SITGES 2013 DÍA #7: Jodorowsky y Takashi Miike regresan al festival para mostrar sus nuevas películas

0
92

El polifacético Alejandro Jodorowsky, ideólogo de la psicomagia, escritor y cineasta, ha vuelto a Sitges para presentar la película La danza de la realidad, filme autobiográfico basado en su libro homónimo. Jodorowsky ya estuvo presente en la primera edición del Festival con Fando y Lis, y el 2006 recogió la Máquina del Tiempo que reconocía su variopinta trayectoria.

La figura del terapeuta y psicomago se observa desde nuevos ángulos también con la película documental de Frank Pavich, Jodorowsky’s Dune, que también se ha presentado este jueves en Sitges. El documental, que ha sido aclamado por el público, relata el proyecto fallido de Alejandro Jodorowsky de rodar la adaptación cinematográfica Dune.

Además, desde Japón ha llegado el prolífico director Takashi Miike, de quien se proyectan en el Festival, con la colaboración de Fundación Japón, Lesson of the Evil y Shield of Straw. Además, al director nipón se le rinde un merecido homenaje por su fecunda producción de género.

GONZALO LÓPEZ-GALLEGO Y VÍCTOR GARCÍA REPASAN SU “AVENTURA AMERICANA”

Los directores de cine Gonzalo López-Gallego que presentó el miércoles en el Festival Open Grave, y Víctor García, que ha mostrado este jueves Gallows Hill, han ofrecido una charla bajo el título Aventura Americana. Durante la sesión, han afirmado que “Hollywood tiene trabajo para equipos técnicos españoles porque es una industria”, según López-Gallego, mientras que en cambio, considera que la situación es mucho más complicada para los actores. Los dos realizadores han explicado que sus planes de futuro así como sus experiencias rodando en Estados Unidos. Víctor García había dirigido films como Return to House on Haunted Hill o Hellraiser: Revelations, mientras que Gonzalo López-Gallego había realizado films de corte experimental que, como Nómadas, le valieron un premio en el Festival de Cine Independiente de Nueva York.

Ambos directores, pese a las producciones con capital norteamericano, han afirmado tener cerca posibles proyectos que se podrían realizar en el Estado; concretamente, con rodajes en Barcelona. Los dos han destacado la importancia de que circulen los trabajos por los Festivales, espacios donde llamar la atención de los productores.

Gonzalo López-Gallego ha sostenido que su largometraje El rey de la montaña le abrió puertas, mientras que Víctor García ha afirmado que en su caso fue un cortometraje. Del trabajo con los estudios norteamericanos, ambos directores han destacado que incluso en las producciones comerciales hay espacio para la improvisación y la experimentación aunque “ninguno de los dos hemos hecho una película de 200 millones de dólares, ni de 40… creo. Pero en una de ésas me imagino que ni se te ocurra improvisar.” En referencia a Open Grave, Gonzalo López-Gallego ha dicho que vuelve a tener un espíritu independiente al estilo de El rey de la montaña, a pesar de las condiciones de producción diferenciales.

Por su parte, Víctor García ha afirmado que Gallows Hill es la película donde ha podido dar más de sí mismo, a pesar de las presiones de producción.

Otra de las actividades paralelas del día ha sido Actors i Directors. Del Càsting al plató, un encuentro de profesionales de la realización y la actuación en la que han podido discutir varios aspectos relacionados con la realización de castings y captación de elencos, además del estado de la industria cinematográfica

Además, un grupo de jóvenes del territorio bajo el paraguas de su productora Zolen Films han proyectado en el Espai Jove de Sitges su trabajo Más allá de la imaginación, y han sugerido que preparan un nuevo trabajo que les gustaría presentar en las secciones oficiales de las próximas ediciones del Festival.

Venta de entradas

Finalmente, se han publicado datos de taquilla del Festival. El balance de entradas vendidas indica que hasta el miércoles se habían vendido 54.313 entradas, un 10,51% más de las que se habían vendido el año pasado. A falta de cuatro días para que finalice el certamen, casi se han vendido tantas entradas como todo el año pasado. La previsión es un aumento de taquillaje, a pesar de que el Festival ha perdido un año en esta edición y de que no han coincidido festivos entre semana.

Ya el primer día de salida de entradas a la venta, se adquirieron 6.000 solamente en las cuatro primeras horas, y todos los días se ha mantenido un ritmo de venta superior al año pasado. Además, no computan en estos cálculos las sesiones gratuitas de Brigadoon en el Escorxador ni las proyecciones de Sitges a la fresca e n el centro de la ciudad.