Cincuenta y cinco años se cumplen el 1 de diciembre del corriente de la aparición de la icónica novela de ciencia ficción escrita por Frank Herbert, Dune; 45 de su primera publicación en español. Uno de los títulos más vendidos del género literario, que visto el éxito dio continuidad el autor estadounidense con otros cinco volúmenes (El mesías de Dune, Hijos de Dune, Dios emperador de Dune, Herejes de Dune y Casa Capitular Dune).

Además, tras el fallecimiento del escritor en 1986, su hijo Brian Herbert, en asociación con Kevin J. Anderson (también especializado en la novela de ciencia ficción), preparó las trilogías Preludio a Dune y Leyendas de Dune, a modo de precuela, y dos novelas posteriores: Cazadores de Dune y Gusanos de arena de Dune. Los personajes, la imaginería y el universo desarrollados desde el relato original son inmensos, un maremágnum que llevó al cine por primera vez David Lynch en 1984, tras el proyecto fallido de Alejandro Jodorowsky. El artista y psicomago chileno trabajó durante más de cinco años en una ambiciosa traslación de la novela a la pantalla, con la dirección artística del dibujante francés Moebius, la participación de H.R. Giger y un reparto extraordinario que podría haber contado entre sus filas con Orson Welles y Salvador Dalí.

Su presupuesto inabarcable tumbó la producción, que se retomaría bajo el paraguas de Dino de Laurentiis, quien en 1980 compró los derechos de toda la saga. Ridley Scott, quien por aquel entonces trabajaba en Blade Runner, rechazó dirigir la película, que llegó a manos de David Lynch, tras haber logrado en 1981 ocho nominaciones a los Óscar (y ninguna estatuilla) por El hombre elefante, su segundo largometraje.

Protagonizada por Kyle MacLachlan, Virginia Madsen, Brad Dourif, Max von Sydow, Sean Young y Sting, entre otros, no resultó para todos los gustos, y en el año 2000 Syfy lanzó una adaptación a televisión en formato miniserie de tres episodios: Dune, la leyenda.

Dune, de Denis Villeneuve

Ahora los amantes del fantástico esperan ansiosos el estreno de la nueva versión a cargo de Denis Villeneuve, director canadiense con una trayectoria fabulosa, en la que los títulos de ciencia ficción La llegada y Blade Runner 2049 conviven con thrillers como Enemy, Prisioneros o Sicario, entre otras aplaudidas propuestas.

Esta semana se confirmaba la fecha de estreno internacional, programada para el 18 de diciembre de este año. Ante la crisis sanitaria internacional, el futuro a corto y medio plazo nos tiene sumidos en una abrumadora incertidumbre, pero conocer que las próximas navidades podríamos estar en un cine disfrutando de esta esperada película nos colma de ilusión.

También se desvelaban, en primicia de la mano de Vanity Fair, las primeras imágenes de la nueva Dune, rodada en la primavera de 2019 en los estudios Origo Film de Budapest y en Jordania, bajo duras condiciones meteorológicas. Así, hemos podido conocer cómo lucirán en la piel de sus personajes los miembros del reparto, repleto de nombres destacados como Timothée Chalamet, Rebecca Ferguson, Zendaya, Javier Bardem, Dave Bautista, Stellan Skarsgård, Charlotte Rampling, Oscar Isaac, Jason Momoa o Josh Brolin.

La ficción nos reconducirá a un lejano futuro, para conocer la historia de Paul Atreides, hijo de una noble familia encargada de proteger el activo más valioso de la galaxia: “la especia”, una droga que alarga la vida humana, otorga niveles de pensamiento sobrenaturales y hace posible los viajes interestelares.

La fantasía al servicio de la imaginación y los sueños en una superproducción que solo contemplamos disfrutar, al menos por primera vez, en pantalla grande.