IN MEMORIAM: LEONARD NIMOY

0
881
Leonard Nimoy. Mr. Spock

Nació el 26 de marzo de 1931 en Massachusetts (USA).

Era hijo de un matrimonio de inmigrantes ucranianos llamados Max y Dora Nimoy. A la edad de 8 años comenzó a actuar en diversas obras locales y tras finalizar el instituto, comenzó a estudiar drama en la Universidad de Boston y en la «Pasadena Playhouse». Su debut en el cine se produjo con un pequeño papel la película Queen for a Day, al que siguieron otros papeles cortos en largometrajes de ciencia-ficción como Zombies of the Stratosphere (1952) y La humanidad en peligro (1954).

En 1954 se alistó en el ejército durante 18 meses. Allí aprovechó su experiencia interpretativa para escribir y protagonizar diversas obras de teatro para las tropas. Tras licenciarse, en 1955 dirigió un montaje teatral de Un tranvía llamado Deseo en el Atlanta Theatre Guild, donde también interpretó el personaje de Stanley Kowalski en algunas representaciones.

En 1958 regresó a Hollywood con el film The Brain Eaters (1958). A finales de esa década y durante los años 60 comenzó a intervenir en episodios de series televisivas como Detective submarino, Bonanza, Caravana, Perry Mason, El agente de CIPOL, Dr. Kildare, Los intocables, La dimensión desconocida, La ley del revólver y Superagente 86. En 1963 trabajó durante una temporada en el culebrón Hospital general y en 1966 protagonizó y produjo la película Deathwatch.

En septiembre de ese año llegó su golpe de suerte con la serie de ciencia-ficción Star Trek, en la que interpretó al oficial científico Mr. Spock (su personaje estuvo a punto de desaparecer porque los productores lo consideraban demasiado siniestro, algo a lo que se opuso rotundamente el creador de la serie Gene Roddenbery), un hombre de madre humana y padre alienígena (del planeta Vulcano) que anteponía la lógica a los sentimientos. Era el oficial científico de la nave Enterprise, capitaneada por James T. Kirk (William Shatner) en su misión para explorar la galaxia. La serie contaba con un reparto carismático, unos estupendos guiones (que hacían hincapié en las relaciones de los personajes y que se combinaban con elementos de aventura y con algunas pinceladas de filosofía) y buen diseño de producción y efectos especiales. Sin embargo, en el momento de su emisión no obtuvo el éxito esperado (provocando una precipita cancelación en 1969 tras 79 episodios). Con el paso del tiempo ocurrió algo insospechable y gracias a las reposiciones, consiguió convertirse en objeto de culto con millones de fans, generando toda una filosofía a partir de la serie (que dio origen al fenómeno Trekkie) y que además dio paso a una saga cinematográfica y otras 4 series televisivas. Por su interpretación de Spock, fue nominado tres veces al Emmy (1967, 1968 y 1969) en la categoría de Mejor actor secundario en serie dramática.

En 1969 se incorporó a la serie Misión imposible, donde dio vida al agente secreto Paris hasta 1971. Ese mismo año participó en el western de bajo presupuesto El oro de nadie. En plena popularidad en 1968 grabó su segundo álbum como cantante The Two Sides of Leonard Nimoy, que incluyó el psicodélico singles The Ballad of Bilbo Baggins. En 1970 debutó como director en varios episodios de la serie Galería nocturna, en la que también fue actor en un capítulo. A principios y mediados de los 70 actuó en los telefilms Baffled! (1973), The Alpha Caper (1973), Rex Harrison Presents Stories of Love (1974) y The Missing Are Deadly (1975). En 1976 escribió un capítulo de la serie In Search Off y en 1978 realizó el papel secundario del Dr. David Kibner en La invasión de los ultracuerpos de Philip Kauffman.

