Crítica: Atrapados en Chernóbil

0
178

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/07/tumbaabierta_AtrapadosChernobil.jpg

Género: Terror
País: USA
Año: 2012
Duración: 86 mins.
Fecha de estreno Estados Unidos: 24 de Mayo de 2012
Fecha de estreno España: 21 de Septiembre de 2012
Web:wwws.warnerbros.es/chernobyldiaries

Dirección – Bradley Parker | Guión – Oren Peli, Carey Van Dyke, Shane Van Dyke | Producción – Oren Peli |Fotografía– Morten Søborg | Música – Diego Stocco

Reparto: Ingrid Bolsø Berdal (Zoe), Dimitri Diatchenko (Uri), Olivia Dudley (Natalie), Jesse McCartney (Chris), Nathan Phillipsy (Michael)

La importancia que se le da al cine de terror dentro de los grandes estudios es cada vez menor, desde que un fenómeno como El proyecto de la bruja de Blair consiguiera tan desmedidos beneficios tras una inversión tan medida. Oren Peli supo explotar este filón en Paranormal Activity y desde entonces se ha convertido en el referente del cine barato de género. Tras convertirse en productor de la franquicia iniciada por su opera prima ahora presenta esta aventura de turismo extremo en la ciudad fantasma que quedó abandonada tras el accidente nuclear a mediados de los años ochenta.

La premisa del film incluye ya todo lo complicado que podría ser el argumento. A poco cine que se haya visto es imposible no adivinar que es lo que va a ocurrir en cada momento ya que la estructura es muy clásica a pesar del tono fresco que pueda darle estar rodada cámara en mano. En esta ocasión no se justifica de ninguna manera el estilo documental y simplemente la acción está mostrada con abundancia de planos secuencia, pero siguiendo una narrativa de lo más tradicional en cuanto al montaje.

A pesar de lo interesante que pueda parecer el comienzo de la historia, nos encontramos con un grupo de personajes de lo más olvidable y de los que no podemos evitar pensar en más de una ocasión que merecen ir cayendo uno a uno. Tres parejas de jóvenes se adentran en los alrededores de la ciudad conducidos por un guía que por no defraudar a sus clientes, no hace caso de las advertencias policiales al acercarse a la ciudad. Es sin duda el actor que encarna a Uri, el guía yugoslavo, quien sobresale con su interpretación por encima del resto del elenco.

El grupo al completo

Lo más destacable del film es sin duda la recreación del entorno de Prípiat, la ciudad fantasma en la que transcurre la acción. Lo poco que vemos en el film no ha sido rodado en la localización natural, si no que ha sido recreado en Serbia y Hungría. Todos los que hemos invertido unas cuantas horas en la saga Call of Duty, tenemos la sensación de haber estado por allí en algún momento, lo cual es síntoma de que se ha logrado un gran parecido con el lugar de la catástrofe.

Sin embargo, ese parece ser todo el derroche de medios, ya que para las escenas más inquietantes se ha recurrido al recurso clásico de la cámara temblona, la falta de luz y muchos gritos en la pista de audio. Salvo unos cuantos maquillajes que podemos adivinar al final de la cinta y un plano de cierre de lo más sobrecogedor, serán pocos los aficionados al género que piensen en este título como una obra de referencia.