Crítica: “BIRDMAN o La inesperada virtud de la ignorancia”

0
151

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2015/01/tumbaabierta_birdman_o_la_inesperada_virtud_de_la_ignorancia-cartel-5884.jpg

Género: Drama.
País: Estados Unidos
Año: 2014
Duración: 119 mins.
Fecha de estreno en Estados Unidos: 4 de abril de 2014.
Fecha de estreno en España: 9 de Enero de 2015.
Web: www.birdmanlapelicula.es

Dirección– Alejandro González Iñárritu | Guion: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris y Armando Bo. | Producción: Alejandro González Iñárritu, John Lesher y Arnon Milchan | Diseño de producción: Kevin Thompson | Vestuario: Albert Wolsky | Música: Antonio Sánchez.

Reparto: Michael Keaton (Riggan), Zach Galifianakis (Jake), Edward Norton (Mike), Amy Ryan (Sylvia), Emma Stone (Sam), Naomi Watts (Lesley), Andrea Riseborough (Laura).

Hay películas tan personales, extrañas, hipnóticas y experimentales, que son auténticas genialidades, y ese es el caso de Birdman, la inesperada virtud de la ignorancia.

Rodada en un falso plano secuencia, con elipsis imposibles, un derroche de la técnica puesta a disposición de la narrativa. Hablar sobre la fama y el proceso creativo, de como un actor que en otro tiempo llegó a lo más alto protagonizando a un superhéroe alado, y que ve su carrera estancada, y decide resurgir cual ave fénix. Para interpretar al personaje principal, González Iñárritu ha elegido un actor que consiguió llegar a lo más alto, a principios de los noventa, interpretando al mismísimo hombre murciélago, Batman, y cuya carrera se fue desvaneciendo al llegar el nuevo milenio, a pesar de demostrar las maravillosas dotes de actor dramático y de su perturbadora imagen. Michael Keaton, al igual que su personaje, renace de sus cenizas y nos muestra un trabajo de gran envergadura, rodeado de actores de gran calibre como Emma Stone, Naomi Watts, Edward Norton o un irreconocible Zach Galifianakis.

En el apartado técnico sobresale un Emmanuel Lubezki, que parece que le ha cogido cariño a contar historias con una narrativa tan compleja visualmente como la de Gravity, y nos ofrece una fotografía de exquisita belleza. La banda sonora pertenece a un debutante Antonio Sánchez, que forma parte de la propia trama, percusión que acompaña una trama y una narrativa rompedora.

Posiblemente Birdman no sea una película apta para todos los paladares, por lo extraño de su propuesta. Tampoco acumulará premios en la próxima entrega de los Oscar, pues los académicos tienden a votar a productos más convencionales, y para eso está Boyhood, una historia de lo más convencional cuya gran virtud ha sido la de ser filmada mientras su actor protagonista maduraba. González Iñárritu acompaña su historia de esos chispazos de realismo mágico tan propios de la narrativa latinoamericana, y que ya explorara en su anterior trabajo, “Biutiful“, demostrando con esta película, que también puede reinventarse y contar grandes historias, rota su relación profesional con el guionista Guillermo Arriaga, responsable de esas historias densas y de gran dramatismo, que poblaron sus primeros trabajos.