Crítica: CAPITÁN AMÉRICA, EL PRIMER VENGADOR

0
436

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2011/08/tumbaabierta-capitan-america-el-primer-vengador-critica.jpg

Fecha de estreno en EEUU:
22 de julio de 2011
Fecha de estreno en España:
05 de agosto de 2011
Fecha de estreno en Argentina y Chile:
28 de julio de 2011
Fecha de estreno en Colombia y México:
29 de julio de 2011
Género: Acción| Aventura | Ciencia Ficción |
País: EEUU
Año: 2011
Duración: 124 mins

Dirección – Joe Johnston, Guión – Christopher Markus, Stephen McFeely, Producción – Kevin Feige, Fotografía – Shelly Johnson, Montaje – Robert Dalva, Jeffrey Ford, Música – Alan Silvestri

Reparto: Chris Evans (Capitán América / Steve Rogers), Hugo Weaving (Johann Schmidt / Red Skull)

Para competir en un verano plagado de blockbusters hacía falta un héroe de los de toda la vida, con el tratamiento que merece. Capitán América, el Primer Vengador no solo hace justicia a un personaje clásico de Marvel si no que devolverá la ilusión a todos aquellos que pensaban que era imposible adaptar un cómic con respecto y a la vez ofreciendo un producto de acción y aventura redondo.

Nos encontramos ante un personaje blanco, sin pliegues, un héroe autentico que a pesar de ser un canijo pretende alistarse para servir a su país durante la segunda guerra mundial. Se agradece la falta de socarronería y la ironía de la que hacen gala el resto de personajes que hasta la fecha Marvel a ido presentando. El Capitán América hace honor a su nombre, no con empalagosos nacionalismos si no haciendo de la verdad y la justicia su bandera.

Para ello no se podría haber contado con otro que no fuera Chris Evans. Si bien era elegido en anteriores producciones precisamente por aportar esa carismática chulería, aquí ofrece su mejor versión del Boy Scout por antonomasia, haciendo imposible no caer rendido a los pies del personaje que interpreta.

Los que corrimos asustados del desastroso resultado de El Hombre Lobo, encontramos aquí que la dirección de Joe Johnston no podría ser más segura y precisa. Estamos en las manos de un profesional del cine de entretenimiento que vierte aquí todos sus años al servicio de George Lucas y Steven Spielberg para ofrecernos una película con un ritmo endiablado y un sentido del espectáculo digno de sus maestros.

Las influencias de una película como En Busca del Arca Perdida no se limitan solo al tono pensado para Capitán América, si no que encontramos referencias directas e incluso algún guiño directo en boca del villano interpretado por el siempre genial Hugo Weaving, al que aquí encontramos regodeándose en su agente Smith con acento alemán.

Una de las pistas que nos da la clave de como se ha cuidado esta producción, es encontrarnos una banda sonora de alguien como Alan Silvestri, otro gran olvidado del cine de palomitas, que nos ofrece aquí un score que nos invita a salir de las salas de cine a correr una y mil aventuras.

Por sacarle algún fallo a esta estupenda producción, podemos destacar lo mal acabados que están algunos planos de efectos especiales, sobre todo en lo que se refiere a composición de fondos digitales. Mientras que momentos clave como el uso del escudo o las geniales escenas aéreas no sufren por su integridad, algunos momentos menos llamativos nos hacen pensar en lo apresurado de la posproducción de la película. Este es un claro ejemplo de un film en el que no importa realmente si no termina de funcionar algún efecto visual porque la historia se antepone a lo que estamos viendo, y aquí el guión es de sobresaliente.

Se adivinan los toques maestros de Joss Whedom en el libreto a pesar de no estar acreditado como guionista. No es habitual encontrar humor inesperado en diálogos que en otras producciones serían de mero tramite y aquí no hay línea que no este escrita e interpretada con gracia. El futuro director de Los Vengadores se permite aquí dirigir el epilogo, que como muchos sabréis ya esta especialmente emparentado con el citado film. Prohibido levantarse durante los créditos.

No aconsejo su visionado en 3D ya que el film no ha sido rodado de esa manera. Ademas, tratándose de una película de época, puede hasta resultar anacrónico aguantar las dos horas con las gafas de marras. Una aventura clásica que debe contemplarse de la manera más tradicional posible.

Si hay que elegir un superhéroe vencedor este verano yo ya tengo mi candidato. ¿Y vosotros?