Fallece Ray Harryhausen, la leyenda los efectos visuales

0
547
Ray Harryhausen

Ray Harryhausen nos ha dejado el 7 de mayo de 2013, a la edad de 95 años, y tras toda una vida dedicada al fantástico.

Siendo muy joven quedó maravillado al ver los efectos especiales creados por Willis O’ Brien para King Kong (1933). Empezó a experimentar en el arte del stop motion (animación por captura de movimiento fotograma a fotograma) con sus primeros cortometrajes como director y productor: How to Bridge Gorge (1942), Guadalcanal (1943), La historia de Caperucita (1949), Rapunzel (1951), Hansel y Gretel (1951) y El rey Midas 1953).

A finales de los 40 enseñó algunos de estos trabajos a Willis O’ Brien, y el técnico quedó tan sorprendido que le ofreció formar parte del equipo de efectos especiales de El gran gorila (1949).

En los años 50 y 60 siguió colaborando en este campo en títulos de ciencia-ficción como El monstruo de tiempos remotos (1955), Surgió del fondo del mar (1955), La tierra contra los platillos volantes (1956), La isla misteriosa (1961), La gran sorpresa (1964) o Hace un millón de años (1966).

En 1958 escribió, produjo y diseñó los revolucionarios efectos especiales de la estupenda Simbad y la princesa (1958), primera de una trilogía completada con El viaje fantástico de Simbad (1973) y Simbad y el ojo del tigre (1977).

También estuvo al frente de Jasón y los argonautas (1963) y El Valle de Gwangi (1969), y su último film fue Furia de titanes (1981). Tras esta película decidió retirarse, aunque fue entrevistado en numerosos documentales, y en 2003 regresó dirigiendo el cortometraje La liebre y la tortuga (2003). En los últimos años recibió numerosas distinciones y homenajes como el Oscar Honorífico en 1992, tres premios de la Academia de Ciencia-ficción, Fantasía y Terror (en 1982, 1992 y 2006), la Máquina del Tiempo en el Festival de Sitges en 1995, la Estrella en el Museo de la Fama de Hollywood en 2003 o el BAFTA Honorífico entregado por Peter Jackson en 2010.

Ray Harryhausen