LA ANTIGUA VAMURTA

Moderador: ElPutoAmo

Avatar de Usuario
zanbar
Maestro de la pala
Mensajes: 219
Registrado: Mar Jun 26, 2007 10:31
Ubicación: España
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor zanbar » Lun Jun 27, 2011 11:25

Enhorabuena por la noticia de AJEC, si 2012 no lo impide, seremos compañeros de editorial :D
http://lucreciaseoscurece.hol.es

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Sab Jul 23, 2011 17:48

((Pues Zanbar, cojonudo. A ver que proyecto pones sobre la mesa. Espero que nos lo vaya contando.))

Ciudades. En realidad, una ciudad de fantasía es una urbe que no existe. Y, en cambio, a través de la literatura fantástica, la piedra que no existe puede llegar a tocarse. La función de estas ciudades es dar un hogar a personas que no existen, y otra vez, personajes como Aragon, el mago Ged, el Vizconde Demediado o John Nieve pueden llegar a tener más sitio en nuestras vidas que aquel amigo de la adolescencia, real, que hace años que no has visto. De fantasmas va esto.


En cuanto a los tipos, me atrevería a decir que se pueden dividir en tres categorías: los burgos de corte realista, las bellas, imaginativas pero poco creíbles ciudades de pura fantasía, y las que son un punto medio entre las dos, que son mayoría y conforman los núcleos urbanos de Canción de Hielo y Fuego, Señor de los Anillos, Terramar, etc.
Las que figuran en sagas como Dragonlance no me interesan mucho, pues jamás soy capaz de concebirlas. Existen sin hierro, existen sin campos, existen sin peones ni artesanos, son como esas bolas de cristal que sacudes y levantan tempestades de nieve, tan bellas como futiles.



En la novela fantástica Antigua Vamurta he usado del primer y el tercer grupo. ¿En qué me he basado? Pues prácticamente sin darme cuenta he trazado las ciudades del libro buceando en la historia y mezclando elementos de distintas civilizaciones y épocas sin muchos reparos. Ahí hay restos de las poleis griegas, de Roma, del románico, de la arquitectura mozárabe, del gótico, de la Barcelona hispanoromana (cuando el Imperio se desplomaba lentamente) e incluso hay préstamos del Renacimiento.


En un relato largo que próximamente subiré al blog, Taonos, las ciudades del norte salvaje de Vamurta son de corte íbero, recordando los restos de Ullestret (Girona) y otros asentamientos.

Tanto la civilización de los hombres grises como la de los rojos se cimentan en ciudades de corte realista, como lo es la ciudad de Vamurta. Las ciudades de los murrianos también, pero basadas en los núcleos dispersos de los espartanos. Por contra, las civilizaciones de sufones y vesclanos cuentan con ciudades de fantasía del tercer grupo, basadas en la verosimilitud pero con toques fantásticos. Así, las urbes de los sufones recuerdan los templos de la antigua Mesopotamia pero a lo bestia, magnificados, y las de los vesclanos tiene un puntito de fortalezas de los enanos del Señor de los Anillos, pues son ciudades semienterradas.
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Lun Ago 01, 2011 16:04

Ciudad de Fantasía II
Para crearlas, basta con agitar los recuerdos. La ciudad de fantasía es una construcción mental de todo lo leído, visto e imaginado. Una sopa de piedras con ingredientes propios y ajenos.
Y en el libro las ciudades cumplen la función narrativa de ser la expresión de los pueblos o de los gobernantes que las habitan. Así, Vamurta es la representación del poder absoluto encarnado por Ermesenda. Sus enormes teatros, su esplendor, es el de la condesa, la fuerza de sus murallas y palacios también. Por contra, las urbes de las colonias (aparecen a partir de la segunda parte del libro) son conglomerados urbanos más improvisados, pero también más alegres, en sintonía con las mayores libertades de sus habitantes.

