Entrevista a José Manuel Serrano Cueto, director de “CONTRA EL TIEMPO” (2012)

0
213
Contra el tiempo

José Manuel Serrano es el director del largometraje documental nominado a los premios Goya Contra el tiempo (2012). Esta película es una auténtica labor de investigación donde se entrevista a veteranos actores secundarios del cine español, y de los que había escasa información sobre su paradero actual.

¿Cómo surgió el proyecto de rodar un documental como Contra el tiempo, sobre actores veteranos y secundarios del cine español en la época de las coproducciones europeas?

Desde pequeño me gustó esa época y me interesaron mucho los actores que salían en aquellas películas, especialmente los menos conocidos. En la mayoría de los casos eran elegidos por sus físicos peculiares y a mí me fascinaban. Me iba luego a los créditos finales, en los que a veces no aparecían, para ver cómo se llamaban y seguirles la pista.

Así descubrí a Aldo Sambrell, Charly Bravo, Frank Braña, Antonio Pica, etc. Años más tarde tuve la oportunidad de trabar amistad con Aldo y a él le hablé por primera vez de un documental sobre ellos, pero entonces la idea se transformó en un cortometraje de ficción, Río seco, que no me gusta demasiado pese a que trata este mismo tema, el del olvido de ciertos actores.

Contra el tiempo

¿Cuáles eran tus intenciones a la hora de afrontar la película?

Dedicar un homenaje a ese grupo de actores de reparto de aquellas películas a través de algunos de sus representantes y darles voz, ya que normalmente no la tienen. En el fondo hacer un ejercicio de cinefilia nostálgica.

¿Qué criterios seguiste para seleccionar a los actores entrevistados (Charly Bravo, Mabel Escaño, Lone Fleming, Antonio Mayans, Ricardo Palacios y el desparecido Aldo Sanbrell)?:

En la idea original, ya que Contra el tiempo no es exactamente el documental que queríamos haber hecho, íbamos a contar con más actores: Antonio Pica, Frank Braña, Eduardo Fajardo, Mirta Miller, Claudia Gravi, Jack Taylor… El criterio fue intentar localizar a todos los actores de aquella época, actores de reparto, y lo cierto es que en 2009, que fue cuando empezó la preproducción, vivos no quedaban demasiados (hoy, desgraciadamente, menos). Contacté con muchos nombres que, por uno u otro motivo, declinaron participar.

Finalmente se quedaron los que están.

¿Cuál fue la razón por la que incorporaste a un actor no contemporáneo al resto como el fallecido en 2012 Fernando García Rimada?:

Como te decía, la idea original era algo diferente y Fernando solo iba a tener una pequeña intervención dentro de un elenco de unos 14 actores. Entonces quería mostrar cómo en 1992, un actor comienza su trayectoria de forma parecida a la de los actores de entonces: por la peculiaridad de su físico. Su primer trabajo, el de Fernando el Católico para 1492: la conquista del paraíso de Ridley Scott, lo consiguió por eso, por su rostro ciertamente particular.

Ahora, al reducirse el elenco tanto, Fernando toma más protagonismo.

¿Por qué elegiste al actor Antonio Mora como entrevistador?

También Mora iba a tener una intervención menor, únicamente como entrevistador de Fernando, al que conocía de haber trabajado con él en el teatro. Habíamos ideado una ficción y era que Mora se reencontraba con Fernando para pedirle fotografías para una exposición sobre actores malagueños que estaba preparando. Nada de esto pudo hacerse finalmente.

La película, debido sobre todo a la falta de financiación, tuvo que tomar otros derroteros después de la primera parte del rodaje, que se desarrolló en Málaga con la idea original (parte de ella puede verse en la película).

¿Cuáles fueron las anécdotas que más te impactaron durante las entrevistas?

Lo cierto es que ya conocía muchas de las historias de estos actores porque a algunos los conocía de antes, pero me han impresionado, sobre todo, aquellas historias ajenas al cine, que tienen más que ver con la vida personal de los actores, por ejemplo cuando Lone Fleming cuenta su aventura americana.

¿Qué aspectos te han llamado la atención de sus vidas actuales y de cómo han afrontado el paso del tiempo?

