Nicole Kidman y Nicolas Cage, “BAJO AMENAZA” el 27 de enero

985

El 27 de enero llega a nuestra cartelera Bajo amenaza (Trespass), el nuevo thriller del director Joel Schumacher (Última llamada, Batman y Robin, Tiempo de matar), protagonizado por los ganadores del Oscar Nicole Kidman (Australia, La intérprete, Moulin Rouge) y Nicolas Cage (Ghost Rider, La búsqueda, Leaving Las Vegas).

Los Miller (Kidman y Cage) son un matrimonio adinerado que vive con su hija adolescente. Una noche como otra cualquiera, dos agentes uniformados llaman al timbre; confiados, los Miller les dejan pasar a su hogar y es entonces cuando se desata la pesadilla. Un grupo de brutales criminales los toma como rehenes con intención de dar un gran golpe. Pero la situación se va complicando a medida que se descubren traiciones y engaños, tanto en el grupo de atacantes, como en el aparentemente perfecto matrimonio…

La terrible experiencia de los Miller tiene lugar a lo largo de una sola noche y se limita fundamentalmente a su casa. Aunque eso resulta clave temáticamente para la historia, “las restricciones presentan oportunidades creativas”, , según explica el guionista Eli Richbourg, que ya había trabajado anteriormente con Joel Schumacher en Última llamada. “Estás limitado en cuanto a lo que sabes sobre la gente. Todos los giros y sorpresas surgen de la historia, dentro de este espacio muy reducido. La duración de la historia es breve, lo que sabes es lo que las personas que tienes delante te presentan. Eso es lo divertido; los secretos y mentiras son lo que te mantienen haciendo conjeturas. Nadie es exactamente como aparenta”.

Durante el rodaje, Richbourg trabajaba con los actores en los diálogos durante sus descansos. “Si Nick no estaba rodando, Eli trabajaba con él, y lo mismo hacía con el resto del reparto”, recuerda Schumacher, que pudo rodar Bajo amenaza en orden cronológico. “Eso resultó muy útil porque, tras haber hecho películas más inmediatas como Última llamada, todo cambia cuando todo el mundo está presente. Nunca es como está escrito”.

Para la mayoría de los actores, esta era su primera experiencia con un rodaje cronológico. “Para mí, la interpretación cinematográfica siempre ha sido como hacer un puzle”, explica Nicolas Cage. “Pongo una pieza y luego otra y todo va encajando. Es un auténtico lujo poder rodar así, porque no tienes que preocuparte por hacer que todo coincida, o dónde estabas exactamente en este punto o en ese. Elimina todo ese aspecto de estrés del proceso”.