Veinticinco años después de su estreno en nuestro país, la controvertida película de culto Crash, adaptación de la novela de J. G. Ballard del mismo título, regresa a las salas de cine españolas a través de una versión restaurada en 4K. Los años han pasado y se demanda una mayor calidad de imagen, pero la película sigue “chocando” tanto como en su première en el Festival de Cine de Cannes de 1996, cuando espectadores, crítica especializada y jurado manifestaron airadamente sus posturas enfrentadas sobre la misma, pesando el rechazo a la provocativa propuesta del maestro del fantástico David Cronenberg. Logró el Premio Especial de un jurado liderado por Francis Ford Coppola, el cual reconoció la “audacia y originalidad” del filme tras derrapar en la decisión de otorgarle la Palma de Oro, que se llevó aquel año Secretos y mentiras, de Mike Leigh. Quizás fue esa la mejor publicidad para una producción de 10 millones de dólares que pese a su dura calificación por edades atrajo al público a las salas y lo hizo sentirse incómodo en las butacas.

“A lo largo de Crash he tratado el automóvil no sólo como una metáfora sexual sino también como una metáfora total de la vida del hombre en la sociedad contemporánea. En este sentido, la novela tiene una intención política completamente separada del contenido sexual, pero aún así prefiero pensar que Crash es la primera novela pornográfica basada en la tecnología”, exponía Ballard, fallecido en 2009 a los 78 años, en el prólogo de la novela original que daría paso a la película que nos ocupa. Un libro que llegó a Cronenberg de la mano de un periodista, Toby Goldberg, que le propuso adaptarla al lenguaje cinematográfico. “Me leí la mitad del libro, lo dejé y pensé que era demasiado violento y turbador, luego lo retomé seis meses después y aún seguí pensando lo mismo”, ha contado el cineasta. Luego el instinto le llevó a proponerle este proyecto al productor Jeremy Thomas, con quien rodaba El almuerzo desnudo.

Una película “audaz y original”

La cinta narra la historia de James Ballard (nombre del personaje también en la novela y del propio autor), un prestigioso productor de cine en crisis personal y profesional que sufre un accidente de coche en el que también se ve afectada Helen, la conductora de otro vehículo. Ambos deben pasar un tiempo en el hospital y comienzan a sentir una extraña y poderosa atracción mutua. James se precipita entonces a un mundo oscuro y perverso dominado por el peligro, el sexo y la muerte.

La restauración en 4K a partir del negativo original en 35 mm que acaba de reponer A Contracorriente Films en 45 cines españoles fue supervisada por el director de fotografía Peter Suschitzky y el propio David Cronenberg, quien presentó el resultado en la 76ª edición de la Mostra de Venecia celebrada en 2019. Un mes más tarde, podíamos aplaudirla en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, el medio natural de un producto de este tipo.

Un reparto a la altura

Rodada en Toronto, uno de sus grandes aciertos fue el reparto, formado por cinco actores y actrices que nunca antes habían trabajo con el director de Scanners (1981), La zona muerta (1983), La mosca (1986), Inseparables (1988) o M. Butterfly (1993). El papel protagonista fue para James Spader, con una filmografía con comedias como Baby, tú vales mucho, Maniquí o La chica de rosa, junto a otros títulos tan arriesgados como Sexo, mentiras y cintas de vídeo, de 1989, con la que logró en Cannes el premio al mejor actor. El intérprete nacido en Montreal Elias Koteas fue el escogido para el personaje de Vaughan, un inquietante líder espiritual, fetichista de los coches. El elenco femenino contó con las actrices Holly Hunter (Óscar en 1994 por El piano), quien luchó por rodar a las órdenes de David Cronenberg; Rosanna Arquette (Pulp Fiction) y Deborah Kara Unger (The Game), también de origen canadiense.

Reestreno en cines en 4K

El reestreno de grandes películas de la historia del cine remasterizadas como ahora Crash o hace unas semanas Deseando amar, de Wong Kar Wai por su vigésimo aniversario, es un motivo más para acudir a los cines y disfrutar de los clásicos en pantalla grande en estos momentos en el que la pandemia por coronavirus ha también provocado una importante crisis del sector cultural.

El viernes 29 de enero, coincidiendo con el regreso a la gran pantalla de Crash, la iniciativa Charlas de Cine ofreció una sesión especial en Multicines Tenerife (La Laguna), que completó el aforo disponible con seguidores de Cronenberg y su película y espectadores que se aproximaban por vez primera al filme. Tras la proyección tuvo lugar un coloquio moderado por el periodista Miguel Ángel Rodríguez Villar y en el que participaron el crítico de cine Manuel Díaz Noda, la periodista cultural especializada en cine Vanesa Bocanegra y el escritor Víctor Conde. Los asistentes recibieron además un recuerdo del evento.

Evento especial Charlas de Cine dedicado a 'Crash, de David Cronenberg..
Evento especial Charlas de Cine dedicado a ‘Crash, de David Cronenberg..