Creo que, en general, lo llevan muy bien, aunque me sigue sorprendiendo que la mayoría aún sienta la pasión por rodar, incluso los que ya no están (Aldo y Fernando) la sentían. Sé, no obstante, que a alguno de los actores le ha podido la nostalgia cuando han visto Contra el tiempo.

Me congratula, por ejemplo, que Lone Fleming haya vuelto al cine a raíz de este documental.

¿Qué ambiente se respiró cuando decidiste reunirlos?

Muy bueno, siempre muy bueno. Nunca hubo en el rodaje malos rollos, momentos de tensión, etc. Todos tenían ganas de aparecer en el documental y se portaron realmente bien.

¿Has seguido teniendo contacto con todos ellos después del rodaje?

Sí, sí, mucho, sobre todo porque estamos metidos de lleno en la promoción de la película y nos vemos para entrevistas o reuniones.

¿Qué opinaron sobre la película tras su visionado?

Lo cierto es que todos han quedado muy contentos, incluso la viuda de Aldo, Cándida, y los hijos de Fernando. Les ha gustado mucho el respeto y el cariño con el que se les trata.

¿Hubo muchos actores que se quedaron en el tintero a la hora de incluirlos en el film?

Como te decía antes, sí. Los mencionados, Pica, Fajardo, Braña, etc., y otros que no pudieron o no quisieron salir en la película.

¿Qué complejidades entraña la realización de un documental de cara a su producción y distribución?

Solo te puedo contar mi experiencia con Contra el tiempo y lo cierto es que, aunque parezca un documental fácil, ha sido realmente complicado llevarlo a cabo. Hay que agradecer la labor, extraordinaria, del equipo técnico, de primera: los directores de foto Jokin Pascual y Jesús Haro, el montador Jesús Ramé, el sonidista Antonio Bloch… Son profesionales y eso se nota. También el trabajo de mi hermana Dolores, que captó perfectamente la esencia de la película. Pero la producción ha sido muy difícil porque no nos han apoyado económicamente en ningún sitio y, por eso, hemos tenido que prescindir de hacer ciertas cosas, sobre todo ciertos viajes para poder entrevistar a esos actores que se quedaron fuera.

Tengo que aclarar que, si no hubiera tenido un productor tan cojonudo como Carlos Taillefer, estoy convencido de que Contra el tiempo se hubiera ido al garete. Él ha hecho realidad la Utopía que da nombre a su productora.

¿Está prevista su distribución en formatos domésticos y su emisión por televisión de pago o en abierto?

Claro. Carlos está en ello y esperemos que se materialice a lo largo de este 2013. ¡Estamos abiertos a todas las televisiones! ¡Que nos llamen! De momento se puede ver, por solo 2,95, en la plataforma legal Filmotech.

Contra el tiempo

¿Te gustaría realizar una secuela centrada en intérpretes que no has podido entrevistar como Helga Liné, José Lifante, Michael Coby (Antonio Cantafora), Alexandra Bastedo o Dan Barry “el Conan español”?

Hombre, me encantaría, claro, y, de hecho, alguna idea hay por ahí, pero no puedo decir nada más.

¿Crees que es necesario homenajear y dar a conocer el trabajo de otros actores ya fallecidos como Soledad Miranda, Ajita Wilson, la malograda Sandra Mozarowsky, Howard Vernon, Mabel Karr, Narciso Ibáñez Menta, Maria Perschy, David Carpenter (Domingo Codesio Hernández), Víctor Israel, Ingrid Pitt, Frank Braña, Lina Romay o Patty Shepard?:

Por supuesto, Víctor Israel tiene ya un documental extraordinario, pero todos ellos se lo merecen. También forman parte de nuestro cine, del cine.

Dentro de los directores de cine fantástico español de los 60, 70 y 80 encontramos a Narciso Ibáñez Serrador, Jesús Franco, Paul Naschy, Carlos Aured, León Klimovsky, Jordi Grau, Eugenio Martín, Juan Piquer Simón o Amando de Ossorio, entre otros muchos. ¿Cuál es tu favorito?:

Uff, me lo pones difícil. De cada uno me gusta algo, pero me interesan especialmente Ibáñez Serrador, Grau y Eugenio Martín.

