Rodrigo Cortés abre las puertas de la Academia Blackwood

Estreno en cines españoles: 3 de agosto de 2018

0
555

El director gallego Rodrigo Cortés quiso ser pintor, escritor y músico. A través del cine da rienda suelta a todas sus pasiones. Tras Concursante (2007), su opera prima, hace ocho años sorprendió en el Festival de Sundance con Buried, un tenso thriller sobre un padre de familia interpretado por Ryan Reynolds (Deadpool) que despierta enterrado vivo en un viejo ataúd de madera. Su segundo trabajo recibió una larga lista de reconocimientos, entre otros el Meliès de Oro a la Mejor Película Europea de género fantástico del año 2010. Su siguiente largometraje, Luces rojas, llegaba en 2012 la cartelera de 60 países con un elenco de lujo, Robert de Niro, Sigourney Weaver, Cillian Murphy y Toby Jones. De producción norteamericana, su cuarta película se estrena en cines el próximo 3 de agosto. Lionsgate, responsable de éxitos como Crepúsculo o Los Juegos del hambre, ha confiado en su talento para la dirección de Blackwood.

Se trata de la adaptación de la novela de 1974 Down a Dark Hall, de la escritora Louis Duncan, considerada fuente de inspiración de la película Suspiria de Darío Argento. De este modo, el español se adelanta al estreno del remake del intenso clásico italiano que llegará a los cines españoles el próximo mes de diciembre con dirección de Luca Guadagnino.

Duncan, fallecida en 2016, fue también autora de la novela de terror Summer of Fear, que llevó al cine Wes Craven en 1978, y de I know what you did last summer, adaptada al cine a través de la trilogía de slashers Sé lo que hicisteis el último verano.

Blackwood es una historia de mujeres, terror gótico y fantasmas protagonizada por Uma Thurman (Pulp Fiction), AnnaSophia Robb (Charlie y la fábrica de chocolate) e Isabelle Fuhrman (La huérfana), entre otras.

Las actrices Victoria Moroles, AnnaSophia Robb, Rosie Day,Taylor Russell e Isabelle Fuhrman. | Foto: Manolo Pavon
Las actrices Victoria Moroles, AnnaSophia Robb, Rosie Day,Taylor Russell e Isabelle Fuhrman. | Foto: Manolo Pavon

En palabras de Cortés: “Una tarde cualquiera de hace un par de años recibí el borrador de un guion que no debería haberme interesado y que, contra todo pronóstico, me intrigó”. “El borrador mostraba un mundo alejado, en apariencia, del mío, la historia de cinco chicas adolescentes internadas en una academia más bien gótica bajo la tutela de una directora especial. Una historia que creía haber visto y leído varias veces. Me equivocaba”, explica el director y guionista sobre su primer acercamiento a esta producción. Su película, que cuenta también con la participación de Nostromo Pictures, de Adrián Guerra, rodó a finales de 2016 parte del metraje en Gran Canaria, en localizaciones como el Gabinete Literario, la sede de la Delegación del Gobierno autonómico, en la Plaza de la Feria, y la finca Los Palmitos, en la zona de Bañaderos.

La película está ambientada en una residencia para adolescentes problemáticas, donde sucederán hechos extraños, y Cortés ha destacado la oportunidad que ha tenido en esta producción de “construir —literalmente— un mundo y hacerlo verdadero; diseñar la mansión Blackwood y levantarla en plató, con grandes decorados al servicio de la narración”.

El tráiler difundido por la distribuidora española Entertainment One, descubre el tono oscuro y perturbador de la película, “una alegoría inevitable sobre el hecho de crecer, en esa edad tensa y difícil en la que todo resulta terrorífico, cuando uno debe descubrir quién va a ser el resto de su vida”, expone su director, quien afirma que en Blackwood “pesa tanto el suspense como la belleza de la pintura o la música: el arte se convierte en una laguna profunda llena de peligros”.