gobierno y abandonados a su merced para resolver el caso sin apoyo externo. De Europa a la India pasando por Dubai, las peligrosas aventuras de este grupo de espías arrastrarán al espectador al borde de la butaca durante sus poco más de dos horas de metraje.

El buen hacer de Brad Bird evidencia que el talento no conoce de medios o limitaciones. Su paso del cine de animación tradicional al de las tres dimensiones nos dejó a todos con la boca abierta y ahora al salir por completo de su campo y llevar a cabo su primer trabajo con actores de carne y hueso y cámaras con travellings y grúas, ha sido capaz de ofrecer un espectáculo digno de alguien con una basta experiencia. No es raro deducir que sus conocimientos se encuentran aquí aplicados con naturalidad ya que su especialidad, la narración, de la que hacía gala ya cuando trabajaba en Los Simpsons, no ha hecho más que brillar en un film que apenas da tregua a la audiencia. Una escena final que podríamos describir como ‘muy Pixar’ es el broche de oro para un espectáculo abrumador.

Si hay que buscarle algún pero al film, este podría ser una la historia muy similar, no solo a las que ya se nos han contado en esta saga, si no a las de muchos films de espionaje en los que podemos encontrar a James Bond como un claro referente. Aunque aquí se intenta por todos los medios hacer valer al equipo que acompaña al protagonista, no deja de ser Ethan Hunt quien salva el día una vez más.

Sin embargo encontramos en las incorporaciones a la nueva formación algo a destacar. Sacar a Simon Pegg del laboratorio ha sido todo un acierto como ya se veía venir, aunque la sorpresa en este caso es Jeremy Renner que vuelve a constatar que es un gran actor y aquí demuestra su valía usando un par de registros realmente sobresalientes. En el apartado de antagonistas sin duda el espectador se quedará con la belleza de Léa Seydoux ya que el personaje de Michael Nyqvist no tiene el suficiente peso como para estar a la altura de grandes villanos de la saga como el interpretados por Philip Seymour Hoffman en la anterior aventura.

El espectáculo está servido desde el primer fotograma y no hay secuencia que no se haya cuidado al máximo para sorprender y emocionar. Aprendiendo de otro director muy técnico como Christopher Nolan, Bird se ha atrevido a incluir secuencias rodadas en formato IMAX que logran sumergir al espectador en algunos de los momentos más impactantes del film a lo que también ayuda un sonido espectacular creado por el multigalardonado Gary Rydstrom. Mi sugerencia es elegir la mejor sala de vuestra ciudad, y si podéis acudir a un cine IMAX, no dejéis de hacerlo.

Teniendo en cuenta que el estreno de Las Aventuras de Tintin queda ya bastante lejos en el tiempo, no me equivoco si digo que Misión Imposible: Protocolo Fantasma es la película de estas navidades.