CRÍTICA: SERIE “CONSTANTINE” (2014) (EPISODIO PILOTO)

0
516

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2014/11/tumbaabierta_constantine_poster.jpg

Género: Fantasía | Terror | Serie de televisión.
País: Estados Unidos
Año: 2014
Duración: 44 mins.
Fecha de estreno en Estados Unidos: 24 de octubre de 2014.
Web: www.nbc.com/constantine

Dirección – Neil Marshall |Producción – Daniel Cerone, David S. Goyer y Dieter Ismagil |  Guión – Daniel Cerone, Jamie Delano y David S. Goyer, basado en el personaje de DC Cómics creado por Alan Moore en 1985 | Montaje – Avi Youabain | Fotografía – Romeo Tirone.

Reparto: Matt Ryan (John Constantine), Harold Perrineau (Manny), Charles Halford (Chas Chandler), Angélica Celaya (Zed Martin), Lucy Griffiths (Liv Aberdine), Miles Anderson (Dr. Roger Hutton), Julia Lehman (Talia) y Jeremy Davies (Dr. Ritchie Simpson).

Para la temporada 2014-2015 Constantine nos llega como una de las nuevas apuestas de la NBC. Esta la adaptación televisiva del popular personaje DC Cómics/Vertigo, ha sido promocionada por sus creadores como una versión más fiel al cómic original que la cinematográfica que protagonizó Keanu Reeves a las órdenes de Francis Lawrence en 2004.

Constantine

El episodio piloto nos muestra a John Constantine (el galés Matt Ryan) recién salido de su último tratamiento en un psiquiátrico después de afrontar un traumático caso.

Durante  una de sus investigaciones relacionada con Jasper Winter, un amigo del pasado ya fallecido y que tenía  capacidades para comunicarse con lo muertos, acaba descubriendo que Liv Aberdine (Lucy Griffiths), la hija de este último, también posee este mismo don, y por ello es un peligro para las fuerzas oscuras. Con el objetivo de proteger a la joven, nuestro protagonista la invita a ejercer como ayudante junto al taxista inmortal Chas Chandler (Charles Halford), su más antiguo hombre de confianza.  Al mismo tiempo, Constantine también es ayudado por el doctor experto en metafísica Ritchie Simpson (Jeremy Davies), y por si no tuviera suficiente, se cruza con Manny (Harold Perrinau), un particular y siniestro ángel guardián (personaje inventado para la serie, pero que encaja dentro del universo del personaje).

La serie acierta en este primer capítulo gracias a la estupenda caracterización e interpretación de Ryan, que hace suyo el personaje conservando la incorrección, el cinismo y la astucia del mismo.

Por otra parte, también cabe destacar su cuidada atmósfera, con una adecuada fotografía oscura y correctos efectos visuales (incluyendo la aparición del demonio Nergal) y guiños para los aficionados (la aparición del yelmo de Dr. Fate).

Respecto a su guión, se asemeja a las historias originales, aunque al ser una serie de la NBC  se suavizan algunos aspectos sórdidos, y han censurado que pueda verse fumando (algo fundamental en sus historias y que provocaba su cáncer de pulmón), pero por otra parte lo vemos apagando cigarrillos y portando su mechero.

Después de algunas modificaciones en este primer episodio, en la versión que se emitirá finalmente por televisión, el personaje de Liv (también inédito en los cómics) dejó de ser fijo y la actriz Lucy Griffiths salió de la serie tras este capítulo inicial, al tiempo que fue reemplazada por Angélica Celaya como Zed Martin, un personaje que sí proviene del universo del cómic y que se convierte en una de las novias de Constantine.

Constantine