CRÍTICA: “CAPITÁN AMÉRICA: EL SOLDADO DE INVIERNO”

1045
Chris Evans. Capitán América

[dcs_img width=”212″ height=”300″ thumb=”true” framed=”black” mleft=”15″ author=”Marvel Studios” desc=”Capitán América: El soldado de Invierno” lightbox=”true” title=”Capitán América: El soldado de Invierno” pos=”right” mright=”15″]https://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2014/04/tumbaabierta_capitan_america_soldado_invierno_poster.jpg[/dcs_img]
[dcs_p color=”#FFFFFF” size=”11″ fheight=”16″ bgcolor=”#0f0f0f” margin=”-20px 247px 0px 0px” padding=”20px 20px 20px 20px” rounded=”10″]
Género: Acción|Aventura|Thriller|Ciencia-ficción.
País: Estados Unidos
Año: 2014
Duración: 136 mins.
Fecha de estreno en Estados Unidos: 4 de abril de 2014.
Fecha de estreno en España: 28 de marzo de 2014.

Dirección– Anthony y Joe Russo| Producción –Kevin Feige, Louis D’Esposito, Nate Moore y Stan Lee| Guión – Christopher Marcus y Stephen McFeely, basado en el cómic Capitán América: El Soldado de Invierno (2004) de Ed Brubaker y Steve Epting | Montaje – Jeffrey Ford| Fotografía – Trent Opaloch| Música – Henry Jackman.

Reparto: Chris Evans (Steve Rogers/Capitán América), Scarlett Johansson (Natasha Romanoff/La Viuda Negra), Sebastian Stan (Soldado de Invierno), Anthony Mackie (Sam Wilson/Halcón), Robert Redford (Alexander Pierce), Samuel L. Jackson (Nick Furia), Cobie Smulders (Maria Hill), Frank Grillo (Brock Runlow), Maximiliano Hernández (Agente Sitwell), Emily VanCamp (KATE/Agente 13 Sharon Carter), Callan Mulvey (Jack Rollins), George St. Pierre (GEORGES Batroc), Hayley Atwell (Peggy Carter), Toby Jones (Armin Zola) y Garry Shandling (Senador Stern).

[/dcs_p]
[dcs_thinspliter size=”large”]
Para la tercera película de la Fase 2, Marvel ha optado por realizar una libre adaptación del cómic homónimo, ahora con dirección de los hermanos Anthony y Joe Russo.

Tras los acontecimientos de Los Vengadores, Steve Rogers/Capitán América (Chris Evans) comienza a adaptarse en su nueva vida en el siglo XXI, a la vez que trabaja para SHIELD.

Posteriormente vemos un prólogo (que recuerda a los de la saga James Bond) en el que éste es enviado a una misión junto a Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) y los Agentes Brock Rumlow (Frank Grillo) y Jack Rollins (Callan Mulvey), y donde que tienen que hacer frente al secuestro de un barco efectuado por Georges Batroc (George St. Pierre).

Acto seguido, la acción avanzada y nos muestra una emboscada en la que se ve envuelto Nick Furia (Samuel L. Jackson) y en la que es atacado por El Soldado de Invierno (Sebastian Stan), un asesino profesional.

Todo esto provoca que el Capitán América desobedezca una orden de SHIELD, y a raíz de ello se verá envuelto en un complejo entramado que tratará de desentrañar con la colaboración de la Viuda Negra, Maria Hill (Cobie Smulders) y Sam Wilson/Halcón (Anthony Mackie), un militar que utiliza unas alas mecánicas que le permiten volar.

Entre los nuevos personajes encontramos a Alexander Pierce, un alto dirigente de SHIELD (interpretado de forma acertada por un solvente Robert Redford, en un claro guiño a los thrillers políticos que este protagonizó en los 70), y la Agente 13 Sharon Carter (Emily Van Camp), la cual finge ser una vecina de Steve Rogers llamada Kate para proteger a éste. Por otra parte, también nos reencontramos con otros ya vistos en anteriores entregas de la franquicia como Peggy Carter (Hayley Atwell); Armin Zola (Toby Jones), el Agente Jasper Sitwell (Maximiliano Hernandez), o el Senador Stern (Garry Shandling, que repite el papel que ya interpretó en 2010 en Iron Man 2).

En lo relativo a su guión, se efectúan varios cambios respecto al cómic original, ya que éste era más violento y se centraba principalmente en el duelo entre el protagonista y su antagonista, al tiempo que se empleaban varios flashbacks para explicar el pasado de éste último (algo que apenas vemos en esta versión cinematográfica, más orientada a enlazar la trama con las futuras películas).

A pesar de estas modificaciones, el resultado final es un thriller de acción trepidante rodado al viejo estilo (al fin vemos a nuestro héroe combatiendo como un auténtico acróbata, ya que las escenas de acción de la estimable Capitán América: El Primer Vengador (2011) eran lo menos notable de la misma), y con guiños a la literatura pulp y la novela negra. Otro acierto lo encontramos en su tono más oscuro y menos humorístico que anteriores films de Marvel, y en el hecho de aprovechar a personajes nuevos como Halcón (aunque no ocurre lo mismo con la Sharon Carter, que seguramente tendrá más relevancia en futuras entregas).

Todo ello lo convierten en el mejor largometraje de un personaje individual desde Iron Man (2008).

Chris Evans. Capitán América