Género: Comedia País: Estados Unidos Año: 2012 Duración: 106 mins. Fecha de estreno Estados Unidos: 29 de Junio de 2012 Fecha de estreno España: 10 de Agosto de 2012 Web: www.tedesreal.es

Dirección – Seth MacFarlane | Guión – Seth MacFarlane, Alec Sulkin, Wellesley Wild | Producción – John Jacobs, Seth MacFarlane, Scott Stuber y Jason Clark | Fotografía – Michael Barrett | Montaje – Jeff Freeman | Música – Walter Murphy

Reparto: (John Bennett), Mila Kunis (Lori Collins), Seth MacFarlane (Ted), Patrick Warburton (Guy), Giovanni Ribisi (Donny), Joel McHale (Rex), Matt Walsh (Thomas), Jessica Barth (Tami-Lynn)[/dcs_p] [dcs_thinspliter size=”large”]
Pensar en Seth MacFarlane es pensar automáticamente en Padre de Familia, una serie que se ama o se odia. Su estructura repetitiva y complaciente con la audiencia ha terminado por alienar al publico más exigente mientras que ha logrado un grupo de apoyo de lo más fiel. Una primera película de acción real es un salto controlado si las normas que se siguen corresponden a las del producto estrella, e incluso a pesar de ser así, el resultado es más que notable.

La comedia del mal gusto bordea siempre por unos limites que son difícilmente definibles. Lo que a alguien le parece el mejor chiste del mundo a otro puede parecerle la peor ocurrencia posible. Aquí nos encontramos con uno de esos casos que obliga al espectador a entrar en el juego o a quedarse en la puerta del cine: Drogas, sexo y escatología son los componente básicos que se manejan para cargar los chistes que salen del hocico de Ted, un osito de peluche mal hablado y desvergonzado que nos recuerda mucho a Stewie y que por descontado, eclipsa al protagonista humano de la cinta, interpretado por el inexpresivo Mark Wahlberg.

Los referentes para el público que ha crecido durante los años 80 no solo están presentes, si no que se hacen un hueco muy especial en un momento de la cinta, que dejando atrás los prejuicios, va a ser lo mejor de la película a un buen puñado de fans del cine de ciencia ficción de aquella época. En este caso, mi recomendación es entrar en la sala sin conocimiento alguno para no estropear una sorpresa que merece mucho la pena ser descubierta durante la proyección.

Como película, Ted es bastante vacía, repetitiva y está construida a base de clichés. El guión parece haber salido de una plantilla en la que solo ha habido que introducir los nombres y los chistes, pero es este tipo de cine, en el que la originalidad se pasa por alto en pos del entretenimiento.

Tanto los seguidores de Padre de Familia como los no iniciados disfrutarán de lo lindo con esta barrabasada en la que se transgreden algunos límites y se juegan bazas muy primigenias. Ahora yo pregunto ¿Santi Millán para doblar al oso? ¿En serio? ¿Universal no tuvo suficiente con estropearnos Paul? Otra razón para aprender inglés.