El fantástico pierde a Stuart Gordon (1947-2020)

809
Stuart Gordon con el doble animatrónico de Jeffrey Combs en el rodaje de Re-sonator.
Stuart Gordon con el doble animatrónico de Jeffrey Combs en el rodaje de Re-sonator.

Entre las noticias de esta semana, que acaparan los últimos titulares sobre la pandemia del coronavirus, se colaba el comunicado del fallecimiento el pasado martes en su Chicago natal de uno de los “maestros de terror”, el director, guionista y productor de cine y teatro estadounidense Stuart Gordon. A los 72 años, su muerte fue por causas naturales no relacionadas con el Covid-19.

Numerosos compañeros de profesión han mostrado sus condolencias y rendido homenaje al creador, como Jeffrey Combs su actor fetiche, protagonista del filme de culto Re-animator (Premio a la Mejor Película en el Festival de Sitges de 1985), que marcó la carrera de Gordon. “El mundo del cine ha perdido a un maestro y muchos han perdido a un querido amigo. Como cineasta fue audaz, temerario y valiente. Fue un verdadero visionario. Como amigo, fue amable, gentil y siempre alentador. Era como un hermano para mí”, expresó en Twitter (@jeffreycombs).

Re-animator fue la primera adaptación de Stuart Gordon de la obra de H. P. Lovecraft, otro de los grandes maestros del género, pero en el marco de la literatura, de cuyo nacimiento se cumple este año el 130º aniversario. Gordon admiraba el imaginario del escritor de Providence, como su amigo Brian Yuzna (director de las secuelas La novia de Re-animator, 1990, y Beyond Re-animator, 2003), quien le recordaba en Instagram (@brianyuzna) con una fotografía del rodaje de la original en la que también aparece la actriz protagonista Barbara Crampton. A su vez la artista, en su perfil de la red social (@barbaracrampton) publicaba días atrás: “Para ser alguien que escribió y dirigió material tan oscuro, era el más feliz y alegre. Siempre buscaba y resaltaba tanto el miedo como la diversión que hay en nuestros espacios más temidos. Él entendía la naturaleza humana y en el set animaba gentilmente a interpretar cada escena con toda la profundidad y valentía que pudieras reunir. Estoy muy agradecida de que me pidiera trabajar con él tantas veces… Los fans, amigos y familiares lo extrañarán profundamente”.

En Re-animator, Stuart Gordon adaptó parte de la historia en seis capítulos Herbert West: Reanimador (1921-1922), sobre el maquiavélico científico y sus investigaciones sobre la muerte y la reanimación de los cuerpos.

Gordon volvió a reunir a Jeffrey Combs y a Barbara Crampton en su segundo largometraje, Re-sonator (1986), basado en el relato Desde el más allá (From Beyond) publicado por primera vez en 1934. En este título y su siguiente película, Dolls (1987), volvió a contar con Brian Yuzna en la producción.

Los siguientes encuentros de Gordon con Lovecraft fueron en sus películas Castle Freak (1995), basada en la historia corta El intruso, y Dagon: La secta del mar (2001), producida en Barcelona con la Fantastic Factory e inspirada en los relatos Dagon y La sombra sobre Innsmouth; así como en uno de los episodios que dirigió para la serie antológica Masters of Horror, ideada por Mick Garris, Dreams in the Witch House (“Los sueños en la casa de la bruja”, 2005).

Pero en la producción de fantasía de Gordon también hay títulos más amables y recordados por todos. Fue el creador, junto a Yuzna y Ed Naha de los personajes y la historia de la película Cariño, he encogido a los niños, dirigida por Joe Johnston en 1989, Premio BAFTA a los mejores efectos visuales. En el filme, que tuvo dos secuelas (Cariño, he agrandado al niño y Cariño, nos hemos encogido a nosotros mismos) y una serie de televisión, Rick Moranis interpretaba a un inventor que diseña una máquina para encoger el tamaño de los objetos, pero por equivocación reducirá a sus propios hijos, quienes vivirán una aventura alucinante.

Con su último trabajo como director, Stuck, visitó Sitges en 2007 junto a la actriz protagonista, Mena Suvari. El filme, indagaba en un acontecimiento real que conmocionó a la opinión pública en Estados Unidos, y presentaba la historia de una joven enfermera que atropella a un hombre y se da a la fuga, pero la víctima queda literalmente incrustada en el capó de su coche.

Stuart Gordon y Mena Suvari en el Festival de Sitges 2007.
Stuart Gordon y Mena Suvari en el Festival de Sitges 2007.

Posteriormente, volvía al teatro con éxito con la versión musical de Re-Animator y la obra Nevermore… An evening with Edgar Allan Poe, también protagonizada por Jeffrey Combs.

Con su muerte, se apaga una mirada única del fantástico.