ENTREVISTA A SAM RILEY, DIAVAL EN “MALÉFICA” DE DISNEY

0
1705
Diaval

El actor británico Sam Riley da vida al cuervo Diaval en las numerosas formas que adopta en “Maléfica” de Disney. “No se conoce mucho la historia de Diaval, pero es un cuervo muy orgulloso, con un punto de arrogancia”, dice Riley. “Maléfica se sirve de él para desplazarse a sitios donde no se puede ir más que volando y también espía para ella. Pero la relación entre ellos se hace más profunda. Diaval se encariña con ella. Es el único personaje que puede hablar con ella cuando está furiosa. Sabe lo que piensa y la maneja bien. Sólo actúo cuando Maléfica convierte a Diaval en un hombre. Pero también me transformo en otro tipo de criaturas: un lobo, un dragón y un caballo”.

Al describir el aspecto de Diaval, Riley añade: “Todos los animales que encarna Diaval, incluyéndome a mí, tienen elementos de pájaros. Cuando adopta la figura de un hombre, Diaval tiene unas cuantas plumas y una nariz parecida a un pico”. Para completar el aspecto aviar, Riley afirma: “Llevo lentillas negras y el pelo negro con plumas”.

Riley, que suele interpretar personajes intensos en películas independientes como En la carretera y Brighton Rock, se inspiró en varios aspectos para desarrollar el personaje de Diaval, como por ejemplo un acento irlandés para que encajase con la idea de que todas las criaturas tienen origen celta. También trabajó con expertos en movimiento que le ayudaron a estudiar los movimientos de los cuervos. “Esas horas de entrenamiento fueron algunas de las más vergonzosas que ha pasado nunca a la hora de prepararme para una película. Especialmente cuando tuvo que correr alrededor de una habitación enorme agitando los brazos, imitando graznidos y haciendo cosas terriblemente embarazosas“, comenta Riley. “Pero una vez que lo superas y ves que nadie se fija, te da menos vergüenza hacer cosas raras ante 50 personas. No he puesto en práctica todo lo que aprendí pero algunos ticks y posturas me fueron muy útiles. Los cuernos son unos animales fascinantes; son enormes y la verdad es que imponen muchísimo”.

El personaje de Diaval continúa evolucionando a lo largo de la película, y eso planteó un reto considerable para Riley como actor. Riley señala: “Al principio la gente se mostraba algo escéptica sobre la idea de una relación entre Diaval y Maléfica. La idea de un hombre pájaro y una hechicera no estaba nada clara. Así que a medida que el personaje iba cambiando y desarrollándose, hice más escenas de las que necesitaría un personaje normal. A veces me pedían que hiciera cosas extraordinarias y después otras que sonaran más realistas”.

Riley cree que el único propósito del personaje es ayudar a que sea más fácil identificarse con Maléfica y que sea algo más que una figura unidimensional. “Maléfica es una mujer fascinante“, explica Riley. “En la relación entre Diaval y Maléfica, Diaval intenta sacar a la luz lo que él sabe que hay dentro de Maléfica”.

Era la primera vez que Riley trabajaba en el entorno de un gran estudio y la experiencia le impactó. “Los platós son impresionantes y los sets exteriores tienen hasta cataratas que fluyen por lo que parecen rocas de verdad“, dice Riley. “También hay una cabaña de verdad con un tejado de paja. El talento y el trabajo que conlleva son una auténtica locura. Es alucinante trabajar en un estudio. Es algo que no había hecho nunca. Hay un montón de departamentos que trabajan al unísono para que la maquinaria funcione”.

No tiene nada que ver con estar en un plató con el suelo y la pared azules. Hay cosas muy tangibles. Cosas que se pueden tocar. Son cosas que te ayudan a sentir que estás en un lugar mágico. Me sigue fascinando cada vez que voy a trabajar“, concluye el actor.

