Crítica: “REC 3 GÉNESIS”

0
118

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/03/tumbaabierta_REC-3.jpg

Fecha de estreno en España: 30 de marzo de 2012
Género: Terror – Comedia
País: España
Año: 2012
Duración: 119 mins
Web: www.recoficial.com

Dirección – Paco Plaza | Guión – Paco Plaza, Luiso Berdejo | Producción – Julio Fernández | Fotografía – Pablo Rosso | Montaje– David Gallart | Música– Mikel Salas
Reparto: Leticia Dolera (Clara), Diego Martín (Koldo), Ismael Martínez (Rafa), Javier Botet (Niña Medeiros)

La aclamada saga REC suma una nueva entrega para regocijo de los seguidores que tiene por todo el mundo. En este caso se deja atrás la estética cámara en mano para recuperar un estilo más clásico, eligiendo ademas la boda de los protagonistas como marco para un gore divertido y una buena dosis de aventura.

Mi problema con la saga REC ha sido siempre el de las oportunidades perdidas. Partiendo de conceptos con mucho potencial rara vez se ha consumado con gracia. Soy de los que piensan que la narración subjetiva debe estar justificada más allá de la supuesta experiencia inmersiva que pueda suponer, tal y como viene ocurriendo con la desproporcionada oferta actual de cine en tres dimensiones. Partiendo de esa base, este nuevo episodio es todo un paso adelante en el que somos testigos de como se le da la alternativa a la narración tradicional gracias a la decisión de Paco Plaza de saltarse a la torera las normas de la franquicia como muestra de rebeldía ante un formato encumbrado por él mismo en las dos anteriores entregas.

Uno de los grandes hallazgos de esta tercera parte es enclavar el esperado festival de sangre y vísceras en uno de los eventos de sordidez celtiberica por excelencia. La boda en este país, más que una conmemoración de la unión de dos personas, es una fiesta de la laca, los puros a destiempo y las borracheras aceleradas. El caos del baile y la barra libre es excepcionalmente acertado para dejar campar a sus anchas un puñado de infectados, zombis o alimañas rabiosas aleatorias, para quitarle la tontería de una vez a la pesada de la tía Gertrudis. En este caso veremos desfilar por la pantalla todos y cada uno de los prototipos de personajes clásicos de estos saraos, lo que hace que desde el primer fotograma nos metamos de lleno en situación, por ser cómplices de por lo que hemos pasado todos, y no por esos primeros minutos de cámara subjetiva.

Quizá más aquí que en sus predecesoras se ha apostado por el humor, lo que emparenta al film con clásicos como Terrorificamente Muertos o más concretamente con esa joya que es Braindead. Quién llegue con ojos nuevos y sin demasiado bagaje a REC 3, va a poder disfrutar de lo lindo en cuanto a la charcutería se refiere, pero el avezado consumidor de cine de género podrá ir contando las referencias sin demasiado problema, lo que es una verdadera lastima sin pensamos lo creativo que se puede ser en lo que a acabar con zombis se refiere. Otro problema que entronca directamente con mis problemas con la saga, es la cantidad de buenos personajes que una vez han visto cumplida su misión, desaparecen de la manera más inmisericorde, algunos incluso con una muerte en off que parece más un plan de ahorro que una decisión estética. El espectador verá con lastima como no va a serle posible dar un último adiós digno a grandes secundarios como el camarero escudero, el animador infantil o el genial señor de la libreta. Como digo, oportunidades desaprovechadas todas ellas.

El buen rato que hace pasar 3 Génesis depende de la predisposición a pasarlo bien con la que se acuda a la sala, y si son las mismas ganas de fiesta que hay en las bodas, la diversión está más que asegurada.