NOCTURNA MADRID: Una luz que nunca se ha apagado

0
134
Caroline Munro
Caroline Munro en Nocturna Madrid 2017.

Brilla ahora con más fuerza que nunca. El Festival Internacional de Cine Fantástico Nocturna Madrid culminó su quinta entrega tras cinco jornadas de proyecciones repletas de sugerentes propuestas y un cordial ambiente festivalero. En la gala de clausura, celebrada el sábado día 28, se dieron a conocer los flamantes ganadores de “la edición con más afluencia de público que hemos tenido hasta ahora”, según expuso el director Sergio Molina. “La preparación de un evento de estas características es un trabajo arduo, pero muy gratificante siempre que la gente esté ahí”.

La producción gallega Dhogs logró el Premio Paul Naschy a la Mejor Película y el Premio Vincent Price al Mejor Actor para Carlos Blanco en Sección Oficial. La opera prima del director Andrés Goteira no deja indiferente al espectador y llama la atención por su juego de narrativas y cambios de perspectiva. Un original thriller que narra las historias de distintos personajes, relacionadas a través de una espiral de violencia ante la cual la sociedad se muestra absolutamente impasible.

Otra propuesta relacionada con la naturaleza violenta del ser humano, Revenge, logró el Premio a la Mejor Dirección para la francesa Coralie Fargeat, así como el Premio a la Mejor Actriz para su protagonista Matilda Lutz.

Además, el debut en el largometraje del director tinerfeño Josué Ramos, Bajo la Rosa, una producción independiente con una trama de misterio que atrapa a la audiencia hasta su desenlace, consiguió el Premio del Público a la Mejor Película.

El film de payasos zombis-vampiros The Night Watchmen se hizo con el Premio Canal Dark de la Sección Dark Visions, mientras que los mejores cortometrajes, según votación del público, fueron: Marta no viene a cenar (Macarena Astorga) y, en la categoría internacional, Keep out of Children’s reach (Gustavo Sánchez).

Producido por La Cruzada Entertainment, el Festival Nocturna Madrid este año no sólo amplió sus dominios abarcando dos espacios cinematográficos, Cinesa Proyecciones, y Cineteca, dentro del espacio cultural Matadero Madrid, sino que logró momentos inolvidables como el vivido en la apertura con la presencia de Chicho Ibáñez Serrador, el director y realizador de televisión, maestro del terror español (además de creador del mítico concurso Un, dos, tres… responda otra vez), quien a sus 82 años reapareció para el homenaje brindado por el festival. Sus palabras al recoger el galardón honorífico, que concluyó con “Esta noche antes de dormir, pensad en el silencio y os llegará el miedo“, emocionaron a todos los asistentes.

Además, su ternura y cercanía con los aficionados al género coincidió con la del resto de homenajeados de esta edición, infatigables ante las largas colas de fans ávidos de autógrafos y selfies: el director Don Coscarelli, la actriz Caroline Munro, y el actor Jack Taylor. Llama la atención que el creador de la saga de terror Phantasm, sobre un niño que descubre las macabras intenciones de un perverso empresario de pompas fúnebres, el Hombre alto, que está convirtiendo a los difuntos en extrañas criaturas a sus órdenes, sea tan amable. O, como el propio Coscarelli comentó en un encuentro con fans al ser preguntado por su hija Chloe, una influyente chef vegana: “existe el estereotipo de que un director de películas de terror debe comer carne roja, pero yo sigo los consejos de mi hija desde hace diez años y me ha ido bastante bien”.

Del mismo modo, Jack Taylor, a quien hemos visto interpretar al siniestro voyeur Luis de La orgía nocturna de los vampiros, o al cruento caníbal Dr. Knox en la película Wax, demuestra en cada ocasión su singular personalidad y amor hacia sus seguidores. Al igual que la bellísima Caroline Munro, chica bond en La Espía que me amó pero también una de las scream queens más icónicas gracias a su participación en las producciones de terror de la Hammer y títulos del fantaterror español como El aullido del diablo o Los depredadores de la noche, quien en las distancias cortas es una persona muy sencilla y tranquila.

Todo apunta a que la sexta edición de Nocturna Madrid está servida y llegará llena de sorpresas, como aseguró su productor José Luis Alemán en la clausura: “tenemos planeado algo apoteósico”.