«La noche había llevado paz y reposo a las calles, vacías bajo un firmamento resplandeciente. Cerca de la brecha se veían puntos de luz palpitantes, las hogueras que habían encendido los defensores para combatir sus temores de aquella noche sin nubes y dar luz ante posibles incursiones. Ermesenda observaba, triste, aquel mundo que se había levantado con los esfuerzos de muchas generaciones de hombres grises. Miró a los tejados de los templos, a los que acudían los hombres a drenar sus culpas, el Gran Teatro donde era agasajada por su nobleza mientras las damas miraban de reojo las piedras que lucían en su escote, las avenidas que cruzaban la ciudad como grandes ríos secos entre la cuadrícula rota de las callejuelas, las mismas avenidas por las que había paseado del brazo del conde bajo las sombras de tilos y limoneros... Un viento áspero atravesó la noche, silbando entre las rendijas de las ventanas, golpeando su frente levantada. Se retiró al interior del salón, al calor de los grandes tapices que cubrían la piedra. Se sentó, un poco cansada, en su silla de tiras de cuero. Hizo llamar a Ulam otra vez, quien tan bien la había servido.» Antigua Vamurta. Capítulo V.



ciudad fantasia
Vamurta rodeada. By Igor
 


La colmena-fortaleza de Orcómeno, de un nuevo tipo, materializa el nuevo poder de los murrianos. Y otras ciudades que no menciono, tienen una concordancia con el espíritu de las gentes que las habitan. Dicen que los luteranos construyeron con grandes ventanales para mostrar que no tenían nada que esconder. Pureza de vida pública y privada. Es posible que el clima horrible de esos países también fuera otra razón. Pero algo hay de idas y venidas entre civilizaciones y arquitectura, como lo es en el caso de los árabes y la sobriedad de sus fachadas que contrasta con la exuberancia de sus espacios interiores y jardines.

Imaginar los trazados urbanos, los distintos barrios y plazoletas, las callejuelas y su música y perfumes, la silueta de puertos y atarazanas es un goce. Plasmarlo en papel ya no produce tanto placer. Todo esto, ¿para qué? En “comentarios” del post de Los Pueblos del Mar, Eva Magallanes lo expresa mejor que yo. Dice: «ya voy comprendiendo el desafío... se trata de fundar un mundo completo, con su historia incluida, tan real que se soslaye la ficción, escrita como si, precisamente, de historia se tratase tan ficticia como la literatura ¿verdad?... me parece sumamente atractiva esa propuesta, ambiciosa». Me sorprendió, es exactamente eso. La inconscienda puede con cualquier dificultad.
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Sab Sep 24, 2011 9:34

Vamurta, en papel el 03 de octubre

Lamento este retraso en la publicación de la novela, prevista para el 26 de septiembre. Problemas con la imprenta, me dice el editor de Ajec.
Así, para el lunes 03 de octubre, en las librerías ya debería estar el libro. De todos modos, ya daré cuenta de los puntos de venta cuando salga.

Antigua Vamurta está estructurada en 29 capítulos que ocupan, en libro, 374 páginas. Aquí, tenéis un avance de la novela, para saber de antemano que tipo de manjar os espera.
Debo reconocer, y así ya me lo han comentado, que el primer capítulo es un tanto duro y espeso. Bueno, se requiere un esfuerzo para entrar en este portal de fantasía, amor y aventuras. Necesitaba empezar a contar la historia desde una pequeña atalaya que divisara los campos sembrados que rodean la ciudad, decir algo de los hombres grises y la tragedia que se cierne sobre ellos.

¿Qué más? Ah, sí. No hay book tráiler (otro anglicismo, ¡ñec!). Le estuve dando vueltas, trabajé en ello. Pero con los medios a mi alcance, nada de lo que ideaba me satisfacía, así que opté por no hacer nada, como el que dibuja una casa con tiza, en el suelo, y después no la construye.
Tampoco hay mapas. Bueno, excepto los de trabajo. La edición es un tanto austera, a mí me gusta así, texto con texto. Aunque también es cierto que tampoco supe crear imágenes con la suficiente calidad para la edición en papel.

Quedan 09 días, algunas horas, algunos segundos. Mañana serán 08 días… 3 de octubre, si no hay más sorpresas.
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Dom Oct 09, 2011 10:19

La novela ya está en formato libro. Dejo la portada completa, de la que tanto el editor, el diseñador, y yo estamos muy satisfechos. David Prieto ha hecho un gran trabajo, me parece que ha sabido reflejar el espíritu de novela épica y de aventuras de Vamurta. Recuerdo que también se puede adquirir en formato ebook a precio asequible.

Imagen

Grandes superficies:
- En casi todos los Corte Inglés de España.
- Casa del Libro de: Vigo, Málaga, Sevilla, Terrassa, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Alicante, Valladolid, Pinto, Vitoria, Bilbao y Gijón.

