Crítica: SKYFALL el 007 con Daniel Craig y Javier Bardem

0
630

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/05/tumbaabierta_007_skyfall_teaser_poster.jpg

Género: Acción | Aventura |Thriller
País: Reino Unido | Estados Unidos
Año: 2012
Duración: 143 mins.
Fecha de estreno Reino Unido: 26 de Octubre de 2012
Fecha de estreno España: 31 de Octubre de 2012
Web:www.skyfall-movie.com

Dirección – Sam Mendes | Guión – Neal Purvis, Robert Wade, John Logan | Producción – Barbara Broccoli |Fotografía– Roger Deakins | Música – Thomas Newman

Reparto: Daniel Craig (James Bond), Javier Bardem (Raoul Silva), Judi Dench (M)

La llegada de un nuevo título del agente 007 a la cartelera suele generar revuelo entre los seguidores y expectación entre el publico general, pero en el caso de Skyfall además hay que añadir la celebración del 50 aniversario de James Bond en las pantallas, y el abrumador equipo seleccionado para llevar a buen puerto este proyecto. Tan solo el hecho de elegir a Sam Mendes ya implica contar con sus habituales en algunos de los departamentos más críticos, como el de fotografía o banda sonora. Pero quizá el elemento más perturbador y a la vez más interesante es el hecho de contar con Javier Bardem para interpretar a uno de los villanos más inquietantes de la saga.

La historia se aparta levemente de la tradición del villano megalomaníaco para adentrarse en los oscuros pasadizos subterráneos de la venganza. El film se desarrolla más como un film de intriga que como uno de aventuras y aunque no está en absoluto exento de momentos explosivos, aquellos que busquen ese subidón de adrenalina al que nos tienen acostumbrados las Misiones Imposibles o los Bournes, podrán verse levemente decepcionados. Desarrollando la premisa iniciada en Casino Royal y Quamtum of solace, Skyfall continua indagando en el personaje protagonista, haciéndolo más humano y a la vez conduciéndolo hacia terreno conocido. No olvidemos que la primera película de Daniel Craig hizo las veces de reboot para una franquicia que comenzaba a repetirse a pesar de los cambios de actor y los intentos de modernización. Como ha demostrado Christopher Nolan, el cambio para ser efectivo debe etar relacionado con el tono y no con la forma. Además este nuevo título cumple también con la necesidad de celebrar estos 50 años, con lo que no se han escatimado guiños al resto de la saga que harán las delicias de los seguidores del personaje.

skyfall

La película tiene una duración de 143 minutos que se aprovechan para dar al espectador un espectáculo contenido, si nos regimos por los cánones del actual cine de acción, pero que podemos emparentar fácilmente con un cine de mayor calado. Cualquier elemento que se elija del film está cuidado con un gusto esquisto, lo que hace que Skyfall sea un deleite para los sentidos desde su primer fotograma. El trabajo brillante del director con los actores no hace desmerecer en absoluto el manejo de la cámara en las escenas más técnicas. Sin entrar a valorar los grandes momentos de acción, que están a la altura de lo mejor de estos 50 años, destaca la pericia y el buen hacer a la hora de trasladar al espectador información especifica y necesaria para entender lo que ocurre en pantalla. La utilización de las miradas, los encuadres con referencias de situación o los muy medidos planos de establecimiento son solo algunos de los mecanismos que Mendes utiliza con la precisión de un relojero para ofrecerle a su montador el trabajo prácticamente acabado.

Mención a parte merece el trabajo de Javier Bardem y su brillante caracterización. Su mal criticado look no es más que una pequeña parte de la increíble transformación del actor, que con sus medidos gestos y precisos devaneos, consigue crear una irresistible incomodidad que ayuda a componer así uno de los villanos más inquietantes de toda la saga. Judi Dench alcanza a Roger Moore en el número de films en los que aparece y esto la convierte en una especie de garante de la franquicia que con su simple presencia ya consigue darle la elegancia y el poderío necesario al film. Nuevas incorporaciones como las de Naomie Harris, Ben Whisaw o Ralph Fiennes son ejemplos claros del cuidado que se ha puedo en arropar al no siempre efectivo Daniel Craig.

Con las miras puestas ya en el futuro del personaje, es de recibo incluir Skyfall en lo mejor que nos ha dado la saga Bond en su ya longeva existencia fílmica. Felicidades James, estás mejor que nunca.