Crítica: KUNG FU PANDA 2

0
294

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2011/05/tumbaabiertakung-fu-panda-poster.jpg
Fecha de estreno es España:
19 de marzo de 2011
Género: Animación, Aventura
País: Estados Unidos
Año: 2011
Duración: 90 mins

Dirección – Jennifer Yuh Guión – Jonathan Aibel, Glenn Berger Música – John Powell, Hans Zimmer

Reparto: Jack Black, (Po) Angelina Jolie (Tigresa), Gary Oldman (Shen), Seth Rogen (Mantis)

Sin lugar a dudas Kung Fu Panda 2 es la primera película realmente espectacular de la temporada estival. Piratas 4 sabía a más de lo mismo y Thor se quedaba a medio gas y aquí sin embargo encontramos un magnifico desarrollo visual y un guión a la altura de Cómo entrenar a tu dragón, la última película de animación de Dreamworks que destacó por encima de la producción habitual del estudio.

Lo primero que llama la atención es el equilibrio encontrado entre los personajes secundarios y el protagonista. Aquí los cinco furiosos disfrutan de más tiempo en pantalla que en la primera parte y en mayor o menor medida cada uno tiene su pequeño momento. La película homenajea a sus influencias con pequeñas referencias a los videojuegos, al manga o incluso al cartoon más clásico, que le sirven para congraciarse con el público más adulto, haciendo que el producto sea disfrutable por toda la familia. El viaje del personaje de Po resulta interesante y toca temas quizá ya vistos en otras obras pero aquí son abordados de una manera interesante y valiente.

El excelente uso de las tres dimensiones me obliga a recomendar su visionado en este formato. El resultado es excelente y funciona incluso en los pasajes del film realizados a base de dibujos planos o de sombras chinescas, como en la espectacular escena de créditos que deslumbra ya desde el logo del estudio. Si ya la primera parte llamaba la atención por su acertado colorido y su cuidado diseño, aquí se ha conseguido incluso mejorar en ese aspecto con unos nuevos personajes muy llamativos de los que destaca el villano, un pavo real al que pone su voz un Gary Oldman en estado de gracia y que dejará con la boca abierta a los más escépticos en unas escenas de lucha sobresalientes.

El film cuenta con las suficientes escenas de acción para tener al público al filo de la butaca durante casi todo el metraje ya que son pocos los respiro que la cinta le da al espectador. A pesar de que narrativamente las escenas más movidas son impecables, queda la sensación de que en un segundo visionado serán más los detalles visuales en los que se podrá reparar y eso hace crecer cualquier película. Las peleas, como no podría ser de otra forma, son impresionantes, tanto por las coreografías como por la manera en la que se muestran en pantalla.

El único punto flaco del film es su guión, demasiado previsible una vez mostradas las líneas generales por las que va a discurrir. Ese sin duda sigue siendo el talón de Aquiles de las películas de animación de Dreamworks y el escalón por ascender en la carrera por igualarse con los maestros de Pixar.

Kung Fu Panda 2 es un film muy disfrutable, muy divertido y a la vez un espectáculo audiovisual en toda regla que tendrá 90 minutos a toda la familia con una sonrisa en la boca y les hará salir del cine repartiendo golpes a diestro y siniestro. Auguro un aumento en las matriculaciones en Karate para la temporada que viene.