“LEGENDARIUM”: Una recopilación de relatos inspirados en leyendas españolas

777

Coincidiendo con la aparición de un nuevo sello en el panorama editorial español, Tombooktu (perteneciente a la veterana editorial Nowtilus), sale estos días a la venta el primer volumen de Legendarium, una antología de relatos inspirados en leyendas tradicionales y urbanas de toda la geografía española.

La colección, que se compone de cuatro libros, ha sido compilada y dirigida por Rubén Serrano (conocido por dirigir exitosas antologías en colecciones como la Línea Z’de Dolmen Editorial, Crónicas de la Marca del Este o Los Mitos de Cthulhu de Edge) y Javier Pellicer (que triunfa actualmente con su novela histórica El espíritu del lince).

Los tres siguiente volúmenes se irán poniendo a la venta en meses sucesivos, saliendo al final un único tomo con toda la obra completa. Además, los lectores pueden adquirirla tanto en formato digital como en papel.

El objetivo de la colección es el de acercar al lector muchas de las leyendas tradicionales y urbanas que se extienden por toda la geografía nacional, haciendo su particular homenaje al legendarium español a través de un total de veintiséis relatos basados en historias populares.

Legendarium cuenta con la participación de destacados prosistas, como el criminólogo Ivan Mourin (colaborador del programa Cuarto Milenio y autor de la novela Niños Perdidos o la de inminente aparición Resurrección. Crónicas del Caído) o el historietista y escritor Javier Cosnava (autor de conocidas novelas gráficas, como Mi Heroína o Un Buen Hombre, y de novelas como De los Demonios de la Mente o Diario de una Adolescente del Futuro), así como otros autores pertenecientes a H-Horror y a la Asociación Española de Escritores de Terror ‘Nocte’. De esta última destacan Juan Ángel Laguna Edroso, su actual presidente, y David Jasso, fundador y presidente de honor.

Legendarium es una antología de relatos que pretende seguir alimentando el imaginario popular con historias fabulosas, cargadas de misterio. Aunque, a diferencia de las auténticas leyendas, éstas no pretenden explicar nada ni están al servicio de las creencias de la sociedad. Sólo buscan proporcionar una nueva vuelta de tuerca a algún tema ya existente, trastocando deliberadamente la historia original en la que se asienta para dar paso a una nueva versión. Y todo ello con un fin meramente recreativo, para entretener y divertir al lector con nuevas mentiras literarias que, sin embargo, recobran el verdadero origen etimológico de la palabra leyenda: obras para ser leídas.