Ediciones la Cúpula presenta la novela gráfica “HAARMANN. EL CARNICERO DE HANNOVER”

1163

Haarmann explora la vida del asesino en serie Fritz Haarmann considerado el responsable de 27 asesinatos acontecidos en la ciudad de Hannover entre 1918 y 1924 condenado y ejecutado por  24 de ellos. Las víctimas de Haarmann eran siempre hombres jóvenes a los que ofrecía trabajo y alojamiento y una vez en su buhardilla y con la colaboración de su pareja, Hans Gras, abusaba sexualmente de ellos y les seccionaba la carótida de un mordisco (por esta razón también se le conocía popularmente como “el vampiro de Hannover”). Finalmente, deshuesaba los cadáveres de sus víctimas y procedía a vender su carne como si esta fuera de cerdo o de caballo.

El temor hace ya varios meses que recorre las callejuelas del casco antiguo de Hannover y la gente sigue desapareciendo sin dejar rastro. Los temores más horribles parecen confirmarse cuando se encuentran los esqueletos de varios hombres jóvenes, con los cráneos limpiamente separados del cuerpo. Los crímenes de Fritz Haarmann han servido de inspiración a tres películas, entre ellas M., de Fritz Lang.

La novela gráfica histórica de Peer Meter e Isabel Kreitz narra los últimos meses del peor asesino en serie de Alemania con una narración convincente y un dibujo que transmite a la perfección la sombría atmosfera de los años veinte en la ciudad de Hannover. En Haarmann asistimos a un excelente retrato de unos hechos que conmocionaron a la opinión pública de su tiempo y que supusieron también un gran escándalo judicial.

La obra retrata fielmente la psique colectiva, el efecto social que este tipo de asesinatos tenía sobre la sociedad en la que tuvieron lugar y el papel más que vergonzoso que jugó la policía de Hannover para la cual Fritz Haarmann trabajaba como valioso informador.

Haarmann es, en definitiva, una novela gráfica no sólo sobre la enajenación mental de su protagonista, sino que también sobre la Europa anterior a la instauración del Estado del Bienestar en la que las clases populares se enfrentaban a una lucha diaria por la supervivencia.

Más información en www.lacupula.com