CRÍTICA: “Canción de Hielo y Fuego” el primer libro de “Juego de tronos”

0
880
Ediciones Gigamesh. Juego de tronos. Canción de hielo y fuego 1 portada

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/04/tumbaabierta_novela_Juego-de-tronos.jpg

Juego de tronos (A Game of Thrones, 1996). Canción de hielo y fuego/1
Autores: George R.R. Martin
Precio: 17 euros
Editor: Gigamesh Ficción, núm. 14
Colección dirigida por Alejo Cuervo
Traducción de Cristina Macía
Prólogo de Josep Burillo
Ilustración de portada de Corominas
Páginas: 800 páginas
ISBN: 978–84–96208–96–4

El invierno se acerca a los Siete Reinos y promete ser un largo invierno. Ned Stark, señor de Invernalia, es requerido por el rey Robert Baratheon, quien antaño fuese un gran guerrero venido a menos por el paso de los años y cuyas mayores aficiones son comer, beber y engendrar bastardos. Ned Stark desempeñará el cargo de Mano del Rey, el hombre de confianza. Servirá de apoyo y consejo en un reino salpicado de conspiraciones. Obligado por su antigua amistad, Ned parte hacia el reino sin saber que esta decisión pondrá en marcha un peligroso juego donde no solo estará en riesgo su vida, sino también la de sus seres queridos; un juego de tronos que envolverá a todos.

Nunca me han asustado los “libros gordos”, trilogías, pentalogías o sagas; pero debo reconocer que Juego de Tronos se me había resistido durante años. Su actual adaptación a la televisión me recordó su existencia y como sentía curiosidad decidí abordar su lectura antes de disfrutar de la aclamada serie.

Canción de Hielo y Fuego no es una novela fantástica al uso, un amigo la denomina “fantasía realista” y es este uno de sus mayores atractivos. No es una novela tradicional, es una historia coral en la que cada capítulo desarrolla las aventuras y desventuras de los múltiples personajes que pueblan el universo creado por George R. R. Martin, lo que en un principio te obliga a consultar el apéndice sobre las familias que incluye el libro. Infinidad de personajes, muchos nombres y apodos hacen que hasta que no te familiarizas con todos ellos estés un poco perdido. Pero poco a poco asimilas la amalgama de nombres que se incluyen en la trama y es entonces cuando comienzas a disfrutar.

Aproximadamente a mitad del libro fui consciente de otra peculiaridad de la novela y del autor: la obra se construye a través de diálogos. Son pocas las descripciones y adornos las que el autor usa y toda la información que posee el lector es la que se obtiene por boca de los personajes. Estamos, tal vez, acostumbrados en la narrativa fantástica a largos párrafos descriptivos como hiciese Tolkien, pero George R. R. Martin se centra en lo verdaderamente importante lo que obliga al lector a permanecer con la mente activa, ya que continuamente ofrece datos relevantes a tener en cuenta. No es una novela que recomiende para cualquier lector que desee adentrarse en el mundo de la fantasía épica, sin embargo, sí que es una obra que atrapa cuando se vencen los inconvenientes iniciales.

Es una novela cargada de misterio e intrigas, historias de amor, batallas, magia… Tiene todos los ingredientes de una novela fantástica pero debo advertir que el término “fantasía realista” en esta novela cobra un significado especial. Canción de Hielo y Fuego es totalmente verosímil y sirva esto como llamada de atención a todo aquel que desee disfrutar de la obra: como en la vida, no hay personajes, hay personas y como tales tienen su lado bueno y malo. No existen los héroes perfectos, ni los malos malvados. Todos viven y mueren y no siempre cumplen sus expectativas o anhelos. Como sentencia Cersei Lannister, un personaje de la novela: “Cuando se juega al juego de tronos, sólo se puede ganar o morir”. Disfrutadla como yo lo estoy haciendo y sentidlo como si fueseis testigos privilegiados de la historia de un mundo que pudo ser.

Hasta el próximo libro.

Ediciones Gigamesh. Juego de tronos. Canción de hielo y fuego 1 portada