Riley cree que cuando el público se siente en el cine para ver Maléfica, disfrutarán de la película a muchos niveles. “Creo que al público le parecerá emocionante y también le impactará su envergadura y su visión, sin olvidar el aspecto dramático“, comenta Riley. “Las escenas de acción y la magia y el romance tienen un estilo muy clásico y eso gustará mucho a los niños pequeños que además sabrán apreciar el aspecto mágico. También conquistará a los adultos que disfrutaron con ‘Avatar’ y a los que les gusta una buena película clásica magníficamente hecha, algo que Disney sabe hacer como nadie. Es todo eso y mucho más”.

Diaval

¿Puedes describirnos a Diaval, tu personaje?

Diaval es más que nada un cuervo. No se conoce mucho la historia de Diaval, pero es un cuervo muy orgulloso, con un punto de arrogancia. Maléfica lo salva de una muerte segura a manos de un granjero y sus perros. Se sirve de él para desplazarse a sitios donde no se puede ir más que volando y también espía para ella. Pero la relación entre ellos se hace más profunda. Diaval se encariña con ella. Es el único personaje que puede hablar con ella cuando está furiosa. Sabe lo que piensa y la maneja bien. Durante los 16 años de Aurora se convierten en un matrimonio de muchos años que se pasa el día discutiendo. Yo sólo actúo cuando Maléfica convierte a Diaval en un hombre. Él es el único que puede comunicar verbalmente con ella. Pero también me transformo en otro tipo de criaturas: un lobo, un dragón y un caballo.

Todos los animales que encarna Diaval, incluyéndome a mí, tienen elementos de pájaros. Cuando adopta la figura de un hombre, Diaval tiene unas cuantas plumas y una nariz parecida a un pico. Pero Diaval tiene un gran corazón. Es un poco gótico, un poco rockero. Pero es muy tierno con la niña y eso enfurece a Maléfica.

¿En qué te has basado para interpretar este personaje?

Me he basado en montones de cosas. A los realizadores se les ocurrió que todas las criaturas de la tierra de las hadas debían tener origen celta, escocés o irlandés, así que el acento irlandés le da un tono muy divertido. Pero también me reuní con expertos en movimiento en Berlín, donde vivo, y aquí en Londres. Me ayudaron a estudiar a los cuervos y sus movimientos. Esas horas de entrenamiento fueron algunas de las más vergonzosas que ha pasado nunca a la hora de prepararme para una película. Especialmente cuando tuvo que correr alrededor de una habitación enorme agitando los brazos, imitando graznidos y haciendo cosas terriblemente embarazosas.

Pero una vez que lo superas y ves que nadie se fija, te da menos vergüenza hacer cosas raras ante 50 personas. Esos profesores me ayudaron muchísimo. No he puesto en práctica todo lo que aprendí pero algunos ticks y posturas me fueron muy útiles. Los cuernos son unos animales fascinantes; son enormes y la verdad es que imponen muchísimo. Pasé por todo tipo de etapas para diseñar el aspecto de Diaval. En el primero era mucho más viejo, tenía una barba blanca y una nariz más grande. Fuimos suavizando ese look tan extremo hasta obtener el resultado final. Llevo lentillas negras y el pelo negro con plumas. Pero me gusta el aspecto que tengo porque al menos estoy reconocible. Mi madre podrá decir que salgo en la película y espero que la gente se lo crea.

¿Diaval ayuda al público a que el personaje de Maléfica sea más realista?

Sí, porque deja de ver una figura unidimensional que es el objetivo de la película. De hecho, creo que eso es lo que le interesó a Angelina Jolie. Maléfica es una mujer fascinante. En la relación entre Diaval y Maléfica, Diaval intenta sacar a la luz lo que él sabe que hay dentro de Maléfica.

¿Qué te parece el reparto de la película?