El precedente de todos ellos fue Edgar Neville ¿Qué opinas de sus películas?:

¿De Edgar Neville? Pues que fue un director extraordinario, pero no solo en La torre de los siete jorobados (1944); Neville es uno de nuestros grandes cineastas, desgraciadamente de nuevo no tan recordado como se merece.

¿Podrías contarnos algo sobre actores totalmente desaparecidos de la vida pública como George Martin, Dyanic Zurakowska, Ian Sera, Fernando Bilbao, Cristina Galbó o Helen Harp (María Teresa Arpón)?

Pues no sé mucho. George Martin creo que vive en Estados Unidos. Seguro que de esto sabe más que yo Carlos Aguilar, por cierto uno de mis referentes.

¿Te sorprendió que nominasen Contra el tiempo en la categoría de Mejor documental para la próxima entrega de los Goya?:

En cierta medida, sí, sobre todo por lo que te dije antes, porque es un documental modesto, absolutamente independiente, y que la Academia lo haya valorado no deja de ser una sorpresa. También porque estos actores estaban un tanto olvidados y me ha gustado mucho, incluso emocionado, que se les haya tenido en cuenta. Para mí la nominación, y el Goya si nos lo dieran, es un reconocimiento de la profesión a estos actores y a la labor de un productor muy valiente.

¿Has podido ver el resto de documentales que compiten en la categoría?

Si te digo la verdad, como sé que son tan buenos, aún no me he atrevido a verlos… Los tengo ahí, pendientes…

¿Has asistido al rodaje de la película española Wax, con Jack Taylor y que ha supuesto el regreso de Lone Fleming a la gran pantalla?:

Me hubiera gustado y así se lo expresé a Víctor Matellano, pero cuando lo hice estaban en Barcelona y no pudo ser. Le deseo la mayor de las suertes a Víctor porque sé que es también un apasionado de los géneros y de estos actores de entonces.

Es muy bonito lo que ha hecho, recuperar a Mayans y a Fleming (Taylor lleva ya años “recuperado”). Creo que en nuestro cine no somos tan agradecidos como los americanos, que suelen recuperar para pequeños papeles o cameos a las estrellas de entonces (Tarantino sin ir más lejos). A mí me hubiera gustado ver un cameo de Lone, de Aldo, de Bravo, de Mayans, en alguna de las películas de género que se han rodado en los últimos años en nuestro país. Matellano sí lo ha hecho.

 ¿Cuáles son tus próximos proyectos cinematográficos y literarios?

Ains, de esto no puedo decir nada… Haberlos haylos, como las meigas, pero nada más.

Y para concluir, ¿tienes algo que añadir a la entrevista?

Que muchas gracias por la difusión, nada más, porque una película modesta como la nuestra necesita de todo tipo de apoyos. Ah, ¡y que vean la peli en Filmotech!

Jose Manuel Serrano Cueto es autor de varios libros cinematográficos como Gaditanos en el cine -y Cádiz como plató– (Muestra Cinematográfica del Atlántico, Cádiz, 2001), Malagueños en el cine (Festival de Cine Español de Málaga, 2003), Aldo Sambrell, la mirada más despiadada (Confesiones de uno de los malos del cine español) (Fancy, Valladolid, 2003), De lo fantástico a lo real. Diccionario de la ciencia en el cine (Nivola, Tres Cantos, Madrid, 2003), Ava Gardner. De la A a la Z (Jaguar, Madrid, 2007), De monstruos y hombres. Los reyes del terror de la Universal (Madrid, T&B, 2007), Horrormanía. Enciclopedia de cine de terror (Madrid, Alberto Santos, 2007), Zombie evolution (T&B, Madrid, 2009), Vincent Price. El villano exquisito (T&B, Madrid, 2011) y Tod Browning (Madrid, Cátedra, 2011).

Ha colaborado (o colabora) en revistas como Interviú, Man, Muy Interesante Junior, GQ, Integral, Más allá de la Ciencia, AÑO/CERO, GEO, Primera Línea, Enigmas, Scifiworld… Como realizador ha dirigido el cortometraje Río seco (2006) y el documental Contra el tiempo.

Contra el tiempo