HÉROES CÓMIC CON MADRID: Nos hacemos mayores

Héroes Cómic Con Madrid se celebró los días 10, 11 y 12 de noviembre de 2017 en IFEMA.

0
383

¿Es Wonder Woman un icono feminista? “Por supuesto que lo es”, respondió así de rotunda Chelsea Cain, escritora de la muy estimulante miniserie de cómics Marvel Mockingbird (Pájaro Burlón en castellano), ante una pregunta del público asistente a la charla que dio junto a la dibujante del mismo cómic Kate Niemczik en el Héroes Cómic Con Madrid.

Una charla moderada por Laura Barrachina, directora y presentadora del programa “La hora del bocadillo” de Radio 3 (RNE), que resultó ser de lo más interesante, aunque como bien observaron algunos de los presentes, yo mismo entre ellos, ya va siendo hora de que a las autoras de cómics no se les encarguen solamente obras “minoritarias” sino que puedan acceder a escribir y dibujar las series más vendidas, los blockbusters de las grandes editoriales, es decir los Capitán América, Vengadores, Batman y compañía.

Chelsea Cain

Pero de momento ahí están, autoras como Cain, Niemczik, Lu, DeConnick, Ríos, Wilson, y tantas otras que están contribuyendo a que la industria de cómics de un salto evolutivo hacia adelante, y que por fin los personajes femeninos empiecen a desarrollar toda la potencialidad que merecen.

La misma Chelsea Cain se considera feminista, en cuerpo y alma, pero advierte: el término hay que ganárselo, como hace Bobbi Morse, la mujer detrás de la máscara de Pájaro Burlón. Quedan muchas batallas por ganar, y solo estamos al principio de lo que se supone es y será un camino largo a recorrer, con el objetivo puesto, como dijeron tanto Cain como Niemczik, en que un día no se hable de las mujeres autoras como una rareza, sino como algo frecuente y común. De momento son unas cuantas y están aquí para quedarse, y esa es una gran noticia.

Según Cain, Mockingbird ha sido la excusa para poner en exposición la manera de cómo se trata a la mujer dentro del mundo del cómic. Niemczik por su parte está convencida de que los equipos creativos de mujeres, como han sido ella y Chelsea Cain en Mockingbird, son un estímulo para que otras autoras se animen a escribir y dibujar cómics.

Mockingbird ha enseñado a los lectores que hay otra manera de escribir cómics, remarca Cain, llamando la atención incluso de muchos lectores que jamás habían leído un cómic hasta la fecha. Actualmente hay muchas superheroínas, cada vez más, pero en la mayoría de casos son escritas y dibujadas por hombres. Lo cual no está mal, pero es necesario que sus historias sean también escritas y dibujadas por la otra mitad de la población mundial. Aunque por otro lado, Niemczik se congratula de que cada vez haya más títulos con mujeres como protagonistas, también en los videojuegos, otro mundo del que se siente especialmente atraída.

Aún así, Cain recuerda que seguimos viviendo en un patriarcado, como demuestra el hecho de que ante las acusaciones al cómic por parte de determinados sectores de la sociedad norteamericana, que lo tacharon de “excesivamente feminista”, la editorial decidió cancelar la serie.

Ante la pregunta que yo mismo hice a Cain, sobre si cree que falta mucho para que se encargue a una autora escribir o dibujar una de las series “mayores”, la escritora contesta con un rotundo: “el puto día llegará”, así como también llegará el día en que no haya que acudir a las convenciones de cómics para hablar de feminismo. “Ask me about my feminist agenda” (Pregúntame por mi agenda feminista), es el lema que Bobbi Morse (Mockingbird) lleva escrito en su camiseta, y que no pocas de las asistentes a la conferencia llevaban también en las suyas. Todo un alegato para este tiempo, imprescindible para mujeres y hombres de todo lugar y condición.

Ésta y otras conferencias, con autores como Frank Miller (la estrella sin duda de la presente Comic Con), Paul Gulacy, Brian Azzarello, Mark Brooks, y un largo etcétera, acudieron a esta impresionante Comic Con para ilustrar con sus conocimientos y anécdotas a los numerosos aficionados, más de 50.000 según las previsiones.

Frank Miller y Brian Azzarello

Un evento organizado por todo lo alto, con David Macho (responsable de una de las más importantes agencias de autores de cómics) a la cabeza, impecable en su organización y sobresaliente, o más bien cum laude, respecto al listado de invitados. Aparte de los mencionados, autores como Art Adams, Fabian Nicieza, Phil Jiménez, Paco Roca, Olivier Coipel, Juan Díaz Canales, El Torres, Ana Coto, Jesús Alonso Iglesias, Desirée Bressend, y tantos y tantos otros.

Y no faltaron, para delirio de fans, actrices del calibre de Lena Headey (Cersei Lannister de Juego de Tronos), o Jenna Coleman (protagonista de Doctor Who y Victoria), para amenizar el evento y responder a las numerosas preguntas del público. Hasta vino la actriz que puso cuerpo a Leia Organa al final de Rogue One, una joven cantante y actriz noruega de nombre Ingvild Deila.

La asistencia, como he mencionado, numerosísima, en esta Convención que parece querer emular a las grandes de Europa. Expositores en gran calidad, aunque eso sí, uno echa de menos aquellas ferias en las que el 90% de los stands eran de editoriales y librerías de cómics. Ahora mismo son cada vez más los stands de merchandising, cadenas de televisión, autores noveles que se promocionan, videojuegos y hasta de firmas comerciales, lo cual pone en evidencia el creciente interés que suscitan estos eventos al margen del cómic en sí, pero hace que se pierda un poco el espíritu originario.

Aún así, la presencia de tantos autores, nacionales y extranjeros, hicieron que la asistencia a este Comic Con se convirtiera en algo especial y mágico. Público de todas las edades, cosplays (más que nunca), autores, editores, lectores y aficionados, se reunieron este fin de semana en Madrid para asistir a un evento que quiere y puede, por fin, codearse con los grandes. Enhorabuena a los organizadores.

Jenna Coleman

Y acabo ya con un anuncio que nos hizo la actriz Jenna Coleman, no por ya conocido menos impactante, y que nos ilustra por dónde camina el futuro: “El próximo Doctor Who, el número 13, será una mujer”. Ya era hora.