Crítica: “PET” de Carles Torrens

0
40

Género: Terror | thriller.
País: España–USA.
Año: 2016.
Duración: 94 minutos.

Dirección – Carles Torrens | Guión – Jeremy Slater | Producción – Nick Phillips y Kelly Wagner | Montaje – Elena Ruz | Fotografía – Timothy A. Burton | Música – Zacarías M. de la Riva.

Reparto: Dominic Monaghan  (Seth), Ksenia Solo (Holly), Jennette McCurdy (Claire), Da’Vone McDonald (Nate), Nathan Parsons (Eric), Janet Song (Señorita.Gundy), Denise Garcia (Britt), John Ross Bowie (Jessup) y Sean Blakemore (Detective Meara).

Para su segunda película tras el thriller sobrenatural Emergo (2011), el realizador catalán Carles Torrents se adentra en una historia de suspense rodada en Estados Unidos en lengua inglesa y con reparto internacional.

Seth (Dominic Monaghan) es un tímido empleado de una perrera municipal que subsiste con un sueldo miserable. Tras reencontrarse con la guapa Holly (Ksenia Solo), una de las alumnas más populares de su instituto y que ahora trabaja como camarera, comienza a acosarla con el fin de pedirle una cita. Aunque ella lo rechaza varias veces, Seth decide secuestrarla y encerrarla en una celda que se encuentra oculta en una zona no utilizada de la perrera.

El film tiene su mayor acierto en su atmósfera malsana y desagradable, así como en las veraces interpretaciones de su adecuada pareja protagonista (Monaghan interpreta a un psicópata de manual, mientras que Solo encarna a un personaje mucho menos vulnerable y más retorcido de lo que parece en un principio, y al mismo tiempo, ambos que son capaces de reflejar con acierto la extraña relación que los une).

En lo relativo al guion, aunque en ocasiones algunos giros argumentales resultan algo forzados, consigue mantener el interés y no cae en los tópicos y las trampas más fáciles y previsibles del género, de hecho, es meritorio que en su final se aleje totalmente de lo planteado en otros films con premisas similares como El coleccionista (William Wyler, 1965) o Átame (Pedro Almodóvar, 1990).