Librerías:
La lista es realmente larga, el libro está en la mayoría de ciudades. Si tenéis alguna duda sobre los puntos de venta, no dudéis en contactar conmigo: igorvamurta@gmail.com y os responderé con la librería más cercana a vuestro domicilio. En el blog también voy informado. De momento, Fnac no distribuye Vamurta.
Ya están llegando las primeras reacciones de los lectores. Lo que me da unas energías tremendas para seguir. Saludos.
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Sab Oct 29, 2011 15:43

En la página de la Editorial AJEC tenéis el avance de Antigua Vamurta. Tres capítulos de descarga gratis de los 29 que componen la novela. Es un archivo en PDF.
Durante estos días se ha publicado reseñas, entrevistas y muchas otras cosas más sobre Vamurta.
Imagen
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Sab Oct 29, 2011 15:44

"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Mar Ene 17, 2012 21:52

Buenas,
Dejo el principio del IVº Relato de Vamurta, con independencia del libro publicado y el segundo y último en preparación.

Decir que en Amazon España y Amazon el precio de los ebooks es, desde hace un par de días, muy, muy asequible. En lo personal, estoy muy contento con esos precios.

Arranque de Taonos, ya subida al blog con todos sus capítulos:

—Amor… ¿Cuándo?
—Antes del crepúsculo —contestó, sin dejar de mirar por la ventana.
—¿Por qué no estás contento? Jamás un noble de bajo rango había asumido tanto honor.
—Se oyen rumores y los martillos de los herreros arden. Se habla del norte, otra vez, de esas tierras malditas.
El semblante de la mujer se transmutó, como si algo se hubiera roto en su interior. Se llevó la mano a su gran barriga, hasta percibir la vida que en ella crecía. El joven señor que, antes del anochecer, iba a ser nombrado veguer de la Marca Sur, la miraba con extraña seriedad hasta que su boca se relajó, esbozando una tenue sonrisa. Se alejó de la estrecha ventana ojival y se acercó hasta ella. Palpó la piel que escondía su primer vástago, y luego la abrazó, besándola en el cuello.
—Un gran honor por toda la sangre que he derramado. Y tras mi nombramiento, los iguales nos encerraremos en el Salón de Gobierno. Apuesto mi espada a que resonarán las voces de esos halcones de sed mal saciada. Más guerra.
Miró a Elisabetz, que parecía abstraída contemplando el gran tapiz de la cámara. Percibía su cuerpo caliente, rebosante. Le parecieron absurdos los deberes que requerían sus lazos de vasallaje, ahora que la paz volvía a las fronteras y en las llanuras del sur y del este se podría sembrar sin temor a que las espigas ardieran en la tarde. Divagó, aún abrazado a ella, hasta que sus ojos se posaron en un punto de la estancia principal de su palacio en la Avenida de la Victoria. Todo parecía reposar. La mesa y las sillas robustas, los arcones en los que su mujer guardaba los manteles y cuberterías de su dote, las espadas, hachas y lanzas colgadas de la pared, esperando que alguien las empuñara otra vez, el gran fuego crepitando soñoliento en la penumbra de la tarde fría de invierno. Miraba, también, la colgadura de las bailarinas de Sira, cogidas de la mano, como si en su corrillo quisieran rodar y rodar hasta emerger de los tejidos que las atrapaban. Se separó de su mujer con cuidado.
—Que el precio a pagar no sea tu vida. No hay nada en este mundo, nada, por lo que valga la pena morir. Honor, títulos, oro… Vanidad. Es la trampa para los que se creen muy poderosos —dijo Elisabetz.
—Mañana despertaré siendo uno de los muy poderosos, gran veguer de la Marca Sur —contestó, sonriendo—. Y déjame pensar… Existe un jardín por el que sí daría mi vida, aunque a veces sus tallos parecen estremecerse si mis pasos se alejan demasiado.
Elisabetz rió, removiendo la quietud de la tarde.
—Ve, trata con esos hombres cuyos corazones no conocen el sosiego.
Descolgó su mejor espada, limpia de los adornos que tanto le molestaban. Antes de abandonar el comedor, la miró con ternura y la dejó con el chisporrotear de los troncos como única compañía.

Su hermano pequeño y los dos guardias aguardaron hasta que el Conde, bajo las altas bóvedas del Salón de Gobierno, lo invistió como nuevo gobernador, ante las miradas inexpresivas de la corte, que veían con cierto desagrado como un pequeño vizconde ascendía en el escalafón nobiliario, olvidando que las artes de aquel joven soldado habían evitado que buena parte de sus tierras fueran pisoteadas por las pezuñas de las bestias. Notó el peso del cetro sobre sus hombros, a la vez que las palabras mucho tiempo atrás escritas, eran pronunciadas de nuevo para otorgarle poderes y tierras.