Pese a que ya había vuelto a encarnar a Spock en la serie animada de Star Trek (1973-74), en 1979 se reencontró con su querido personaje cuando la productora Paramount decidió aprovechar el boom de la ciencia-ficción tras Star Wars y producir la ambiciosa Star Trek: la película, dirigida por Robert Wise y en la que intervinieron todos los actores de la serie original (incluidos William Shatner, DeForest Kelley, Nichelle Nichols, James Dooham, George Takei y Walter Koenig). El largometraje fue un éxito y provocó la posterior saga con los personajes de la serie original. En 1982 se estrenó Star Trek 2: la ira de Khan, en la que el personaje de Spock moría heroicamente (el actor tenía intenciones de abandonar la saga para siempre). Sin embargo, en 1984 Nimoy dirgió Star Trek 3: en busca de Spock, en la que su personaje lograba ser revivido al final del film (y es que la saga no era lo mismo sin él). De modo que apareció en Star Trek 4: misión salvar la tierra (estrenada en 1986 y de nuevo dirigida por él mismo, además de basada en una idea original suya), Star Trek 5: La última frontera (estrenada en 1989 y que fue considerada la peor entrega a nivel crítico, además de ser la de menor éxito comercial) y Star Trek: aquel país desconocido (estrenada en 1991 y de la que también fue productor ejecutivo). Aunque en 1991 había vuelto a ser Spock en dos episodios de la serie Star Trek: la nueva generación, en 1994 se negó a intervenir en Star Trek: la próxima generación por considerar que su papel era poco importante. Al igual que sus otros compañeros de reparto, ha seguido a seguido vinculado a la saga participando en convenciones de Trekkies.

Al margen de su participación en esta saga, en los 80 tuvo tiempo trabajar en el programa de radio The Mutual Radio Theater y de actuar en miniseries y telefilms como Una mujer llamada Golda (de 1982 y por la que fue nominado al Emmy en la categoría de Mejor actor secundario en miniserie) y Marco Polo (1982). Fue actor invitado en T.J. Hooker (además dirigió un capítulo) y Cuentos de hadas (en el episodio Aladino y la lámpara maravillosa de Tim Burton). También fue actor de doblaje en la película animada Transformers: la película (1986) y dirigió los films Tres hombres y un bebé (1987), The Good Mother (1988) y Body Wars (1989). Su labor como realizador se completó en los 90 con las película Funny Love (1990) y Esposa por herencia (1994) y con la serie Deadly Games (1995).

En 1991 participó en el telefilm Nunca olvidan  y durante esta década espació sus apariciones como actor a excepción de algunos telefilms como Bonanza: Under Attack (1995), David (1997) o Brave New World (1998). También hizo algún trabajo como actor invitado en las series Más allá del límite y Becker. Sus trabajos más frecuentes los ha realizado como actor de doblaje en las películas como El guardián de las palabras (1994), Sinbad: Beyond the Veil of Mists (2000) y Atlantis: El imperio perdido (2001); además de en las series de animación como Invasion to America, Los Simpson y Futurama (en estas dos últimas se dobló a sí mismo).

Últimamente ha presentado y narrado programas y documentales. Su trayectoria profesional se completa con varias obras de teatro estrenadas en Broadway, Canadá y Europa: The Balcony, My Fair Lady, El violinista en el tejado, Equus, Theo (escrita y dirigida por él mismo), Alguien voló sobre el nido del cuco, Camelot y El rey y yo. En 2000 fue recibido con honores en la Universidad Antioch. Como dato curioso podemos señalar que en 1967 grabó un single titulado Visit to a Sad Planet. En 2009 y 2013 realizó sendas colaboracines especiales interpretando de nuevo a un anciano Spock en la película Star Trek y Star Trek: En la ocuridad (que fue su último trabajo como actor), reboots dirigidos por J.J. Abrahams y en los que el papel del joven Spock es interpretado por el actor Zachary Quinto.

Entre 2009 y 2012 dio vida al Dr. William Bell en varios episodios de Fringe. En 2011 fue actor de doblaje en Transformers: el lado oscuro de la Luna, y en 2012 se dobló a sí mismo en un episodio de Big Bang Theory. Todo un hombre versátil, en su tiempo libre fue un aficionado a la fotografía (realizando varias exposiciones), escribió varios libros de poesía y su autobiografía Yo no soy Spock. Entre 1954 y 1987 estuvo casado con Sandra Zober, con la que tuvo dos hijos. Su segundo matrimonio tuvo lugar en 1988 con la actriz Susan Bay, con la que permanecío hasta en la actualidad, siendo padres de un hijo adoptivo llamado Adam Nimoy (que también es actor y director).

Leonard Nimoy falleció el 27 de febrero de 2015 en California (USA), a la edad de 83 años y a consecuencia de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica terminal.

LARGA VIDA Y PROSPERIDAD.

Leonard Nimoy. Mr. Spock