Fábulas de Albión edita «UNA CIUDAD ASEDIADA», una de las primeras novelas de zombies

0
672

Con prólogo de Jesús Palacios, la editorial Fábulas de Albión presenta el cuento fantástico de Margaret Oliphant Una ciudad asediada. Se trata de una de las primeras novelas de muertos vivientes, con un argumento principal y una estructura que antecede a cualquier película de zombies moderna, en la mejor línea de la tradición anglosajona del relato alegórico, fantástico, o clásica historia de fantasmas netamente británica. Una ciudad asediada es la obra clave de la producción de la autora que más destaca por su aportación única y singular al cuento de fantasmas victoriano.

Del prólogo de Jesús Palacios

«Lugares, resquicios, grietas abiertas entre ambos mundos que, por otro lado, no permiten el libre tránsito del uno al otro, sino que, al contrario, también los separan irremediablemente . El genio de Oliphant es describir, con una envidiable densidad psicológica y atmosférica, cómo se producen estos encuentros —o desencuentros— entre lo visible y lo invisible. Y las consecuencias dramáticas que forzosamente provocan en sus protagonistas, a uno y otro lado del espejo.»

Margaret Oliphant nació cerca de Edimburgo en 1828. Debido a los negocios de su padre la famila se trasladó a Glasgow y a Liverpool, donde pasó su juventud. Su primera novela, Passages In The Life Of Mrs Margaret Maitland(1849) le reportó un considerable éxito, y contribuyó a que se conviertiera en colaboradora habitual de la prestigiosa revista literaria escocesa Blackwood’s Magazine, donde serializaría varias de sus novelas y publicaría cientos de relatos, ensayos y artículos.

Durante su vida, marcada por varias muertes y desgracias familiares, se vio obligada a mantener sola a hijos, sobrinos, e incluso a su hermano alcohólico, y lo hizo mediante una prodigiosa producción literaria. Muy interesada en el Más Allá, en la comunicación entre los muertos y los vivos, Oliphant, concibió un grupo de historias, conocidas como Relatos de lo Visible e Invisible, que respondían a su interés en la vida después de la muerte. Entre ellos, el más relevante es sin duda A Beleaguered City (1869), que la confirmó como una de las escritoras de relatos de fantasmas más personales y adelantadas a su época. Margaret Oliphant murió en 1897.

"UNA CIUDAD ASEDIADA", una de las primeras novelas de zombies