—Aquí. Aquí debe llegar nuestro brazo y abrir el paso de Hamamel. Una vez esta puerta sea abierta, los hombres grises podrán alcanzar los mares occidentales y alargar su mirada a un mundo, que hasta hoy, ha permanecido velado. Los mercaderes de Vamurta abrirán sus ojos y en ellos refulgirá el oro.
Los deseos del Conde no sorprendieron a nadie, pues los nobles y oficiales reunidos alrededor de la mesa, sospechaban las intenciones del primero de ellos y de su hermano. La joven Condesa, permanecía inusualmente callada, detrás de su marido.
—Señor, los padres de nuestros padres intentaron tomar el paso y establecer un asentamiento fortificado cerca de las gargantas. No volvió ninguno —apuntó Erdit, el gobernador de la Marca Norte.
—Las Gargantas del Diablo…—recordó el Conde—. Tribus de montañeses, nada más. ¿Los teméis, Erdit?
—Temo perder el favor de mi señor. Por eso os aviso, para evitar los males de un lugar donde nuestros dioses no han llegado.
—Gobernador, esas son historias del pueblo para evitar la verdad —respondió el hermano menor del Conde—. La verdad es que los nuestros fueron emboscados y masacrados por un hatajo de bárbaros que habitan en los bosques, que no reconocen nuestro dominio, nuestra civilización. Nada más, no hay hechos mágicos en una trampa.
Erdit, que no contaba con el favor de Ermesenda, la Condesa, ni con la aprobación de parte de los miembros del Consejo, guardó silencio, y con él se acallaron las voces de la memoria. Los jóvenes tomaban la iniciativa.
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Jue Abr 05, 2012 15:22

Grupo Ajec está preparando el día del libro. Antigua Vamurta está a la venta por solo un euro (1 €) durante el mes de abril, en formatos ePUB, PDF y Kindle.

Creo que es una buena oportunidad si no tienes la novela.
¿Dónde? http://www.ficcionbooks.com/ebooks/fantasia-y-epica/antigua-vamurta?cPath=5


Imagen

La segunda y última entrega de la saga va avanzando, ya he pasado de la mitad. Y han salido nuevas críticas del libro.
Saludos.
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Mié Ago 15, 2012 16:31

El primer libro de Antigua Vamurta sigue generando noticias mientras el segundo y último avanza rápido. Lo terminaré antes de fin de año. Este mes espero acabar el último capítulo del segundo libro y cerrar esta pequeña saga.

Además, se ha publicado una extensa e interesante reseña en el weblog de Adalides, dedicado a la literatura fantástica
http://adalides.blogspot.com.es/2012...a-vamurta.html
Y también en el blog de la escritora Patricia Muñiz me han hecho una vídeo-entrevista, que espero os guste. Aquí dejo el link al vídeo http://paginasfreneticas.blogspot.co...r-kutuzov.html

En el blog de Vamurta sigo contando poco a poco más cosas sobre este nuevo y viejo mundo, entre otras cosas.
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Mié Ago 15, 2012 16:35

"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Jue Sep 27, 2012 19:44

Imagen

El signo de Onar

De momento, y esperando que no sea un espejismo, contento con el final de Vamurta. El segundo y último libro me resulta ágil, dinámico y me está divirtiendo. Acabada la redacción y la primera de las correcciones. Tiene aliento, arden las páginas. Hasta no me reconozco. Seguramente me he dejado llevar mucho más. Con la pluma suelta se escribe mejor. Como mínimo, es más trepidante que el primer libro de Vamurta.

Intento contener la mala influencia de la euforia, que es mala consejera. Aviso y petición a los lectores. Léanse los relatos de Antigua Vamurta. No son indispensables las historias cortas para entender este segundo libro de Vamurta. De hecho, obviamente, habiendo leído el primer libro es suficiente. Pero los relatos ayudan. Los conecto con la trama de la novela, enriqueciendo este nuevo universo que llega a su fin.

Bajo el signo de Onar, feliz escribiendo.
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Mié Oct 17, 2012 23:04

Antes de dar por cerrado este hilo y empezar a hablar del segundo libro de Antigua Vamurta quería dejar un par de fragmentos más de la novela.
Además, informar que en el blog acabo de publicar un artículo sobre Amazon que incluye una pequeña guía para publicar en dicho portal.

Imagen

Del capítulo 21...

