Entrevista a la actriz Paola Bontempi, protagonista de “EL ATAÚD DE CRISTAL”

0
595

La actriz tinerfeña Paola Bontempi acaba de presentar en la sección oficial del 49ª edición del Festival de Sitges, el más destacado certamen de género fantástico del mundo, su nueva película El Ataúd de cristal. Su papel protagonista, y casi único del film, ha puesto todas las miradas en la artista canaria, que debutó en el cine con Óscar. Una pasión surrealista (2008) junto a Joaquim de Almeida, Victoria Abril, Emma Suárez y Jorge Perugorría, y se ha convertido en un rostro habitual en la serie de televisión La que se avecina. Pronto la veremos, también en la pequeña pantalla, participando en Cuéntame como pasó, pero antes toca descubrirla en la piel de Amanda, una célebre actriz que se dirige a recibir un importante reconocimiento a su trayectoria a bordo de una limusina, donde vivirá los que podrían ser los últimos momentos de su vida.

Tras protagonizar el cortometraje She’s lost control, el director bilbaíno Haritz Zubillaga ha vuelto a contar contigo para el papel protagonista de su primer largo, El Ataúd de cristal, ¿qué ha significado esto para ti?

Me ha hecho mucha ilusión. Me acuerdo cuando me llegó un email suyo unos 2 o 3 años después de rodar juntos She´s lost control. Me decía que llevaba una larga temporada con la creación de su primer largometraje y que la experiencia de rodar juntos aquel corto había sido tan buena que quería contar conmigo para interpretar a Amanda, la protagonista de El Ataúd de cristal. Me envió el guión y cuando lo leí me quedé atónita. Amanda no sólo era la protagonista sino que aparecía en el 99% de los planos de la película. Pensé que era una responsabilidad muy grande, además de un regalo maravilloso para un actor, y me pareció todavía más especial que Haritz confiara en mí para tremendo proyecto.

¿Cómo te preparaste para este personaje?

La preparación fue muy intensa. Mi personaje lleva el peso de la película y eso significa que, si en condiciones normales hay que hacer muy bien la tarea a la hora de prepararte un nuevo proyecto, en este caso debía ser más todavía. Me gusta analizar los personajes profundamente, dándoles una historia más allá de lo que se cuenta en pantalla. El Ataúd de cristal es una película que tiene un trasfondo psicológico muy potente. A Amanda le ocurren muchas cosas, todas muy oscuras. Ya durante la preparación fui sumergiéndome en esa oscuridad, conociéndola y entendiéndola.

Para desarrollar el personaje de Amanda, rodar la película cronológicamente habrá sido todo un lujo…

La verdad es que sí. Eso ayudó mucho. El estar tan sola es complicado. No hay muchas referencias. La película y todo lo que le ocurre al personaje llevan un arco y un desarrollo muy claro. Poder hacerlo casi cronológicamente del todo me ayudó a no perderme.

tumbaabierta_el_ataud_de_cristal_1

El rodaje de la película tuvo lugar en seis semanas, si bien la historia que se narra sucede en pocas horas. ¿Ha sido complicado mantener en la interpretación el ritmo de la historia?

Todo ha sido muy complicado la verdad. Es el rodaje más difícil y áas intenso de mi carrera.
Ahí ha sido fundamental la figura del director. Desde que leí el guion supe que esto era un mano a mano Director- Actriz y así ha sido. Haritz ha sido mi guía. Teníamos un esquema muy claro del ritmo y la intensidad en cada momento del rodaje. Haritz me iba guiando en cada momento como quien lleva a alguien por un laberinto…

¿El aparecer prácticamente en cada plano de la película supuso una presión añadida o es el sueño de todo actor de cine?

Creo que un proyecto así es un regalo para cualquier actor. Es algo muy único. Es también una responsabilidad muy grande. Es tremendamente agotador estar tan solo. ¡Eché mucho de menos algún compañero más de interpretación! Fue un rodaje intenso, demandante y agotador en todos los niveles, psicológica, emocional y físicamente. Ahora bien, he aprendido mucho con esta experiencia. Me siento muy afortunada y agradecida de que se me haya dado esta oportunidad.

El Ataúd de cristal aborda el tema de la rivalidad en el mundo del cine. ¿Has vivido en este sentido alguna situación extrema en la vida real?

¡Por suerte no! Yo no he visto ni de lejos algo tan extremo como lo que se refleja en El Ataúd de cristal. Y espero que siga siendo así…
La película aborda el tema de las apariencias, eso sí que existe pero no sólo en el mundo del cine. El personaje es una actriz y la película juega con el mundo de la fama y el glamour, pero realmente habla de algo que está en el ser humano, se dedique a lo que se dedique. Esa línea fina que separa el bien y el mal. Los múltiples lados que puede tener la personalidad de una persona. Los reflejos que dejan entrever la profundidad de la psique. El cartel de la película dice: “¿De verdad crees que eres una buena persona?” Esa frase es clave.

Se trata de un papel que supone una importante interpretación emocional pero también física…

¡Sin duda! Yo la verdad es que llegué al rodaje mentalizada para un viaje extremo a nivel emocional y psicológico, pero no me imaginé que iba a ser tan físico también. ¡Todos los días me hacía daño! Como dice Haritz “en el rodaje hubo mucha sangre, y no toda era falsa”. Quién me iba a decir a mí, con lo mala que era en educación física en el colegio, que iba a acabar haciendo acción.
La verdad es que cuando acabó el rodaje necesité un tiempito de recuperación, en todos los niveles.

¿Qué puede esperar la audiencia del film?

Creo que el título es muy acertado. La película está llena de la claustrofobia, la dureza y el miedo que inspiran la palabra Ataúd. A la vez está llena de los reflejos y la elegancia del Cristal. Creo que es una joyita del género. Haritz nos cuenta una historia dura y violenta pero que va más allá, dejándonos ver el trasfondo de los personajes, su sufrimiento, su dolor. Juega con la empatía del espectador. No todo es blanco o negro, bueno o malo. Yo invitaría a la audiencia a dejarse llevar en este viaje en limusina.

El ataúd de cristal

¿Cuál será el próximo recorrido de la película?

Dentro de apenas unos días vamos a la Semana de Terror de Donostia y luego iremos viendo. Estamos a la espera de concretar distribuidora para la película y su recorrido depende de ello.

Tanto en el corto anterior de Zubillaga, como en El Ataúd de cristal, acabas bañada en sangre, ¿eres fan del género fantástico?

¡Bañada en sangre literalmente! Mi compañero Salvador Boluda de FX lo disfrutó muchísimo. Yo no tanto, qué incómodo era. Y cuando parecía que no tenía ni un centímetro de piel limpia, Haritz pedía que me pusieran más. Sangre, sudor y lágrimas a tutiplén. Soy muy fan del cine en general. Según en qué estado de ánimo me encuentre opto por uno u otro género. El género fantástico me parece muy cinematográfico.

¿Qué nuevos proyectos tienes a la vista?

Acabo de incorporarme a la serie Cuéntame cómo pasó de TVE para unos episodios y estoy encantada. También estamos a punto de estrenar en Inglaterra una serie que rodé para la BBC sobre las seis esposas del rey Enrique VIII . Interpreto a Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos. Tengo muchas ganas de ver el resultado. Pronto también veremos la opera prima del director tinerfeño Andres Koppel protagonizada por Verónica Echegui, Aura Garrido y Quim Gutiérrez, donde participo.

El ataúd de cristal