Crítica: “Oblivion”

0
445
Oblivion

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2013/02/tumbaabierta_Oblivion-spanish-poster_tom_cruise-.jpg

Género: Ciencia Ficción | Thriller
País: EEUU
Año: 2013
Duración: 126 mins.
Fecha de estreno en EEUU: 19 de abril de 2013
Fecha de estreno en España: 12 de abril de 2013
Web: www.oblivion.es

Dirección – Joseph Kosinski | Guión – Karl Gajdusek (basado en el cómic de Joseph Kosinski) | Producción – Joseph Kosinski, Peter Chernin, Dylan Clark, Barry Levine, Duncan Henderson | Montaje – Richard Francis-Bruce | Fotografía – Claudio Miranda | Música – M83, Anthony Gonzalez, Joseph Trapanese

Reparto: Tom Cruise (Jack), Andrea Riseborough (Victoria), Olga Kurylenko (Julia), Morgan Freeman (Beech)

Oblivion inaugura oficialmente la temporada de blockbusters de este año. La segunda película de Joseph Kosinski es el clásico ejemplo de producto de alto presupuesto, visualmente apabullante y técnicamente perfecto. Aunque la historia que nos cuenta no está a la altura de tal despliegue de medios, la presencia de todo un icono de la cultura popular como Tom Cruise y el impecable acabado del film, hacen de este estreno una cita casi obligada.

Este director salió de la nada para poner muy alto el listón. Tras el impacto que supuso TRON Legacy hizo brotar rápidamente de su manga, un nuevo proyecto de altos vuelos que prometía mucho a primera vista. Oblivion aparecía inicialmente como una novela gráfica basada en un breve tratamiento del propio Kosinski, o cómo hemos podido comprobar finalmente, un libro con ilustraciones de arte conceptual preparado para hacer salivar a los posibles inversores con la espectacular imaginería de este universo a medio camino entre el diseño neo-industrial y el videojuego Portal.

Una tierra arrasada con tan solo un puñado de técnicos por toda población, dedicados a velar por la integridad de cientos de plantas desalinizadoras, mientras el resto de la humanidad ha hecho las maletas y se encuentra ya a buen recaudo de los ataques alienígenas, es el genial punto de partida con el que el espectador inicia un viaje quizá no del todo satisfactorio junto al personaje protagonista. Los puntos en común con la brillante Wall-E de Pixar que ya habréis encontrado, ponen de manifiesto que no estamos ante una trama tan original como podríamos esperar. La cosa se tuerce cuando la gran revelación prometida por el film se convierte en algo muy poco plausible y con parecidos en títulos recientes, mucho más certeros y levantados con mucho menos presupuesto.

Oblivion

Donde realmente la película resulta brillante es en su desarrollo visual. El diseño de los distintos elementos con los que interactua el protagonista, así como las localizaciones naturales elegidas para mostrar una versión involucionada del planeta, conforman un conjunto coherente y muy atractivo. Cómo ya demostró en su anterior trabajo, Kosinski tiene buen ojo a la hora de narrar y sabe donde poner la cámara en todo momento, luciendo su habilidad especialmente en unas escenas de acción trepidantes que aportan la emoción de la que lamentablemente carece la trama principal.

La propuesta no queda invalidada por una historia poco trabajada, pero impide que Oblivion se convierta en un referente para la ciencia ficción y ocupe únicamente un hueco preferente en el terreno del entretenimiento de alto nivel.