Crítica: «UNA BALA EN LA CABEZA» con Sylvester Stallone

0
802

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2013/03/tumbaabierta_poster-una-bala-en-la-cabeza.jpg

Género: Acción | Thriller
País: EEUU
Año: 2012
Duración: 92 mins.
Fecha de estreno en EEUU : 1 de febrero de 2013
Fecha de estreno en España: 22 de marzo de 2013.
Web: www.eonefilms.es

Dirección – Walter Hill | Guión – Alessandro Camon (basado en la novela gráfica de Alexis Nolent) | Producción – Joel Silver | Montaje – Timothy Alverson | Fotografía – Lloyd Ahern II | Música – Steve Mazzaro

Reparto: Sylvester Stallone ( Jimmy Bobo), Sung Kang (Taylor Kwon), Sarah Shahi (Lisa Bobo), Jason Momoa (Keegan).

El hipertrofiado deporte del culturismo se convirtió en el caldo de cultivo de una nueva suerte de estrellas del celuloide que monopolizaron el cine de acción de los años 80. Para sorpresa de propios y extraños, las andanzas de Stallone, Schwarzenegger y cia. dieron lugar a un puñado de grandes películas que aprovechaban la inflada musculatura de estas figuras de acción metidos a actores. El envejecimiento de estos héroes de infancia (y el bajo nivel de sus últimas producciones) han convertido a ese cine de masacre y aniquilación en una propuesta anómala en la cartelera actual. Sólo el bueno de Jason Statham asume dignamente el testigo, aunque no deja de reconocer el legado de sus maestros (Los Mercenarios)

Una Bala en la Cabeza, basada en el desconocido cómic francés homónimo, es una arquetípica película de Stallone realizada a la vieja usanza.
Confiando en el contrastado talento de un también perdido Walter Hill, se nos plantea una buddy movie en el que el potro italiano se mete en la piel de un asesino a sueldo con escrúpulos, que ha de colaborar con un joven policía (Sung Kang) para esclarecer la muerte de su compinche. La relación establecida entre perro viejo y novato es el mayor mérito del film, que nos regala un puñado de divertidos oneliners, sobados pero socarrones. Jason Momoa, el último Conan, asume con naturalidad que puede ser el próximo Casper Van Dien, y aporta únicamente su imponente físico para crear un villano de Wrestlemania. Christian Slater, otro que pudo ser y no fue, pasaba por allí.

Hill se limita a dejarse llevar por su querencia por lo vaquero y la testosterona, pero poco más aporta el mítico director de The Warriors o Calles de Fuego. Incluso se permite autoplagiar uno de sus peores films (Danko: Calor Rojo), que tiene no pocas similitudes con esta bala en la cabeza.

Un sonoro fracaso comercial, Una Bala en la Cabeza es el enésimo intento de Sylvester Stallone por recuperar su status. Quizás debería seguir el camino de su amigo Arnold que afronta sus últimos desafíos bajo un nuevo rol, asumiendo su edad y no siendo sólo el padre de la chica de la película.