Afincado en Hollywood desde los 18 años, el cineasta español Jaume Collet-Serra arrancó su carrera en 2005 con el slasher La casa de cera, escrito por Chad y Carey W. Hayes (guionistas de las dos primeras entregas de la saga ‘Expediente Warren) y producida por Joel Silver para Warner Bros. Pictures. Pese a pasar sin pena ni gloria por la taquilla, este impulso le llevó -tras una segunda película fuera del género para Disney, ¡Goool 2! Viviendo el sueño– a realizar en 2009 La huérfana (Orphan), producida por Silver y Leonardo DiCaprio. Este título sí marcó un gran precedente, con Vera Farmiga afianzándose en el terror, después de protagonizar El hijo del mal (como madre de otro vástago diabólico, Joshua) y antes de convertirse en la médium e investigadora de lo paranormal Lorraine Warren de la franquicia de James Wan.

En su película, una producción Dark Castle distribuida por Warner, Collet-Serra planteaba la historia de un matrimonio que tras perder a su bebé adopta a una niña de 9 años que no es tan inocente como aparenta. La pequeña, Esther, de inquietante apariencia, estaba interpretada por la joven actriz (de 11 años entonces), Isabelle Fuhrman. Un relato con un original giro que marcó su éxito y sirve ahora, 12 años más tarde, como premisa de una precuela, Orphan: First Kill.

Una precuela para LA HUÉRFANA

Producida por eOne y Dark Castle, el nuevo filme se encuentra en postproducción y se desconoce su fecha de estreno (que contará con Diamond Films para su distribución en España), pero esta semana se desvelaban jugosos detalles sobre el proyecto. Está dirigida por William Brent Bell, responsable de otros títulos de terror como Devil Inside, The Boy y The Boy 2: La maldición de Brahms.

Firma el guion David Coggeshall (Exorcismo en Georgia), y cuenta en el reparto con la nominada al Globo de Oro y al Emmy por su papel en la serie de televisión Dexter, Julia Stiles, quien también tuvo anteriormente en la ficción problemas con un hijo, en el remake de La profecía, realizado por John Moore en 2006.

Comparte protagonismo con el actor Rossif Sutherland, hijo del legendario actor Donald Sutherland. Pero el dato más sorprendente es que Isabelle Fuhrman vuelve a interpretar a la aterradora Esther, tras participar en películas como Los juegos del hambre, Blackwood de Rodrigo Cortés o la reciente Escape Room 2: Mueres por salir, a lo largo de más de una década. Ahora, con 24 años, tendrá que representar en la pantalla a la niña que interpretó entonces.

Según la sinopsis, Leena Klammer organiza un brillante plan para escapar de un centro psiquiátrico de Estonia y viaja a Estados Unidos haciéndose pasar por la hija desaparecida de una familia adinerada. Bajo la identidad de “Esther”, tratará de llevar una nueva vida, pero en este camino se encontrará con una madre que protegerá a su familia a cualquier precio.

Para lograr que Isabelle Fuhrman parezca de nuevo una niña, se han utilizado diversos trucos de cámara, a través de la filmación en perspectiva forzada, además de la intervención de un equipo de maquillaje liderado por Kristy Greig (Blumhouse. Jóvenes y brujas, Mamá te quiere) y Doug Morrow (Godzilla, La maldición de Chucky). Por supuesto, el uso de prótesis y un vestuario apropiado con el fin de rejuvenecerla han sido fundamentales, pero además su compañera de reparto Julia Stiles ha declarado que “su actuación es impresionante, al encarnar perfectamente a una niña en la forma de hablar y en la manera de caminar“.

Próximas películas de Isabelle Fuhrman

Antes, sin embargo, veremos a la actriz en otras dos largometrajes de género pendientes de lanzamiento. Por un lado, The Novice, que narra la historia de una universitaria LGTBI que se une al equipo de remo de su universidad, la cual se impuso el pasado mes de junio como la gran ganadora de la XX edición del Festival de Tribeca, logrando los premios a mejor película de ficción, el premio a mejor actriz para Fuhrman y el de mejor fotografía.

Por otro, también protagoniza The Last Thing Mary Saw, que tuvo su première internacional en agosto en Canadá, en el marco del Festival Fantasia. Ópera prima del estadounidense Edoardo Vitaletti, está ambientada en un poblado cerca de Nueva Inglaterra, en el año 1843, para narrar un relato sobre un amor prohibido.