 Es un reparto perfecto, es magnífico. Angelina es la actriz perfecta para el papel. No puedes imaginar a nadie más haciendo de Maléfica. Además, su notoriedad le da una gran majestuosidad al personaje. Elle es un poco etérea y por lo tanto un acierto absoluto. Sharlto no es el típico príncipe pero tiene una personalidad muy provocadora y está absolutamente fantástico. Y no puede haber mejor Príncipe Encantado que el actor Brenton Thwaites. Es un joven deslumbrante.

¿En qué consiste el proceso de tu maquillaje?

Todas las mañanas pasaba mucho tiempo transformándome en Diaval. Es un proceso largo y complicado. Antes de que empiece el rodaje a las 8.00 o a las 9.00 de la mañana, hay todo un equipo de gente que me ayuda a prepararme. Se tardan unas cinco horas en acabarlo todo. Así que es bastante trabajoso.

¿Los platós son muy tangibles?

Son increíblemente reales. Los platós son impresionantes y los sets exteriores tienen hasta cataratas que fluyen por lo que parecen rocas de verdad. También hay una cabaña de verdad con un tejado de paja. El talento y el trabajo que conlleva son una auténtica locura. Es alucinante trabajar en un estudio. Es algo que no había hecho nunca. Hay un montón de departamentos que trabajan al unísono para que la maquinaria funcione. No tiene nada que ver con estar en un plató con el suelo y la pared azules. Hay cosas muy tangibles. Cosas que se pueden tocar. Son cosas que te ayudan a sentir que estás en un lugar mágico. Me sigue fascinando cada vez que voy a trabajar.

¿Cómo ha sido trabajar con Robert Stromberg, el director?

Robert lo tiene todo. Sabe exactamente lo que quiere desde el principio y cómo va a encajar todo. Además te lo explica muy bien lo que no ves. No se deja llevar por la presión y lo lleva todo en la cabeza.

¿A qué retos te has enfrentado en esta película?

El personaje de Diaval fue adquiriendo más importancia. Al principio la gente se mostraba algo escéptica sobre la idea de una relación entre Diaval y Maléfica. La idea de un hombre pájaro y una hechicera no estaba nada clara. Así que a medida que el personaje iba cambiando y desarrollándose, hice más escenas de las que necesitaría un personaje normal. A veces me pedían que hiciera cosas extraordinarias y después otras que sonaran más realistas.

¿Qué se llevará el público cuando vea la película?

Es un clásico. Creo que al público le parecerá emocionante y también le impactará su envergadura y su visión, sin olvidar el aspecto dramático. Las escenas de acción y la magia y el romance tienen un estilo muy clásico y eso gustará mucho a los niños pequeños que además sabrán apreciar el aspecto mágico. También conquistará a los adultos que disfrutaron con Avatar y a los que les gusta una buena película clásica magníficamente hecha, algo que Disney sabe hacer como nadie. Es todo eso y mucho más.

Maléfica en Blu-Ray

Maléfica en DVD

SOBRE LA PELÍCULA

Maléfica es la historia jamás contada de la villana más fascinante de Disney, la mala de La Bella Durmiente. La película cuenta las circunstancias que endurecieron su corazón hasta convertirlo en piedra. Maléfica se ve arrastrada por sus ansias de venganza y su deseo de proteger el reino que preside y eso le empuja a lanzar una maldición sobre la pequeña Aurora, la hija recién nacida del Rey. A medida que crece, Aurora se ve atrapada en un conflicto entre el reino del bosque que ha aprendido a amar y el reino humano que representa su legado. Maléfica comprende que Aurora es la llave para la paz del reino y se ve obligada a tomar una decisión drástica que cambiará para siempre el destino de ambos mundos.

La película está protagonizada por Angelina Jolie en el papel de Maléfica, junto con Sharlto Copley, Elle Fanning, Sam Riley, Imelda Staunton, Juno Temple y Lesley Manville.

Maléfica está producida por Joe Roth y dirigida por Robert Stromberg, con Angelina Jolie, Michael Vieira, Don Hahn, Palak Patel, Matt Smith y Sarah Bradshaw como productores ejecutivos. Linda Woolverton ha escrito el guión.