SITGES 2018 DÍA #11: Shyamalan y Carpenter firman un final de oro

La proyección de ‘2001: Una odisea del espacio’ clausura once días de cine, encuentros y exposiciones

0
335
John Carpenter, durante su concierto en el Festival de Sitges.
John Carpenter, durante su concierto en el Festival de Sitges.

La 51ª edición de Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, bajo la sombra del monolito de Stanley Kubrick, tuvo este sábado su colofón final en la Gala de Clausura, donde se han entregado los premios a M. Night Shyamalan y a Ed Harris en reconocimiento a sus trayectorias y en contribución al género fantástico.

Antes de la entrega de estos dos premios y los galardones a los ganadores de Sitges 2018, el Festival ha vivido otro momentazo, con el esperado concierto del maestro del terror John Carpenter, que también ha compartido un encuentro con los fans.

M. Night Shyamalan, Ed Harris y John Carpenter

Tres grandes estrellas han puesto el punto y final a una 51ª edición en la que han desfilado por las calles de Sitges invitados ilustres como Tilda Swinton, Nicolas Cage, Pam Grier, Peter Weir y Ron Perlman.

El realizador de El sexto sentido ha presentado ante el público y la prensa un avance de su nueva película, Glass. Shyamalan ha recibido el Gran Premi Honorífic del Festival durante la celebración de la Gala de Clausura.

M. Night Shyamalan firma autógrafos a sus fans en Sitges.
M. Night Shyamalan firma autógrafos a sus fans en Sitges.

Una gala en la que también ha sido premiado el actor Ed Harris, que el viernes entusiasmó en cada encuentro con los seguidores, el público y la prensa.

Una de las figuras esenciales del cine de terror de culto de las últimas décadas, John Carpenter, ha sido otro de los invitados estelares de la jornada de Sitges 2018, donde ha exhibido su talento como compositor de bandas sonoras. Las partituras de La niebla, 1997: Rescate en Nueva York, La cosa, Christine, El príncipe de las tinieblas y muchos otros títulos –además de La noche de Halloween– han sumergido a los fans en el universo único de Carpenter, en un Auditorio Meliá Sitges que hoy se ha adaptado también como sala de conciertos.

El Festival de Sitges ha finalizado una de las ediciones más fantásticas de su historia con la proyección de un título mítico en la carrera de Stanley Kubrick, 2001: Una odisea en el espacio. ¿Qué decir de 2001? Medio siglo después de su estreno, todavía no se han encontrado las palabras que hagan justicia a este hito que marcó un punto y aparte en la historia del cine, en el género de ciencia ficción, y en la cultura del siglo XX. Una obra maestra absoluta, que sigue invitando al espectador a (re)descubrirla con una mirada limpia. La película, que se ha proyectado tras la celebración de la Gala de Clausura, es la más reciente de sus restauraciones, en 4K.

Este domingo, como colofón de estos días intensos, el Festival presenta las tradicionales maratones en sus cuatro salas –Auditori Meliá, Sala Tramuntana, Retiro y Prado–, mientras que la Slatix Samsung Cocoon y el espacio Brigadoon continúan con su programación.