Crítica: “Efectos Secundarios”

0
255

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2013/03/tumbaabieta_cartel-final-EFECTOS-SECUNDARIOS.jpg

Género: Drama – Thriller – Crimen
País: EEUU
Año: 2013
Duración: 106 mins.
Fecha de estreno en EEUU: 08 de febrero de 2013
Fecha de estreno en España: 05 de abril de 2013
Web: www.sideeffectsmayvary.com

Dirección – Steven Soderbergh | Guión – Scott Z. Burns | Producción – Scott Z. Burns, Lorenzo di Bonaventura | Montaje – Steven Soderbergh | Fotografía – Steven Soderbergh | Música – Thomas Newman

Reparto: Jude Law (Dr. Jonathan Banks), Rooney Mara (Emily Taylor), Catherine Zeta-Jones (Dr. Erica Siebert), Channing Tatum (Martin Taylor)

Tras la reciente muerte de Jesús Franco, Steven Soderbergh y Woody Allen son dos de los más firmes contendientes por el título de director más prolífico del mundo. Pero si el neurótico ex de Mia Farrow no deja de aburrirnos con autocomplacientes comedietas, el bueno de Soderbergh no deja de sorprendernos con inesperados cambios de género. El director de Sexo, Mentiras y Cintas de Vídeo, que amenaza con la retirada, nos propone una intriga hithcockiana que podría suponer el epílogo de la reciente Contagio.

Emily (Rooney Mara) es una joven depresiva que, tras la liberación de su marido Martin (Chaning Tatum) de la cárcel, intenta suicidarse en un accidente de tráfico. Jonathan Banks, un prestigioso psiquiatra interpretado por Jude Law, se hace cargo del tratamiento de la pobre chica y, tras una infructuosa terapia, decide probar en ella un antidepresivo experimental. No se podía imaginar el pobre Jonathan que este inesperado remedio para Emily podría devenir en una serie de catastróficas consecuencias para él mismo…

Apoyado en el estupendo trabajo de un Jude Law, cada vez más alejado de su imagen de guapete sensible, y de una Rooney Mara, que parece encasillada en el rol de problemática inaguantable, Efectos Secundarios es un solvente thriller que se permite una sutil crítica a nuestra sociedad, en la que la soledad se subsana a base de terapias de diván y recetario. De su ajustado reparto, destacar a Catherine Z. Jones, que continua divirtiéndonos con sus recientes roles de bitch urbanita, y un Chaning Tatum que esta vez apenas ejerce de incauto cuerpo danone.

Si bien Soderbergh sigue confirmando que es un estupendo director de actores, como buen hombre-orquesta, también vuelve a hacer patente su maestría tanto en el montaje como en la fotografía. Para la banda sonora, un viejo colaborador, Thomas Newman, que no tiene problema en adaptarse a los aires setenteros que tanto gustan al celebrado autor de Traffic.

El penúltimo (¿literalmente?) film de Steven Soderbergh es una nueva demostración del talento de un director que no levanta pasiones, pero que se puede hacer cargo de biopics, cine de acción, ciencia-ficción, documentales o lo que le echen. Un auténtico artesano, enamorado de su profesión, necesario para estos tiempos en los que ir al cine suele ser una experiencia que no deja ningún efecto secundario.