Toda la ciudad-fortaleza se había levantado pronto para despedir a la comitiva. Las Reinas abandonaban Orcómeno, a la vez que los esclavos recibían la primera comida del día. El sonido de las trompetas y clarines se fue apagando y, pronto, se reemprendieron las rutinas. Dasteo, a media mañana, recibió la visita del jefe de la plaza.
El comandante entró en la casa sin llamar. No lo acompañaba ningún guardia. Entró y se sirvió vino. Arisas dejó de hacer correr su pluma por las montañas de pergaminos dispuestos sobre la mesa, y Dasteo levantó la cabeza, dejando los planos de los futuros templos en el suelo.
El murriano dio una vuelta por la estancia, como si allí no hubiera nadie, dando tragos. Se dejó caer sobre una de las sillas, apoyando su espalda contra la pared. Sus mechones caían hacia delante, emboscando su mirada. Lanzó el ánfora contra el suelo, rompiéndola con estruendo, y se desabrochó el cinturón, dejando caer la espada.
—¿Habéis oído hablar de nuestro hogar? ¿De nuestra capital? Es el lugar más bello del mundo. No es como vuestras ciudades, abigarradas, en las que todo se amontona, sucias y mal ventiladas, donde hasta la piedra de las paredes huele mal. No, es un valle elevado, cerrado por picos de nieve perpetua. Un valle ancho, esplendoroso cuando el sol vuela por encima, siempre verde porque en mi país llueve, no como aquí, allí llueve y la hierba crece alta y hermosa, es un lugar en el que, si el día es despejado, parece que hasta las rocas tengan brillo. En ese gran valle no hay murallas, tan solo un alcázar. Tres son los pasos de montaña para penetrar en el corazón de mi patria, y en cada paso encontraréis fortalezas que los cierran, castillos construidos para que nadie los pueda tomar, muros que, frente a ellos, cualquier enemigo sentiría una inmenso desasosiego. Jamás nadie ha cruzado los pasos entonado cánticos de guerra. Por ese valle, Dasteo, se distribuyen aquí y allí templos y enjambres en los que vivimos, academias como grandes óvalos de piedra, jardines, plazas de muchos tamaños y formas en las que los músicos tañen laúdes hasta hacer sangrar sus dedos, paseos flanqueados por árboles milenarios, las grutas de las Reinas… Aquello es el paraíso. Y es hacia donde parto esta tarde.
—Y es donde no queréis ir, pues queréis permanecer aquí —apuntó Arisas.
El comandante se sobresaltó por un instante. Luego miró el suelo y pasó la mano sobre las astas de su cabeza, como si las tocara por primera vez y algo le preocupara.
—Exacto. Quiero quedarme en Orcómeno, ¡ser Orcómeno!
—Y acabar lo que aquí comenzasteis —añadió Dasteo.
—Acabar. Construir para perdurar. Durante muchas primaveras mi cometido fue destruir, arrasar, contener. Casi perdí la vida en esa empresa, y vi muchas desaparecer sin tan siquiera saber muy bien cuál era su propósito en este mundo, sin tan siquiera paladear la edad de las preguntas. Orcómeno me recordará, los hijos de los hijos de mi tierra rememorarán mi nombre, Durtica, y vosotros, grises, también. Construir para perdurar, Dasteo. Y ese no es mi único sueño.
—La fortaleza ha sido bastida en un tiempo inimaginable, verla desde el norte o desde mediodía produce una mezcla de pavor y asombro, comandante Durtica. Lo aquí conseguido no tiene igual, y eso lo saben las dos Reinas que ayer estuvieron aquí. ¿No es cierto?
Bajo las franjas de cabello que cubrían el rostro del comandante, Dasteo vio asomar una sonrisa amarga.
—Pareces un bruto formidable, Dasteo, pero te delatan tus preguntas. Ruego a los arcanos que nos volvamos a encontrar otra vez, en otro tiempo, no el nuestro. Tú, como yo, sueñas con un mundo justo. Las Reinas son más que vuestros nobles o aquellos magísteres de las Colonias. Son casi diosas, y lo que emana de ellas, lo que esculpen en tablas de piedra tras sus consejos, es indiscutible. Alguien como yo, casi una leyenda entre los soldados, debe agachar la cabeza y obedecer. Tras tantos esfuerzos… Sobre esta mole, en el corazón meridional de Vamurta, nada hay que decir, es una obra sin parangón, de una clase nueva. Pasamos muchos inviernos dibujándola, discutiendo con los maestros, probando la perforación de las armas de fuego sobre la piedra. Las Reinas están inquietas por lo que aquí ha pasado y por lo que pasó en el oeste, antes de la invasión. Saben que aquí, en unas pocas lunas, algunos esclavos llegaron a dar órdenes a nuestros soldados y albañiles, que algunos, como vosotros dos, podían ir y venir a donde les pareciera, dentro de la fortaleza. Que habíamos repartido privilegios. Los templos, yo di el permiso, fueron motivo de intervención. Se acabó.
Arisas atendía, sorprendido, ante la franqueza del oficial. Intuía su drama, su lucha no reconocida, el sudor derramado para convertir aquel rincón de mundo en un ejemplo, en un lugar donde la concordia fuera posible.
—No se trata únicamente de los templos de Onar y Sira, y de los privilegios —dijo el joven.
Los ojos rasgados del murriano se posaron sobre él. Arisas sintió que su alma quedaba a la intemperie.
—¿Sigues teniendo sueños premonitorios, Arisas? ¿Qué te dicen?
—Hay un gran desorden, lo percibo. Aunque poco puedo entender de aquello que aparece para desvanecerse. Veo hombres entre las hojas y un gran manto manchado con los colores del atardecer.
—Los colores de nuestras huestes.
—O los colores de un león —repuso Arisas.
—Casi no quedan leones. Los hombres grises los cazasteis a cientos. Tras el mediodía, partiré —continuó el comandante—. Me despido de vosotros. Mi raza no está preparada para lo que pensé que podría ser. No somos tan diferentes, pero nos esforzamos mucho en parecerlo, ¿verdad?
Se levantó, se ajustó el cinto con la espada y peinó su pelo hacia atrás. Dasteo lo observaba pensando que se escapaba una de las pocas razones que le habían hecho creer que las cosas podrían ser diferentes. Se acercó hacia Durtica, quizás para abrazarlo, para despedirse de algún modo, pero el murriano respondió dando un paso atrás. El oficial levantó la mano y les sonrió, girándose para salir por la puerta.
—¿Qué pasó en el oeste que tanto inquietó a tu pueblo?
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.

