Novedades editoriales Dolmen para febrero

0
456

La editorial Dolmen ha anunciado para el mes de febrero las siguientes novedades:

Ezequiel Himes: Zombi Hunter.

El popular creador Víctor Santos, como ya sucediera con Silhouette, sigue centrado en la realización de guiones para otros talentos nacionales, en este caso para el dibujante canario Alberto Hernández, que en este caso se unen para realizar el volumen autoconclusivo Ezequiel Himes: Zombi Hunter. Ezequiel Himes sobrevive en un mundo lárgamente dominado ya por los zombis, unos muertos vivientes organizados en una estructura piramidal que encabezan los denominados “los padres”, y en la que el ser humano no es si no la base de la cadena alimenticia. A medio camino entre el thriller de acción postapocalíptico y el universo zombi tan de moda en estos últimos años, nos llega esta obra trepidante, con personajes altamente carismáticos, que está llamada, sin duda, a ser una de las más gratas sorpresas del 2012.

 

La Mansión de los Susurros

Una nueva muestra del talento español triunfando fuera de nuestras fronteras es este volumen integral de La Mansión de los Susurros, que recopila los tres volúmenes originales que integraron esta saga en su edición original en Francia por parte de Delcourt, una obra escrita por David Muñoz (Miedo o Rayos y Centellas en cómic, El Espinazo del diablo o Lena en cine, por citar unas pocas), extraordinariamente dibujada por Tirso Cons (El ojo del Diablo) y coloreada con mucha personalidad por Javi Montes, que de momento ya ha sido aplaudida en países como Italia, Alemania o Estados Unidos, entre otros. Este volumen recoge, además, interesantes extras que complementan a la perfección la lectura de esta obra, uno de los best seller de su editorial los pasados años. La Mansión de los Susurros nos cuenta la historia de un grupo de niños huérfanos, que comparten estancia en un misterioso caserón y a los que rodea un secreto, un secreto que a medida que se va desvelando nos arrastrará a una historia llena de sectas secretas, vampiros, hombres lobo y otros seres, siempre al servicio de una historia muy cinematográfica, repleta de acción y sorpresas.

Los Muertos Revivientes #5: El club de los tarugos muertos.

Con esta quinta entrega se cierra el primer arco argumental de Los Muertos Revivientes, una parodia escrita y dibujada por José Fonollosa (Miau, El viaje de Darwin) en la que partiendo de la serie de televisión y el cómic de Los Muertos Vivientes, el autor ha acabado diseccionando en clave de humor todo el fenómeno zombi, y en la que ha sabido añadir gags de todo tipo con el amplio elenco de personajes que tenía entre las manos.

 

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70 (Colección Pretextos Dolmen nº 18), por José Joaquín Rodríguez Moreno.

Todo cambió en 1968. Aquel fue el año de la explosión de Marvel Comics: una explosión de títulos, de nuevos personajes y de nuevos autores. En poco más de una década, Marvel había revolucionado una vez más el mundo del cómic y se había convertido en la editorial más importante del sector. Ésta es la historia de aquellos años. Es la historia de sus personajes, de los nuevos héroes como Estela Plateada, Capitán Marvel, ROM, Luke Cage, Puño de Hierro, Howard el Pato, Hombre Cosa, Shang Chi, Caballero Luna, los Defensores, los nuevos X-Men o los Micronautas; pero también de temibles villanos como Drácula, Korvac, Fénix Oscura, el Imperio Secreto o la Corona Serpiente. Es la historia de sus autores, de jóvenes guionistas como Roy Thomas, Len Wein, Marv Wolfman, Archie Goodwin, Jim Shooter, Steve Englehart, Steve Gerber, Doug Moench, Bill Mantlo o Chris Claremont; y de jóvenes dibujantes como Neal Adams, Jim Steranko, Herb Trimpe, John Brunner, Paul Gulacy, John Byrne o Frank Miller. En estas páginas se cuentan aquellos años caóticos pero llenos de creatividad: cómo se trabajaba y vivía en las oficinas de Marvel, el origen de sus sagas y personajes más importantes, las disputas entre los autores y la editorial, la razón por la que Marvel prosperó mientras otras muchas editoriales iban cayendo en el olvido y el papel que los aficionados jugaron en aquellos años.