Crítica: “Guerra Mundial Z”

0
309

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2013/07/tumbaabierta_guerra_mundial_Z_poster_definitivo.jpg

Género: Acción | Drama | Terror | Sci-Fi | Thriller
País: Estados Unidos
Año: 2013
Duración: 116 mins.
Fecha de estreno EEUU: 21 de Junio de 2013
Fecha de estreno España: 2 de Agosto de 2013

Dirección – Marc Forster| Guión – Matthew Michael Carnahan, Drew Goddard y Damon Lindelof; basado en la novela de Max Brook | Producción – Brad Pitt, Ian Bryce, Dede Gardner y Jeremy Kleiner | Montaje – Matt Chesse y Roger Barton | Fotografía – Ben Seresin | Música – Marco Beltrami

Reparto: Brad Pitt (Gerry Lane), Mireille Enos (Karin Lane), Daniella Kertesz (Segen), James Badge Dale (capitán Speke), Matthew Fox (militar)

A pesar de tener en su contra un incontable número de obstáculos, Guerra Mundial Z convierte el survival horror en un espectáculo de masas con éxito. El miedo al zombi por fin se convierte en un fenómeno global gracias al buen hacer de un director todo terreno como Marc Forster, que encuentra el equilibrio entre el mimo por el personaje y el cine de acción sin freno.

Lo inadaptable del éxito de ventas de Max Brooks, brinda la oportunidad a los guionistas de construir aquí una historia con muy buenas ideas y una estructura lineal, para poder ofrecer a la audiencia una aventura coherente liderada por un héroe de la talla de Brad Pitt. La tan cacareada reescritura del tercer acto del guión, una vez completado el rodaje del film, no es más que una nueva oportunidad para dotar a la cinta de un tono completamente distinto a lo inicialmente concebido y de a la vez, cerrar más la trama para ofrecer un final mucho más satisfactorio. Es cierto que si tuviéramos acceso al primer montaje, obtendríamos un producto más sangriento y mucho más depresivo pero podemos asegurar que aunque el montaje que ahora encontramos en cines es algo más alentador en su conclusión, no está exento de sobresaltos.

El seguidor de este subgénero estará acostumbrado a momentos mucho más sangrientos. En la cinta se ha optado por sustituir la casquería por el vértigo que provocan las imposibles cascadas de zombis. El terror infundido por el mordisco en primer plano se puede sentir igualmente por la angustia de ser devorado por una masa informe de cuerpos reanimados. A pesar de la falta de hemoglobina en pantalla, podemos asegurar que nos encontramos ante los zombis mas voraces de la historia del cine, y la manera en la que se arrojan hacía sus victimas es un claro ejemplo de de ello.

Tanto las diversas escenas de aglomeraciones imposibles como las más intimas muestras de terror psicológico definen a Marc Forster como un director capaz de todo. Su cuidado trabajo con los personajes  consigue que la audiencia empatice apesar de las circunstancias hiperbólicas que se nos presentan en el film. El trabajo del director de Quantum of Solace no era sencillo y lograr convertir el apocalipsis zombi en un blockbuster veraniego sin perder la esencia del subgénero, es digno de mención.

Guerra Mundial Z es una aventura de supervivencia que atrapa al espectador en la butaca durante toda su duración y que además cuenta con una estrella como Brad Pitt para atraer a las masas al cine. Estamos ante uno de los bombazos de este verano, gracias al cual, el zombi se ve convertido finalmente en un producto para las masas. Y no penséis que paso por alto la ironía de esta afirmación.