Crítica: “Posesión Infernal” el remake de “Evil Dead”

0
344

Género: Terror
País: EEUU
Año: 2013
Duración: 91 mins.
Fecha de estreno en EEUU: 05 de abril de 2013
Fecha de estreno en España: 05 de abril de 2013
Web: sites.sonypicturesreleasing.es/sites/evildead

Dirección – Fede Álvarez | Guión – Rodo Sayagués, Fede Alvarez, Diablo Cody,Sam Raimi | Producción – Bruce Campbell, Sam Raimi, Robert G. Tapert | Montaje – Bryan Shaw | Fotografía – Aaron Morton | Música – Roque Baños

Reparto: Jane Levy (Mia), Shiloh Fernandez (David), Lou Taylor Pucci (Eric), Jessica Lucas (Olivia), Elizabeth Blackmore (Natalie)

Intentar actualizar un clásico del cine de terror como Posesión Infernal es todo un reto. Por un lado hay que  igualar el mismo efecto que Sam Raimi lograra en el público, con tan solo un puñado de amigos, muy poco dinero y mucha imaginación, allá por 1981. Por otro, hay que conseguir atraer a las nuevas generaciones sin olvidar al fan del original para apelar así a la audiencia más amplia posible. El director Fede Alvarez ha logrado horrorizar y entretener, no sin cometer algún error por el camino.

Aunque la saga Evil Dead terminara convirtiéndose en un divertimento claro reflejo de las ganas de cachondeo de sus creadores, no hay que olvidar que el film original cogió a todo el mundo por sorpresa y se convirtió, gracias a los festivales y sobretodo al vídeo, en un clásico del cine de terror, que sorprende todavía hoy por la crudeza y la mordacidad de sus imágenes. Según palabras de Bruce Campbell, productor ahora de esta nueva encarnación, esto es lo que en su día hubieran querido lograr, pero hecho con dinero y con buenos actores.

Si bien es cierto que la mala leche se conserva intacta, quizá se haya perdido frescura en la propuesta. Se le ha dado un aire tan serio a la historia para justificar la presencia de esas dos parejas de jóvenes y de la amiga con problemas en la cabaña del bosque, que a pesar de lo impactante de las imágenes, se echa en falta el factor lúdico y nos queda como resultado una cinta demasiado formal cómo para ser disfrutada a pesar del festival de charcutería que se nos propone.

Continuos guiños al original juegan con el seguidor de la saga sin por ello sacarle de la película e incluso los momentos más celebrados siguen presentes aquí sin resultar en ningún momento impostados. Cómo queda patente en los distintos avances del film, se ha logrado un nivel de crudeza en las atrocidades mostradas en pantalla, que lograrán hacer retorcerse en la butaca al espectador más curtido y es que el aspecto visual es si cabe lo más interesante del film, a pesar de incluir numerosos elementos extraídos directamente de su predecesora.

Se echa en falta un protagonista más definido al que acompañar durante todo el viaje ya que este tipo de historias en las que van cayendo todos  los personajes requiere que el publico pueda tener un referente al que ver peligrar. Aquí, un final realmente potente ve diluida parte de su fuerza precisamente por este problema.

Sin rivalizar con su predecesora, esta Posesión Infernal de 2013 contentará a todo tipo de público, siempre y cuando se vaya buscando una buena ración de casquería fina.