“MILLENIUM: LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES”: Acerca de la producción

0
360

Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres es el punto de partida de la adaptación cinematográfica de la popular Trilogía Millennium de Stieg Larsson, la épica serie de novelas que ha vendido 65.000.000 de ejemplares en 46 países. La primera novela, Los hombres que no amaban a las mujeres, se publicó por primera vez en 2005, poco tiempo después de la muerte del propio Larsson, y en ella se presentaba a los lectores al periodista financiero Mikael Blomkvist y a la hacker vengadora Lisbeth Salander.

Con Salander, Larsson forjó una heroína totalmente diferente a todas las que la habían precedido en el mundo de la novela negra: un prodigio punk cuya apariencia advierte a la gente que no se acerque, que no interactúa “con normalidad” con los demás, sin embargo, el vínculo personal que mantiene con aquellos que han sido violados la seduce para ayudar a Mikael a resolver el misterio de la desaparición de Harriet Vanger. La búsqueda de venganza y su frágil colaboración con Mikael se convertirían en el hilo conductor de Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres y de los dos libros siguientes – La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire.

El director David Fincher y el guionista Steven Zaillian procuraron mantenerse fieles a la inquebrantable mirada de Larsson sobre la corrosión corporativa, social y personal que enfrentan Mikael y Lisbeth según se adentran en las profundidades del misterio de la desaparición de Harriet Vanger.  Zaillian se inspiró directamente en las palabras de Larsson. “El guión se cortó entero sobre la tela de la novela”, afirma Fincher. Asumiendo la necesidad de compactar el detallado argumento del primer libro, se centraron también en resaltar lo que ha hecho que las novelas Millennium sean tan atractivas a tantas personas en todo el mundo. “Lo que más nos interesó fueron estos dos personajes: Blomkvist y Salander; ellos son el motor de estos libros, los que los han convertido en el fenómeno cultural que son” explica Fincher. “Había mucha sustancia, mucha fricción y mucho potencial dramático.”

Añade Zaillian: “Lisbeth es un gran e inusual personaje, pero creo que si los libros trataran únicamente de ella, no funcionarían tan bien como lo hacen. Lo que hace que los libros lleguen a tanta gente, es la forma en la que se entrelaza su historia con la de Blomkvist, y lo que cada uno está viviendo.”

Fincher y Zaillian no tuvieron interés alguno en prescindir de la fuerza de las escenas de brutalidad y venganza del libro. “Estábamos firmemente comprometidos con la idea de que ésta es una película que trata sobre la violencia contra las mujeres, sobre clases específicas de degradación, y eso no puedes evitarlo,” asegura Fincher. “Pero a la vez debes andar sobre una línea muy fina para que los espectadores sientan de manera visceral la necesidad de venganza al tiempo que puedan contemplar el poder de las ideas expresadas.”

Eso es precisamente lo que logró Larsson con las novelas, atrayendo a los lectores hacia temas como el poder corrupto, la misoginia, la intolerancia, el fanatismo, la globalización, el bienestar social, la justicia y el juicio, a través de los entresijos de la renegada investigación de Mikael y Lisbeth. Explica Rooney Mara, que se ganó el papel de Lisbeth Salander: “Creo que a la gente le intriga más el funcionamiento interno de la sociedad de lo que está dispuesta a admitir. Les interesan los oscuros secretos que encierran personas y sociedades. Los hombres que no amaban a las mujeres tiene ese componente unido a dos personajes marginados a los que la gente realmente quiere.”

Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres llegará a los cines de toda España el 13 de enero de 2012.