Avatar de Usuario
Igor
Mancillador de camposanto
Mensajes: 104
Registrado: Vie Mar 13, 2009 19:41
Ubicación: Eixample La Gris.
Contactar:

Re: LA ANTIGUA VAMURTA

Mensajepor Igor » Dom Feb 17, 2013 0:05

Imagen

Publicando Antigua Vamurta (Volumen 1) por mi cuenta


El sueño de la editorial Ajec se desvanece. La niebla se levanta y queda una tierra baldía. Los sueños de otros autores de libros fantasía y el mío también. No sé qué sucederá, depende del editor. Aprovechando este vacío, he autopublicado en Amazon Antigua Vamurta Volumen 1 por mi cuenta. Este libro de literatura fantástica no está en ningún otro lugar en formato de libro electrónico. Más de trescientas páginas trepidantes. Aquí os dejo el enlace, en Amazon España y Amazon.com, A PRECIO MUY ASEQUIBLE.

- Amazon España: http://www.amazon.es/Antigua-Vamurta-Vamurta-Volumen-ebook/dp/B00B8D1CYG/ref=pd_rhf_gw_p_t_1_QCKE
- Amazon.com: http://www.amazon.com/Antigua-Vamurta-Vamurta-Volumen-ebook/dp/B00B8D1CYG/ref=pd_rhf_gw_p_t_1_R3B4

El final de Vamurta, el Volumen 2, saldrá publicado en Amazon exclusivamente, la próxima primavera. Tiempos de nuevas esperanzas. Mientras, del primer libro, contar que por amabilidad de Marisa Alonso, ha vuelto a ser corregido. No solo eso, también he reescrito el primer capítulo para darle mayor orden y cohesión a la lectura. Pequeños cambios necesarios que no tocan la trama. Aprovecho para recordar que en cuanto a gramática y ortografía, este libro recoge las nuevas disposiciones de la RAE de 2010. Por ejemplo: el “solo” no lleva acento diacrítico. Muchos pronombres demostrativos tampoco. Adiós al “éste”, “quiénes”, “aquél”, etc. Yo los hubiera mantenido, pero envié mi currículum a la Academia y no me aceptaron. En mi lugar, se sienta Pérez Reverte.
"Yo mismo de mi mal ministro siendo". Fco. de Aldana.


Volver a “Nuevos Autores”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron